Mundo Obrero

MUNDO SINDICAL

CGT: de la promesa de medidas de lucha a más traición contra los trabajadores

Este martes se realiza el Comité Confederal de la CGT. A puertas cerradas, los secretarios generales discutirán cómo continúa el pacto con el gobierno.

Martes 3 de octubre | 09:49

La fecha del confederal convocado por el triunvirato de la CGT además de haberse postergado desde el 23 de septiembre, no solo se extendió en el tiempo, sino que las posibilidades de medidas de lucha quedaron en el olvido.

Del agite del 22 de agosto en Plaza de Mayo en palabras del triunviro Juan Carlos Schmid, diciendo que llegado el día del Comité Central Confederal (CCC) se le pondría fecha a un paro, solo fueron parte de un discurso encendido. En la realidad solo queda una reunión para debatir cómo continuar de tregua.

Con este escenario, la CGT debatirá este martes la situación del movimiento obrero en la sede de La Fraternidad. Lo llamativo de la reunión, comparada con las anteriores donde el triunvirato digitaba los pasos a seguir, ahora va estar encabezada por los viejos secretarios generales que supieron conducir la CGT antes del triunvirato. Parece que hizo falta que vuelvan los popes que traicionan al movimiento obrero desde tras bambalinas, para convertirse en consejeros experimentados de hacia dónde debe dirigirse el movimiento obrero según la situación política, bajo el gobierno de Cambiemos.

Hugo Moyano, Luis Barrionuevo y Antonio Caló. Es decir, la representación máxima de las tres vertientes que conformaron, el año pasado, esta CGT unificada en cabeza de un triunvirato. "Esto es peronismo puro, verticalismo en su máxima expresión", describieron desde un sector. Todo suma, además, para intentar mostrar mayor unidad sindical ya que la CGT cerró filas para que participe el MASA (Movimiento de Acción Sindical Argentino), un espacio gremial confederado que no reconoce la conducción tripartita.

Para intentar lograr una “buena convivencia” dentro del espacio que abrieron para este próximo confederal, la seguridad estará a cargo de los dueños de casa, es decir de los ferroviarios. "No va a entrar cualquiera, sólo podrán ingresar secretarios generales", apuntaron desde la organización ante diversos medios.

Pablo Moyano viene manteniendo una posición discursiva dura contra el Gobierno. Todo indica que estará hoy en el Confederal pero no se saber si hablará. Durante estas semanas, mientras sus compañeros del Consejo Directivo de la CGT se reunían con el ministro de Trabajo Triaca, hacía gestos y declaraciones más combativas.

Incluso, salía en apoyo de los candidatos sindicales de Unidad Ciudadana.
Según el sitio Infogremiales existieron, a últimas hora, llamados desde funcionarios del ministerio de Trabajo para darles a entender a los dirigentes sindicales que el “camino del diálogo consensuado”. Si los dirigentes ya son moderados, que isigan el camino del diálogo moderado. Como publicó un diario ayer, para el Gobierno "siempre es mejor tener a la CGT de interlocutora que a gremios de izquierda".

Obviamente, en los discursos que se escuchen, habrá alguna crítica hacia el Gobierno. Pero nada pasará más allá de las palabras.

Una vez más, las conducciones sindicales que dicen representar los intereses de los trabajadores y que aseguraron que “no van a permitir que se avance sobre la reforma laboral”, demuestran que su rol es defender los intereses de quienes vienen descargando la crisis sobre los diversos sectores de la población trabajadora. O sea, los empresarios y el Gobierno de los CEO.








Temas relacionados

CGT   /    Mundo Obrero

Comentarios

DEJAR COMENTARIO