Política

PROVINCIA DE BUENOS AIRES

Cambiemos y el kirchnerismo intentarán cazar los votos del tercio que no los votó

En la provincia de Buenos Aires, luego de las PASO, el macrismo busca avanzar sobre la base de Massa. Unidad Ciudadana intentaría con el espacio de Randazzo.

Martes 15 de agosto | 11:41

En política, aparentar es crucial

En la noche del domingo, cuando todavía faltaba mucho para que finalizara el escrutinio provisorio de la provincia de Buenos Aires, el macrismo salió con un discurso ganador, apoyado en los medios afines, proyectándose como la principal fuerza política del país. Lo hizo, es cierto, sobre la base de buenos resultados en la Ciudad de Buenos Aires y en la provincia de Córdoba, entre otros distritos.

Pero en la frialdad de la matemática pura, aparentar no es suficiente. El macrismo tiene ahora la urgencia de asegurar que parte de los dos tercios que no los apoyaron en Buenos Aires, lo hagan.

Te recomendamos: Cambiemos: triunfo nacional y polarización en la provincia más importante

Polarización y voto útil, las dos caras de la estrategia oficial

La estrategia a la que volverá el macrismo -según señalan ya analistas y voceros- para las generales de octubre pasará otra vez por la polarización con Cristina. En este caso, el “voto útil” será parte fundamental de ese discurso.

Convencer a los votantes que eligieron al frente 1País para restarle la mayor cantidad de votos, es un botín que le podría permitir a Cambiemos alzarse con el triunfo en octubre.

La tercera sección de la Provincia de Buenos Aires, en el marco de esta estrategia oficialista, será importante. Allí Unidad Ciudadana logró el triunfo y Massa obtuvo buenos números.

El macrismo también apuesta a los que directamente no fueron a votar. La participación fue del 75% y esperan que para las generales aumente. Desde el oficialismo se cree que estos votos son más propios que ajenos.

María Eugenia Vidal, hoy por hoy la figura con mayor imagen positiva dentro del macrismo, seguirá siendo el caballo de batalla principal para la contienda y todo indica que se calzará la campaña al hombro.

De hecho en el discurso en el bunker el mismo domingo, la gobernadora apuntó a quienes “no los habían acompañado”.

Te puede interesar: Todo por los porotos (o cómo seguir polarizando)

Cristina y el “freno a Macri”

Si el macrismo se esperanza con los votos massistas, lo mismo ocurre con el kirchnerismo con los votos randazzistas, que según sus cálculos, le permitirían ganar los cuatro puntos necesarios para la victoria en Buenos Aires en octubre.

Desde el círculo cercano a la expresidenta consideran que la campaña moderada, puesta únicamente en el eje económico general, que se condensó con el slogan “¿nos está yendo bien?”, pareciera ser suficiente para ahora. Sin embargo, creen que para octubre es necesarios salir con “más propuestas” y reforzar su antimacrismo. La polarización del lado kirchnerista de la política, también jugará un rol preponderante en la estrategia para ganar.

Massa y una avenida más angosta

Sergio Massa y Margarita Stolbizer fueron parte de los perdedores de estas lecciones de medio término. En las últimas semanas previas al domingo, los candidatos de 1País pisaron el acelerador y salieron con una campaña más agresiva que sus contrincantes intentando asegurar su “tercer espacio” en la política nacional, pero Massa terminó perdiendo alrededor de 4 puntos de lo que había conseguido en 2015.

La extrema polarización que impuso el macrismo en la provincia terminó por comerse parte de su espacio y lo alejó al tigrense del objetivo de consolidarse como la oposición real al oficialismo. Si la campaña del voto útil funciona, lo más probable es que 1País no mejore para octubre.






Temas relacionados

Elecciones 2017   /    María Eugenia Vidal   /    Margarita Stolbizer   /    Macrismo   /    Mauricio Macri   /    Buenos Aires   /    Florencio Randazzo   /    Cristina Fernández de Kirchner   /    Sergio Massa   /    Política

Comentarios

DEJAR COMENTARIO