CULTURA

Cablevisión y espacio público: tener plaza para no poder usarla

El gran multimedio Cablevisión-Fibertel, recientemente fusionada con Telecom, no solo maneja gran parte de toda la información que consumimos en los medios y detenta gran poder político: también maneja las plazas.

Jueves 18 de enero | 16:42

El gran multimedio Cablevisión-Fibertel, recientemente fusionado con Telecom, no solo maneja gran parte de toda la información que consumimos en los medios y detenta gran poder político: también maneja las plazas.

Eso es lo que sucede en la plaza Colombia de Barracas, donde la empresa privada pone personal a cargo que, en acuerdo con el gobierno de la Ciudad, cual dueño de casa, decide el destino de a qué hora abrir y cerrar la plaza pública.

No sorprende que el gobierno de la ciudad permita que empresas privadas manejen la plaza. Cabe recordar las políticas de enrejamiento de las plazas de la ciudad del macrismo en el 2013, donde se cerraron decenas de espacios públicos con el pretexto de "cuidarlas".

En el día de ayer cerca de las 19:50, a plena luz del día, varios vecinos nos íbamos acercando a la plaza Colombia con el termo, mientras que muchos otros ya se encontraban ahí. Varios veníamos de trabajar, como Dora, que trabaja de portera de 8 a 20hs y suele ir con su marido a tomar unos mates después de su extenuante jornada laboral. Como así también varios padres que van con sus hijos a jugar, ya que es uno de los pocos espacios donde aún no se cobra entrada (¡no les demos la idea!).

Mientras todo esto acontecía en el espacio verde, se apersonó un señor con la chomba que tenía el logo "Cablevisión-Fibertel" con la indicativa de "cerrar la plaza". Al preguntarle por qué nos echaba siendo todavía de día, nos dijo que él sólo seguía órdenes y nos terminó de sacar rápidamente.

Somos miles de familias a las que no nos alcanza para ir de vacaciones. Miles de familias cuyo único espacio de recreación son las plazas. El gobierno no solo nos ajusta el bolsillo con la inflación, nos vota leyes hambreadoras, como la reciente nueva ley de previsión social, y nos reprime si nos quejamos: también nos quita los espacios públicos y las deja en mano de privadas.

Hemos de recordar la flamante "pileta" de fantasía que inauguró recientemente Larreta, la cual costó millones de pesos que salen de nuestros impuestos. Pero no es todo, mientras que el gobierno sigue concediendo los espacios públicos a las empresas privadas, como están queriendo hacer con la plaza Clemente en Colegiales, donde quieren instalar un shopping, nos cierran el Ballet Nacional, nos quitan el espacio INCAA de Constitución, despiden trabajadores de los centros culturales, por dar algunos ejemplos.

Por eso los vecinos nos vamos a dejar que nos sigan avasallando de esta manera y quitando los espacios públicos. Aunque les pese, las plazas son nuestras y vamos a defenderlas.








Temas relacionados

Cablevisión   /    CABA

Comentarios

DEJAR COMENTARIO