Cultura

ENTREVISTA// FESTIVAL DE ARTES ESCÉNICAS EL CRUCE

Caminando la improvisación en danza

La bailarina Judith Sánchez Ruiz (Cuba) y el bailarín Edivaldo Ernesto (Mozambique) participaron en el Festival El Cruce de Rosario y se encuentran en Buenos Aires. Presentan la obra “Noise” el miércoles 30 de noviembre en el Portón de Sánchez.

Silvana Safenreiter

Enviada especial al Festival de Artes Escénicas

Miércoles 30 de noviembre | 11:18

En el marco de la presentación en el Festival El Cruce Rosario dialogamos con ambos artistas sobre su trabajo y visión de la danza contemporánea.

Cuentan con una profunda formación y amplia trayectoria artística. ¿Cómo comienzan a trabajar juntos?

Nos encontramos en New York en Enero 2010, con Soul Project de David Zambrano de gira, luego nos vimos en Costa Rica, y luego un año después me mudaba de New York a Berlín a trabajar con Sasha Waltz & Guest (compañía dirigida por destacada coreógrafa y bailarina), donde Edivaldo llevaba varios años trabajando, y así nos pusimos a crear una pieza llamada, “There is a name for it”, que estuvo durante 2013 y 2014 por diferentes ciudades y festivales.

¿Qué caracteriza su estilo dentro del mundo de la danza?

Es difícil de categorizar, yo diría que es dentro de la danza contemporánea, porque sale del presente que vivimos, del día a día. Pero nuestro trabajo viene principalmente de investigar, de un proceso arduo de ir lo más profundo que podamos dentro de lo que buscamos.

¿Por qué la improvisación?

Edivaldo Ernesto: Porque es un lugar donde encuentro libertad para exponer todo lo que mi imaginación propone, y es un mundo donde puedo crear y transformar.

Judith Sánchez Ruiz: En particular para mí después de tantos años de bailar profesionalmente, la improvisación hoy es un lugar donde puedo ser mejor bailarina, la improvisación me inquieta y sorprendente. Me estremece y conmueve, me hace estar viva a 100, delante de la audiencia observadora. Y tomo de ellos mientras me observan, y a su vez, creo desde esa tensión.

En “Noise” vemos improvisación, de conjunto con la utilización de objetos y por momentos fuertemente la respiración. ¿Como fue el proceso de creación de esta obra?

Primero salió la invitación desde SEAD (Academia de danza experimental de Salzburgo), la directora Susan Quinn donde Edivaldo estaba trabajando en Febrero cuando organizaban el Festival, y yo estaba invitada a la escuela justo en la fecha cuando se efectuaría en Octubre. Entonces así surgió la posibilidad de colaborar otra vez. Primero buscamos el título, “NOISE”, después vino la idea de usar una mesa, como símbolo de lo establecido; y los periódicos, después llegamos al ensayo, y nos sentamos de esta manera, y allí comenzó la descripción de la pieza….

La improvisación es lo mas vivo y espontáneo de presentar en un tiempo que todo es rápido y acelerante sin mucha profundidad en la sociedad en que vivimos.

Judith, contános como fue formarse artísticamente en un país como Cuba. ¿Hay algunas palabras que quieras agregar en este momento en particular que atraviesan?

Bueno primero, enviarle un abrazo a mi madre y mi familia quien sé muy bien lo que les duele la muerte de Fidel. Mi madre siempre pensó con su corazón grande y liviano de obrera, que Fidel la hizo, le dio importancia, le permitió dejar de ser invisible en una sociedad racista como la anterior a la revolución. Yo no dejo de ver y denunciar lo que es necesario de Cuba. Cuba es de los cubanos, y unidos la llevaremos al lugar que necesita ir económica, política y socialmente.

Después de viajar por todo el mundo, en los 20 años que llevo sin vivir en la isla tengo que apreciar, y valorar que jamás hubiera llegado a donde he llegado si no hubiera sido por lo inculcado en la sociedad en que crecí, valores de ser mejor, cada día incansablemente, valores de tener opinión propia sobre las cosas, y poder de decisión. Todo esto y mucho más me ha dado la persona en que me convertí, y no lo hice sola, tuve influencias memorables de grandes maestros y artistas de Cuba cuando esto sucedía. Y sé la diferencia.

¿Cómo fue la experiencia de participación en el Festival El Cruce y que perspectivas ven dentro en la danza local?

Fue maravilloso, recibir la invitación del Festival el Cruce, y contar con el apoyo inmediato de Martín Piliponsky en Buenos Aires para organizar estos talleres y funciones.

En Rosario, la experiencia del Festival fue muy linda. Mucho trabajo y mucho amor por la danza. Hay muchas ganas, como profesores necesitamos más tiempo, para dar aún más, y poder contribuir a una mayor calidad en energía y entrega al trabajo.

“Noise” se presenta con una única función el miércoles 30 de noviembre a las 21:30hs en El Portón de Sánchez.

Creación y Danza: Judith Sánchez Ruíz & Edivaldo Ernesto

Música DJ THOMAS

Diseño de Luces: Eduardo Abdala

+ información

www.vimeo.com/judithsanchezruiz
www.facebook.com/jusaruberlin
www.facebook.com/edivaldo.ernesto




Temas relacionados

Festival Argentino de Artes Escénicas   /    Danza contemporánea    /    Danza   /    Revolución cubana   /    Rosario   /    Festival   /    Cuba   /    Cultura

Comentarios

DEJAR COMENTARIO