Mundo Obrero

CAMPANA

Bunge: importante jornada de lucha obliga al Ministerio a dictar conciliación obligatoria

Será por cinco días con todos los despedidos adentro. Fueron mas de 12 horas de movilización en defensa de sus puestos de trabajo. Un tiempo para prepararse para los próximos rounds.

Lunes 22 de enero | Edición del día

Alrededor de las 7 a.m. de este lunes, los trabajadores de Bunge concentraron en las puertas de la fábrica de fertilizantes. Muchos de ellos estaban acompañados de sus familiares. También participaron de otras empresas del rubro. Momentos después organizaron una gran caravana de autos, motos y el micro del sindicato, emprendiendo viaje a la delegación del Ministerio de Trabajo de la ciudad.

La larga fila de autos ocasionó que por momentos se paralice el tránsito en la ruta 9 hasta llegar al característico arco de la ciudad de Campana. Ingresando por la Avenida Varela, los vecinos campanenses observaban pasar la inmensa fila de autos y camionetas repletas de obreros químicos tocando bocina y agitando banderas. Al llegar a las 10 a.m. a la delegación del Ministerio de Trabajo provincial, los esperaba el apoyo solidario de diferentes sindicatos, partidos políticos, agrupaciones de trabajadores y de estudiantes, y vecinos de la ciudad.

En el lugar, Guillermo Bentarcourt metalúrgico del PTS sostuvo: “Mientras el gobierno de Macri se prepara para hacer la reforma laboral, las patronales intentan avanzar sobre los convenios. La de los químicos es una lucha testigo que vamos a seguir acompañado hasta derrotar los planes patronales. Es necesario que la CGT convoque a paro y plan de lucha de todos los trabajadores hasta lograrlo”.

Los representantes químicos, junto a los funcionarios de la delegación y representantes de la empresa, entraron para llevar adelante la reunión pactada. Afuera en la calle, los cantos y bombos se hicieron escuchar durante las 8 horas que se mantuvo la reunión.

Los funcionarios de la delegación se negaban a reconocer el conflicto laboral y dictar la conciliación obligatoria hasta no corroborar las cesantías. Los trabajadores despedidos lo consideraron una dilación inaceptable y decidieron armar una carpa en la calle, mostrando la disposición a mantenerse en el lugar hasta tener una respuesta positiva. Las horas pasaron y al no tener ninguna respuesta los manifestantes decidieron ingresar al hall de la cartera laboral con sus batucadas para ejercer más presión.

Te puede interesar: Campana: trabajadores de Bunge montan carpa en el Ministerio de Trabajo

Finalmente la convicción de lucha de los despedidos, el apoyo de las familias y la unidad de los trabajadores logró arrancar la conciliación obligatoria por cinco días, con la cual debería efectivizarse el reingreso de todos los despedidos, cada uno en su turno a partir de hoy a las 6 a.m.

Es un primer paso, un tiempo que hay que aprovechar para redoblar la organización, lograr la reactivación de la planta y defender el convenio químico ante los ataques de las multinacionales.








Temas relacionados

Convenio Colectivo de Trabajo   /    Bunge   /    Trabajadores químicos   /    Despidos   /    Mundo Obrero

Comentarios

DEJAR COMENTARIO