Juventud

JUVENTUD

CABA: terciarios y docentes marcharon contra las reformas

En la tarde de ayer, luego de haber sido votado en asamblea de profesorados porteños, se participó de la masiva movilización contra las reformas del Gobierno y para rechazar el ataque a los terciarios.

Natalia Sposato

Estudiante de Lengua y Literatura / Joaquín V Gonzalez

Jueves 30 de noviembre | 10:23

Luego del anuncio del cierre de los 29 institutos de formación docentes en la Capital Federal por parte del Gobierno de Larreta, estudiantes y docentes de los institutos se organizaron y votaron medidas de lucha.

Definieron participar de la marcha dentro de la columna independiente. Para poder seguir dándole difusión al conflicto y que se expresen las voces de los que empiezan a salir a la calle y ponerle un freno a los avances del Gobierno sobre la educación y los trabajadores. Algunos testimonios de estudiantes que participaron junto a trabajadores de la educación.

Te puede interesar: Terciarios: estudiantes y docentes inician coordinación para la lucha

Belén del Normal 3 de Lugano participó de la movilización junto a sus compañeros porque “la reforma implica el cierre de nuestro terciario, que no podamos seguir cursando.” Además agregó sobre la situación en la que se encuentran “el 90% somos trabajadores y queremos defender los puestos de laburo de nuestros compañeros docentes”.

En cuanto a los pasos a seguir dijo: “un plan de lucha concreto entre docentes y estudiantes que se voten en asambleas de conjunto desde ahora, sin esperar al año que viene porque eso quiere el gobierno. Por eso quiere imponer ahora las reformas en época de vacaciones. Pero hay que seguir luchando, ahora es el momento”. El normal 4 también se hizo presente en la marcha, Marcela, nos contaba sus motivos para participar: ”defender la educación pública, que no la desfinancien y no cierren ningún profesorado”. En este sentido le parece que el camino a seguir es: ”con los centros de estudiantes organizados, en la calle y la legislatura cuando se presente el proyecto. Y pensando una contrapropuesta a la universidad de maestros”.

Había personas que era la primera vez que participaron de una marcha, cómo Laura del profesorado de educación inicial que remarcaba: “Una de las cosas que más me molestó es el carácter inconsulto de la reforma. Habiendo tanta gente en el Ministerio podrían haber mandado a uno por terciario a interiorizarse de la situación de cada uno, poner el foco en los problemas que tienen hoy para buscar una solución según las necesidades y deseos de cada terciario”. Algunos estudiantes, cómo Florencia del Joaquín V. González, hicieron hincapié en que no es un ataque aislado: “marcho porque estoy en contra de la reforma que tiene que ver con la secundaria del futuro, y viene a denigrar nuestra formación para seguir precarizando el trabajo docente”. Por otro lado resaltó el avance antidemocrático sobre los organismos de gobierno autónomos de los institutos: “quieren centralizar en una única autoridad puesta por ellos y que responda a los intereses de los gobiernos de turno”.

Nicolás del Normal 1 manifestó: “yo quiero ser docente y por eso estudio en el profesorado. Con la reforma no se me garantiza ningún tipo de continuidad de lo que yo elegí y quiero hacer.” Y sumó: “Nosotros sabemos muy bien lo que hacemos porque por eso lo decidimos, somos docentes porque queremos formar a las futuras generaciones con otra manera de ver el mundo, buscando que haya igualdad el día de mañana porque entendemos que es la única forma de defender nuestros derechos.” Para continuar esta pelea hizo hincapié en la necesidad de “ser más”.

En la movilización también había estudiantes de artes de la UNA que estaban en apoyo a familiares y conocidos que son maestras, mostrando la solidaridad de otros sectores. Milena, alrededor de esto expresó: “es algo que me toca muy personalmente porque mi vieja es docente y se va a quedar sin laburo, el día de mañana yo también.” Pensando un poco más en general, profundizó: “hay que generar una conciencia social mucho más amplia, porque esto no afecta sólo al campo de la educación sino también a otros sectores, como los jubilados y a los trabajadores en general. Quieren hacer un cambio mucho más grande y hay que pararlos”. Al igual que ella, Mauro comentó que tiene una conocida docente que también va a perder su puesto de trabajo y por eso marchó.

Un estudiante del normal 9, trasmitió que: “hay un montón de cuestiones edilicias, formativas y sociales que pueden mejorarse, pero la eliminación de los institutos no es la solución”. Agustín nos habló de un cambio para él necesario así como también hizo referencia a quiénes deberían protagonizarlo: “el cambio en educación tiene que estar en manos de educadores, no de gente que no sabe como los empresarios.”

Christián y Natalia, del Joaquín V. González, expresaron su bronca en la calle y comentaron: “que hay un vaciamiento generalizado, especialmente al sector público, tiene que ver con recortes presupuestarios” y que “hoy se lucha por muchas cosas, no sólo contra la universidad de maestros sino contra la reforma laboral”. Entusiasmados por la gran convocatoria opinan que hay que seguir haciendo parte a la gente, que las medidas tiendan a eso. Para cada vez ser más y seguir protestando contra todas las reformas. Porque en palabras de Natalia: “esto no puede seguir así”.








Temas relacionados

Terciarios   /    CABA   /    Juventud

Comentarios

DEJAR COMENTARIO