Cultura

TEATRO // JUJUY

“Cacería Saturno”: realidad y compromiso social en el teatro jujeño

“Cacería Saturno” es una obra de teatro sobre la realidad de trabajadores y las consecuencias de la contaminación en sus vidas.

Miércoles 6 de junio | Edición del día

La obra de teatro “Cacería Saturno” fue puesta en escena el sábado pasado a sala llena en “La Mar en Coche” bajo dirección y actuación de Andrea Bonutto y Natalio Bognanni. El equipo creativo además cuenta con Carlos López en escenografía, Julia Carrizo, como asistente técnica y en diseño de luces, Nicolás Lescano en sonido y diseño de luces, Constanza Epifanio, Emiliano Nadal y Nicolás Lescano en la creación audiovisual, Santiago Canén en diseño gráfico y Graciela del Valle Andrade en acondicionamiento de vestuario.

Se trata de una pareja de obreros, Doris y Julián, pero podrían tener el nombre de cualquiera de nosotros. Él es obrero en una fábrica de hierro y ella realiza trabajos de costura en su casa.

Sinopsis de la obra: “Doris y Julián se mudan a un pueblo industrial motivados por la ilusión del progreso laboral. La región se fue transformando a partir de la explotación de un recurso mineral, el hierro. Los habitantes migran a este lugar dependiendo de la fábrica para subsistir, proyectan un futuro familiar mejor, mientras las consecuencias enferman su salud y sus vínculos. El paso del tiempo deja secuelas físicas, psicológicas y sociales en ellos, en todos. Los hechos reales y sus deseos se desdibujan en una situación de vorágine cotidiana que los distancia cada vez más.”

“Los tiempos no están para tocar el piano” con esa frase resume Doris la situación de crisis en la que viven, en donde el polvo ambiental se les mete hasta en los poros y su cara refleja su estado de mala salud.

Al ver la obra uno no puede más que relacionarla con la realidad jujeña. Existen varias empresas contaminantes a lo largo y ancho de toda la provincia. El ejemplo más parecido al de la obra es el de Altos Hornos Zapla (Aceros Zapla después de haber sido privatizada en los `90). Este complejo minero-forestal siderúrgico que se encuentra en el departamento Palpalá produjo malformaciones y enfermedades para muchos, es así que se obtuvo el honroso título de “cuidad más contaminada del país” para Palpalá.

Como lo expresan los creadores de esta obra:
“Encontramos relación directa con estas temáticas-problemáticas en el caso concreto de la ciudad siderúrgica de Palpalá, Jujuy. Fue entonces cuando comenzamos a investigar y recopilar información a partir de relatos, entrevistas, publicaciones periodísticas, universitarias, material audiovisual sobre el establecimiento Altos Hornos Zapla y su contexto social.”
Los actores hicieron un excelente labor el resultado es una obra intensa e interesante que tiene mucho compromiso social, y refleja las consecuencias de la contaminación y en un punto la angustia de los trabajadores y sus familias ante la pérdida del trabajo. Con muy buenas actuaciones, a pesar de la seriedad del tema, la obra tiene escenas graciosas y momentos tragicómicos. Por ejemplo cuando Julián practica como le va a dar la tarjeta a su jefe con la esperanza de ser notado y lograr un ascenso y aumento salarial.

“Como estrategia a tan dramático relato, tomamos el humor y la ironía como posibilidad de disfrutar y distender ante las tensiones que pueden generarnos las temáticas ejes que desarrollamos a lo largo de la propuesta.

Como habitantes de la región NOA, provincia de Jujuy el tema Contaminación nos sensibiliza profundamente ya que la zona se encuentra destinada a la explotación desmesurada de recursos naturales de forma extensiva. Dejando secuelas ambientales, sociales y económicas, siendo la vida, víctima de dicha explotación. Generándose enfermedades en la población, animales y en el medio ambiente todo” comentan los actores.

El nombre de la obra hace referencia a dos cosas: por un lado la “cacería” que llevan a cabo millones de obreros en Argentina y el mundo en búsqueda encontrar bienestar a través de un trabajo digno. Por otro lado alude al Saturnismo que es una patología causada por la incorporación, mediante vía oral o respiratoria, de metales pesados, plomo y hierro, produciendo: trastornos nerviosos y neurológicos, dolor de cabeza, irritabilidad, depresión, pérdida de memoria, debilidad muscular y dolores articulares, anemia, cólicos abdominales, diarreas, sabor metálico en la boca, trastornos renales, cardiovasculares, efectos sobre tiroides, efectos nocivos en el sistema reproductor, reducción del período gestacional. En los niños produce problemas severos en el desarrollo cognitivo. Podemos encontrar casos de esta enfermedad en la provincia de Jujuy en Palpalá y también en la localidad de Abra Pampa. El Saturnismo no tiene cura.

Aunque los tiempos no están para tocar el piano, la obra merecer ser vista y difundida en teatros e instituciones educativas. Y si aún no la vieron tienen la oportunidad de hacerlo el 9 y 15 de junio en el teatro “El Pasillo”; y el 25 de agosto en sala “R. Galán” del teatro “Mitre”, en San Salvador de Jujuy.







Temas relacionados

San Salvador de Jujuy   /    Contaminación   /    Jujuy   /    Cultura

Comentarios

DEJAR COMENTARIO