Mundo Obrero Estado Español

BUROCRACIA SINDICAL

CCOO se embolsaba 30.000 euros anuales por contribuir a la “paz social” en Panrico

La Audiencia Nacional condena a la empresa Panrico a pagar 30.000 euros anuales a la Federación Agroalimentaria de CCOO. El sindicato acordó en su momento con la empresa contribuir a la mejora del clima laboral a cambio de este importe anual.

Arsen Sabaté

Barcelona | @ArsenSabate

Joe Molina

Trabajador despedido de Panrico, Barcelona | @joemolina57

Jueves 12 de noviembre de 2015 | 19:11

Foto: ID

En abril de 2011 la empresa de bollería industrial Panrico -adquirida en ese momento por el fondo de inversiones Oaktree- y la Federación Agroalimentaria del sindicato CCOO acordaban mediante un pacto contribuir a la mejora del clima laboral y configurar un marco laboral idóneo. Todo en pos de poder mejorar la supuesta situación financiera desfavorable por la que pasaba la empresa.

A cambio de esta contribución a la “paz social” en el conjunto de plantas que tiene Panrico en todo el Estado español, la Federación Agroalimentaria de CCOO percibiría 30.000 euros anuales y la concesión de dos liberados sindicales.

Sin embargo, en junio de 2013 la empresa dejó de pagar esta “ayudita” a la Federación Agroalimentaria, argumentando que la central sindical no estaba respetando “el acuerdo que definía el marco de colaboración entre Panrico y la Federación Agroalimentaria de CCOO para que esta desarrollase adecuadamente su actividad sindical, sobre la base del diálogo, la negociación y la paz social entre las partes”. Es decir, la empresa retira unilateralmente la subvención tras la negativa de la Federación de CCOO en Catalunya y el Comité de Empresa de la planta de Santa
Perpetua de la Mogoda, obligados por la asamblea de trabajadores, a aceptar el primer plan de recortes que presenta el fondo Oaktree.

Meses después, en octubre de 2013 empieza la huelga de Panrico, la que será una de las huelgas más duras y heróicas desde la Transcición. Los trabajadores y trabajadoras de la planta de Santa Perpetua luchan durante 8 meses contra la “santa alianza”. Ésta estaba formada por la empresa, la complicidad de la Generalitat de Catalunya y la dirección de CCOO. Con esta sentencia se desvela un motivo más de porqué la burocracia sindical de CCOO se opuso desde el principio a la huelga.

Esta última, dejó aislada la huelga desde el primer día. Todo quedó en manos de los trabajadores y sus comités de trabajo. En sus asambleas discutían propuestas concretas contra las maniobras de la burocracia sindical y como prepararse para poder derrotar todos los palos en la rueda que la dirección del comité de empresa fue poniendo durante los 8 meses de huelga.

Los trabajadores y trabajadoras de de Santa Perpetua no fueron los únicos en coordinarse para convocar la huelga. Sin embargo, tanto CCOO como UGT consiguieron echar atrás las convocatorias de las demás plantas de Panrico, fieles al pacto de “paz social” con la empresa.

Ni que decir tiene que el sindicato UGT también formó parte del acuerdo con la empresa y recibía prestaciones similares a CCOO. De hecho, UGT, al poner palos en las ruedas a la convocatoria de huelga desde el primer momento y sin ningún pudor, no dejó de percibir sus emolumentos en ningún momento.

Pese a todo, la Federación de CCOO denunció tanto la interrupción de los pagos como la retirada de la concesión de los dos liberados sindicales por parte de la empresa. Ante ello, la Audiencia Nacional ha fallado a favor de ella y obliga a la empresa alimentaria a a pagar 93.000 euros en concepto de indemnización por daños patrimoniales y morales.

No es el único caso en que la Audiencia Nacional falla en contra de los intereses de la empresa. Junto a la sentencia que obliga a la empresa a indemnizar a CCOO, la Audiencia señala que Panrico violó la libertad sindical de un trabajador de la planta de Puente Genil, retirando a este representante sindical tras la firma del ERE en 2013 y que desdencadenó en la huelga de los ocho meses. La empresa está obligada a indeminizar también a este trabajador.

Por otra parte, la Audiencia Nacional también dio la razón a los trabajadores y falló en contra de la empresa sentenciando que Panrico vulneraba el derecho a huelga. No obstante, la sentencia judicial, como no podía ser de otra forma llegó tarde. Justo un año despúes de la desconvocatoria de la huelga librada contra esta “Santa Alianza”.

Sin duda, de no haber sido por la resistencia mostrada por los trabajadores y trabajadoras de Santa Perpetua desde el primer momento, CCOO no hubiera puesto ningún impedimento en seguir con el acuerdo con la empresa y aceptar entre otras medidas el ERE de Panrico, tal y como demuestran todas las denuncias públicas de los trabajadores contras las maniobras del Comité de Empresa y la Federación Agroalimentaria de CCOO en Catalunya para desconvocar la huelga.

El alineamiento de las direcciones sindicales con los intereses capitalistas, como se expresa en la traición de CCOO a la lucha de Panrico o la política del “mal menor” que adoptan las direcciones de los grandes sindicatos en la mayoría de las empresas en lucha, demuestran a grandes rasgos su política de contención de la lucha de la clase trabajadora, imposibilitando que las luchas obreras den un vuelco a la actual situación, unificándolas y plantando cara para defender sus conquistas en retroceso y enfrentar los planes neo-liberales.







Temas relacionados

Mundo Obrero Estado Español   /    CCOO   /    Burocracia sindical   /    Panrico   /    Corrupción

Comentarios

DEJAR COMENTARIO