Deportes

BOXEO, A 25 AÑOS

Caída de Tyson: la mayor sorpresa de la historia del Boxeo

Un 11 de febrero de 1990 en Tokio -Japón-, un desconocido boxeador de nombre James "Buster" Douglas sorprendió al mundo del deporte tras vencer por knockout al “Hombre de Acero” Mike Tyson.

Viernes 13 de febrero de 2015 | Edición del día

Para Mike Tyson el 11 de febrero representaba otro día más en que cual tenía que defender su título (título mundial de boxeo) y vencer por knockout a otro retador; pero para James "Buster" Douglas, ese 11 de febrero representaba toda una vida de entrenamiento y su única oportunidad en la vida para demostrarse a sí mismo que toda la sangre, sudor y lágrimas derramadas a lo largo de su vida habrían valido la pena.

Para esta pelea Mike Tyson, de 23 años de edad, llegaba invicto con 37 victorias, 32 de ellas por KO y 17 en el primer asalto; mientras que el desconocido retador de 29 años de edad, llegaba con 29 victorias -20 de ellas por KO-, 4 derrotas y 1 empate.

No era sorpresa que en esta pelea Tyson era el favorito en las apuestas:
la victoria de Douglas se pagaba 42 a 1, en las casas de apuestas la pelea estaba sentenciada antes de empezar; tanto es así que en la conferencia de prensa, cuando a James "Buster" Douglas le tocó el turno de hablar, muchos periodistas abandonaron la sala, dándole a entender que no era importante y lo ignoraban.

El 11 de febrero, la tan esperada noche para el retador había llegado, ya en el ring y un segundo después de sonar la campana inicial, Mike “Acero” Tyson fue a por Douglas rápidamente; su intención era terminar la pelea lo antes posible, arrollándolo desde el comienzo como si fuera un tsunami que destruye todo a su paso, mientras que el retador trataba de mantenerse en pies tras los feroces ataques del campeón. Pero en el octavo round Douglas, cae tras el golpe letal de Tyson el “uppercut” que impacto directo en la quijada de su retador, enviándolo a la lona donde el conteo para Douglas ha genero la polémica durante mucho tiempo, porque fue muy lento el conteo del 1 al 10 ayudando al retador a ponerse de pie.

Pero James “Buster” Douglas tenía una motivación extra para ponerse de pie y seguir peleando; apenas tres semanas antes del combate, su madre falleció. “Ella sí creía en mi”, dijo el boxeador tiempo después.

Mientras todo parecía terminado para los periodistas y para el público en el estadio Domo de Tokio, el retador pudo ponerse en pie antes del conteo hasta 10 y antes que se reanudara la pelea; la campana salvo a James “Buster” Douglas que seguía un poco “drogui”.

El noveno round fue una clara victoria para Douglas sobre Tyson pero lo inimaginable llegaría en el décimo round, tras una combinación de cuatro golpes certeros que impactaron en la cara Tyson enviándolo a la lona al campeón mundial y hasta entonces conocido como el “hombre de acero”(Mike Tyson) que no pudo ponerse en pie en la conteo del réferi.

"¡Mike Tyson ha sido noqueado! ¡Increíble!". El narrador de la HBO se queda callado. Son ocho segundos de silencio estupefacto, un vacío eterno en televisión. Murmurando cómo explicar lo inexplicable, después de procesarlo. Simplemente, no sabe qué decir. "Lo que acaba de hacer ’Buster’ Douglas hace que ’La Cenicienta’ parezca una triste historia", dice el comentarista, que también quedó estupefacto ante lo ocurrido. "Vamos a decirlo claro: la mayor sorpresa de la historia del boxeo", dice el narrador, ya un poco más lúcido.

Tras la victoria y en cuestión de segundos el cuadrilátero se llenó de periodistas que fueron directo ’Buster’ Douglas que seguía celebrando la victoria con su equipo de entrenadores en su esquina, mientras que en la esquina de Mike Tyson, su equipo de entrenadores seguía sin poder creer lo que había pasado.

Un periodista de HBO le pregunto al nuevo campeón de los pesos pesados (James “Buster” Douglas):

  •  ¿Qué ha paso James? ¿Por qué has ganado la pelea?
  •   Porque lo quería, y por mi madre, que Dios la bendiga.

    Para Mike Tyson aquella noche del 11 de febrero se convertiría en el principio de su caída como boxeador ya que nunca más pudo recuperar su título de campeón mundial, y sus miserias personales se dieron a conocer, como la violación a la "Miss América Afroamericana", Desiree Washington delito por el cual fue condenado a 6 años de prisión, aunque salió en libertad tras 3 años y 8 meses.

    Ese mismo año, James "Buster" Douglas acepto 24 millones de dólares para su primera pelea como campeón mundial, su retador era una buena promesa del boxeo, un tal Evander Holyfield que llegaba invicto con 24 peleas y 20 de ellas por KO. La pelea solo duro tres asaltos todos ellos dominados por Holyfield, venciendo a Buster Douglas en el tercer round con una derecha directa en la cara de Douglas, dejándolo knockout sin poder reaccionar ante el conteo del réferi.

    Evander Holyfield se convirtió en el nuevo campeón de los pesos pesados, todo hacía pensar que aquel 11 de febrero en Tokio, James "Buster" Douglas había recibido algún tipo de ayuda divina para vencer al “hombre de acero” Mike Tyson.

    En ese momento había ganado ya 25 millones de dólares y decidió retirarse. Seis años después, no obstante, intentó regresar para volver a enfrentarse de nuevo a Mike Tyson. Tras seis victorias consecutivas fue derrotado en el primer asalto por Lou Savarése. James todavía libró dos combates más antes de anunciar definitivamente su retirada.

    Hoy en día -con 54 años de edad James- Douglas es feliz padre de familia, vive en su rancho de Columbus, Ohio, la misma que lo recibió con confeti y flores cuando regresó de derrotar a uno de los más grandes boxeadores de la historia. Superando sus problemas de salud, James ha escrito libros de cocina para diabéticos, tiene una fundación para ayudar a los que padecen su enfermedad y mantiene un web personal y un Twitter donde sus fans, que siguen felicitándolo por aquel 11 de febrero de 1990 en que fue la mayor sorpresa de la historia del boxeo.







    Temas relacionados

    Myke Tyson   /    Boxeo   /    Deportes

  • Comentarios

    DEJAR COMENTARIO