Sociedad

EDUCACIÓN

Cambiemos lleva la “meritocracia” a las escuelas

Vidal lanzó el programa “Abanderados” para incorporar a la función pública a los alumnos “que más se hayan esforzado”. Dos días antes se realizaba un paro docente en toda la provincia y se conocía que 11 mil chicos se quedaron sin vacantes escolares en CABA.

Jueves 14 de julio | Edición del día

Estudiando… ¿por un sueño?

“El esfuerzo es un valor que se aprende en casa y se transmite desde la escuela y desde el Gobierno”. Con esa frase, María Eugenia Vidal lanzaba el programa “Abanderados” en la escuela N° 9 de Fátima (Pilar). El mismo, que regirá a partir de 2017, consta del empleo en el Estado de los 25 “mejores” egresados de las escuelas secundarias del Conurbano.

El proceso de selección involucra varias etapas, cual “carrera de talento” o competencia televisiva. En primer lugar, se elegirá un representante por distrito, a partir de lo cual quedarán 135 “finalistas”. Posteriormente, un jurado “de Honor” presidido por Alejandro Finocchiaro -director de Educación y Cultura bonaerense- seleccionará a los 25 “ganadores”.

Esta concepción “meritocrática” de la educación no es novedosa. De hecho, casi simultáneamente al plan de Vidal, Macri lanzaba el “Compromiso para la Educación”, denunciado por muchos docentes por el carácter punitivo y antidemocrático de sus evaluaciones, coherente con los objetivos políticos que persigue.

“Vamos a transformar nuestras escuelas en verdaderas fábricas de sueños”, exhortaba -¿casualmente?- el presidente en su acto.

El “mérito” de pertenecer

Vidal remarcó: “a los abanderados hay que darles un lugar en el Estado, los queremos en nuestro equipo, trabajando con nosotros”. Curioso, cuando forma parte de una gestión que atacó desde el primer día a los trabajadores estatales, tildándolos de “ñoquis” y despidiendo a mansalva.

La educación pública, por otro lado, no corrió mejor suerte con este gobierno. Escuelas que se caen a pedazos, sin calefacción y sin comida para los niños, son sólo algunos de los problemas. Un día antes de que la gobernadora lanzara “Abanderados”, los docentes paraban en toda la provincia por reclamos salariales. Tampoco podemos obviar que miles de niños y adolescentes no consiguen vacantes para estudiar. Sólo en la CABA se sabe que fueron 11 mil chicos que se quedaron sin vacantes.

Te puede interesar: CABA: más de once mil chicos sin vacantes, el PRO lo reconoce en julio

En su anuncio, Vidal jamás esclareció qué clase de empleo se otorgaría a los egresados. Desde su equipo sólo advirtieron que éstos serán de seis horas y que “tendrán que ver con la formación y la especialidad que traigan desde su escuela y con el proyecto de vida que planeen” los egresados. Además, plantearon que “el salario dependerá del puesto que ocupen”. Esta ambigüedad resulta peligrosa por parte de una administración que ha hecho un enorme negocio a partir de la precarización de la juventud, con convenios con empresas como Mc Donald’s.

Como si fuera poco, desde la cartera educativa indicaron que no se elegirá sólo a los mejores promedios, sino a los que se hayan “esforzado por mejorar”. Y pusieron como condición que los “seleccionados” vayan a la Universidad. Ésta no es una realidad posible para millones de jóvenes que terminan el secundario y deben trabajar tiempo completo, para poder afrontar los altos costes de vida. Algo cada vez más difícil con los tarifazos aplicados por el gobierno.

Los anuncios de Vidal y Macri, en definitiva, no pretenden resolver ninguno de los problemas estructurales de las escuelas. Por ello, desde el Frente de Izquierda insistimos en que se declare urgentemente la Emergencia educativa. A su vez, apoyamos y participamos de todos los paros, movilizaciones y reclamos de estudiantes, trabajadores auxiliares y docentes. Porque sabemos que la lucha es el único camino para enfrentar el ajuste y la mercantilización del la educación que pretende llevar adelante Cambiemos.




Temas relacionados

Cambiemos   /    Educación   /    Sociedad   /    Política

Comentarios

DEJAR COMENTARIO