Mundo Obrero

JUJUY

Cambiemos hace de Jujuy un laboratorio de la reforma laboral

Despidos a cambio de supuestas inversiones, pérdidas de conquistas laborales y más empleo precario conforman la agenda oficial contra los trabajadores.

Gastón Remy

Docente universitario | Facultad Cs. Económicas UNJu

Jueves 3 de agosto | 10:19

En el acto de campaña de ayer el presidente Macri hizo olas de los brotes verdes, algo que sólo su equipo de analistas amigos convocan a creer porque tienen muy poco que se pueda ver.

Te puede interesar: Brotes verdes, ¿realidad o marketing electoral?

Desde el escenario ubicado en la “Federación Gaucha” de la capital jujeña, el discurso oficial recordó a las “mafias de los juicios” haciendo responsables a los trabajadores de todos los “males” de una economía que no repunta.

La realidad es que los empresarios suspenden y despiden con cada vez más fuerza en todo el país.

La propuesta presidencial fue a favor justamente de los responsables del salto de la desocupación e instó a los diputados provinciales a que voten a favor de la Ley Pyme que otorga nuevos beneficios a los empresarios.

Otro tema de la agenda de Cambiemos fue alentar a los “jujeños y jujeñas que son grandes emprendedores a que lo sigan haciendo”, una realidad impuesta ante la falta de oportunidades laborales sobre miles que hacen changas porque no les queda otra para sobrevivir.

La CAME ubica a la capital jujeña entre las primeras con mayor venta callejera del país, algo que se extiende por todo el interior de la provincia con ferias de trueque.

De esta manera, Macri asume que el trabajo genuino no está entre sus planes. Las estadísticas lo demuestran cuando en el último año y medio creció el empleo informal de autónomos y cuentapropistas en desmedro del trabajo registrado privado.

Te puede interesar: informe CTA: empleo y salarios, lejos de recuperarse como afirma el gobierno

La ilusión de emprender

La “cultura de los microemprendimientos” comenzó a partir de las privatizaciones de las empresas del Estado y llevaron a los trabajadores, que percibían las indemnizaciones, a probar suerte como pequeños cuentapropistas. La ilusión duró poco y les costó muy caro arrojándolos a las filas de los desocupados y a tener que vivir de changas sin un futuro seguro.

El gobernador Morales hace gala con su Secretario de Economía Popular, Rubén Daza, quien hizo alta escuela en materia de engañar a los trabajadores con los microemprendimientos. Recordemos que Daza fue el intendente de Palpalá que ejecutó la privatización de los Altos Hornos Zapla llevando a miles de familias a la calle con el cuento de los proyectos productivos.

Ahora este personaje menemista entrega junto con el Ministro de la Producción,
Juan Carlos Abud Robles, planes y microcréditos por toda la provincia.
Experimentan con los mineros de Mina Pirquitas a quienes les proponen hacer cooperativas y dedicarse a la cría de vicuñas o el cultivo de quinoa, ante el anuncio de cierre de la minera Silver Standar.

En el caso del ingenio La Esperanza también van con el cuento a los obreros para que acepten irse de su trabajo efectivo en el azúcar a probar suerte con microemprendimientos. Es fácil para funcionarios con ingresos del Estado de miles de pesos dar cátedras de emprendedorismo, mientras los obreros que aceptaron ya quieren volver al ingenio porque fueron estafados.

La reforma laboral ya llegó

A partir de la reforma laboral antiobrera votada por el parlamento de Brasil, los empresarios salieron de campaña exigiendo al gobierno nacional que tome cartas en el asunto para no perder “competitividad” frente al principal socio comercial.

Aunque los funcionarios del Ministerio de Trabajo digan que quieren hacer la reforma laboral y jubilatoria por “consenso”, sabemos que si el gobierno gana las elecciones de octubre va a pisar el acelerador más a fondo con el ajuste.

Pero tampoco hay que esperar hasta la definición del año electoral porque el trabajo sucio previo a la reforma por ley lo están haciendo los empresarios con la ayuda del gobierno y las centrales sindicales.

El caso emblemático del cierre de Pepsico con represión policial y la batalla que vienen dando las obreras y trabajadores sacó a luz el accionar ilegal de la multinacional. El gobierno justifica el cierre y traslado de la planta con el fin de producir con menos personal y con contratos basura.

Productividad y presentismo

Al inicio fue “Vaca Muerta” en donde el gobierno con las petroleras logró acordar con el sindicato un convenio a la baja de los derechos laboral para no “ahuyentar” a los inversores.

Lo mismo dice el gobierno de Gerardo Morales a los obreros y familias del Ingenio La Esperanza. Nada más que en este caso el sacrificio es mayor porque deben aceptar cerca de 500 despidos para que el supuesto inversor desembarque.

En el medio van midiendo la relación de fuerzas y probando ataques parciales. Morales se muestra muy poco propenso al consenso y más al garrote sobre los sindicatos y trabajadores con multas, causas penales y con un modus operandi de apriete judicial y político como vemos ahora contra los trabajadores del Ingenio La Esperanza.

En el conflicto desatado hace 10 días el gobierno apuesta a quitar derechos del convenio laboral azucarero con la desafectación de zafra que reduce los días trabajados y el salario a cambio de producir la misma cantidad de azúcar y alcohol, o más, que en 2016. Esto se traduce en una mejora de la productividad a costa del trabajador.

Otro caso elegido para probar como puede avanzar la reforma laboral es Aceros Zapla. Allí hace 6 meses que a los obreros les están pagando el 60% del salario en negro. Este convenio busca ser homologado por el propio Ministerio de Trabajo de la provincia. Además cada vez que se jubila o despide a un trabajador el plantel se reduce, pero siguen produciendo la misma cantidad de acero y de hierro que antes.

Sergio Taselli es el dueño de la siderúrgica ex propiedad de Fabricaciones Militares, un empresario denunciado por corrupto por el propio Gerardo Morales cuando era Senador. Sin embargo, ahora recibe los beneficios del poder que le permiten no hacer aportes patronales sobre más de la mitad del salario de los trabajadores.

Un último tema, es el presentismo que para Macri sería parte de la “asociación ilícita” contra los empresarios. Sobre el mismo, el propio Gobernador por decreto estableció un “premio” que termina quitando derechos laborales a los docentes. Cuestión que los gremios respondieron con un paro el lunes pasado y existe una amplia bronca en las maestras y profesores.

A la reforma laboral se la frena en las calles y para ello los proyectos de los diputados del Frente de Izquierda pueden ser de gran ayuda. Una Ley de prohibición de despidos y de fin de la tercerización laboral con el pase a planta permanente en el sector privado y público defendiendo el salario son motivo para conquistar más diputados de los trabajadores en todo el país.








Temas relacionados

Aceros Zapla   /    Ingenio La Esperanza   /    Gerardo Morales   /    Mauricio Macri   /    Reforma laboral   /    Jujuy   /    Mundo Obrero

Comentarios

DEJAR COMENTARIO