Política

ELECCIONES 2017

CFK: un llamado a la unidad entre “traidores” y “leales” dentro del peronismo

Aunque no definió si será candidata, la expresidenta ratificó que busca unir al peronismo hacia las elecciones. Para eso, hay que borrar un año y medio de colaboración legislativa con Macri.

Eduardo Castilla

@castillaeduardo

Viernes 26 de mayo de 2017 | 12:37

“Traicionar es una palabra muy fuerte” afirmó en la noche de este jueves Cristina Fernández en una entrevista televisada que le realizaran los periodistas Roberto Navarro, Víctor Hugo Morales, Daniela Ballester y Gustavo Sylvestre.

Te puede interesar: #CristinaEnC5N: “Si es necesario que yo sea candidata, lo soy”

El mensaje no es nuevo. Lo mismo había dicho, en abril de 2016, cuando fue convocada a los tribunales federales por el juez Claudio Bonadio. En ese entonces, ante la potente silbatina contra Diego Bossio, había pedido calmar los ánimos.

En ese sentido, las afirmaciones de la noche de este jueves no tienen nada de novedoso. Lo único que hacen es confirmar que, desde hace más de un año, el kirchnerismo y su figura más importante trabajan para la reconstrucción del peronismo.

Esa reconstrucción puede prescindir del balance de lo actuado en el último año y medio por los legisladores de ese espacio político. En la entrevista, la exmandataria afirmó que muchos “no estuvieron a la altura de la circunstancias, de lo que la gente esperaba de ellos”.

La definición es más que benevolente. Sin el aval del FpV-PJ en el Congreso y, en particular, en el Senado, Cambiemos no podría haber garantizado el ajuste que lleva adelante. Desde ese punto de vista, la expresidenta llama a hacer una lista de unidad con los “traidores” que son cómplices del ajuste en curso.

Ese llamado a la unidad implica también prescindir del ajuste que llevan adelante los gobernadores de su mismo signo político. No podía merecer mención alguna lo que ocurre en Santa Cruz desde hace meses. Tampoco habría que haber esperado pregunta por parte de los panelistas.

Lo mismo vale decir sobre su respuesta ante la consulta por la dirigencia sindical. Su respuesta fue que ella no “quería evaluarlos”. Una señal clara de que esa casta burocrática que le otorga una tregua monumental a Macri, también será llamada a la unidad que reúna “leales” y “traidores”.

CFK ratificó, ya en el final de la entrevista, que no iba a “formar parte de ninguna estrategia que juegue a dividir”. Precisamente por eso dejó en claro que no tiene problema en dialogar con Florencio Randazzo para lograr una lista de unidad.

No está demás señalar que la entrevista empezó con una profusa referencia a lo señalado por el arzobispo Mario Poli, en el tedeum del 25 de Mayo. Algo que, en el marco del apoyo del papa Francisco a Randazzo, no puede más que ser leído como un guiño a la Iglesia.

Con la entrevista de este jueves por la noche, Cristina Fernández volvió a demostrar que el kirchnerismo no fue más que otro avatar del peronismo. Esta política de reconstrucción con todas las alas del peronismo solo puede sorprender a incautos.

Durante más de una década, la gobernabilidad del "proyecto nacional y popular" se sostuvo sobre la base de una alianza con los mismos poderes reales que hoy sostienen al macrismo: gobernadores e intendentes, como patas del poder "territorial"; la burocracia sindical peronista; y las fuerzas represivas de todo tipo y color.







Temas relacionados

C5N   /    Peronismo   /    Florencio Randazzo   /    Kirchnerismo   /    Cristina Fernández de Kirchner   /    Política

Comentarios

DEJAR COMENTARIO