Política

MÁS PUNITIVISMO CONTRA LA JUVENTUD

Bullrich amenaza: "Si un chico comete un delito va a tener consecuencias graves”

La ministra de Seguridad continúa con la campaña a favor de bajar la edad de imputabilidad a 15 años. A contramano del discurso oficial, las estadísticas revelan que es mínimo el porcentaje de jóvenes con condenas.

Jueves 14 de febrero | 21:01

La ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, fue la encargada de transmitir el apoyo del Gobierno nacional a Horacio “Pechi” Quiroga, intendente de la ciudad de Neuquén y candidato a gobernador por Cambiemos. De paso aprovecho la volada para hacer una de las cosas que más le gusta: hablar a favor de las políticas represivas, de mano dura y de criminalización de los sectores pobres y juveniles.

Su nuevo desafío por estos días es defender a capa y espada la iniciativa oficial de bajar la edad de imputabilidad a 15 años, plasmada en un proyecto de nuevo régimen penal juvenil que el Gobierno nacional pretende enviar al Congreso este año.

“A partir de los 15 años, si comete un delito grave, va a tener consecuencias graves”, dijo la ministra que hace unos días se ufanó de ser "la maestra" del presidente de Brasil, el ultraderechista y conservador Jair Bolsonaro.

Te puede interesar: Patricia Bullrich: "Nosotros somos los maestros de Moro y Bolsonaro"

“Estamos mandando una ley al Congreso que es muy buena y muy inteligente. El objetivo es que haya menos delincuentes y no más presos. Si un joven comete un delito o un chico comete un delito va a tener consecuencias graves. Si no sabe que eso tiene consecuencias porque al otro día vuelve a su casa como si nada, como si el valor de la vida no existiese, va a seguir en esa carrera delictiva", dijo Bullrich.

Forma parte de la campaña oficial desinformar y realizar declaraciones en base a estadísticas inexistentes. Siguiendo este manual, es que Bullrich afirmó que "la mayoría de los jóvenes que cometen delitos van de 18 a 25 años. Y la mayoría empezó su carrera delictiva antes". Sin embargo, las estadísticas desmienten estas afirmaciones. Solo el 0,4 % de las condenas registradas por el propio Ministerio de Justicia de la Nación en 2016 pertenecen a menores de 16 años, y en 2017 en la Provincia de Buenos Aires sólo el 3,2 % de las denuncias involucren a los menores.

La ministra explicó que "la ley tiene dos objetivos: uno, que todo joven que comete un delito, no importa la edad, va a tener una consecuencia. Sea estudiar, o devolver lo que robó. Y dos, que a partir de los 15 años, si comete un delito grave, va a tener consecuencias graves”.

Pero el verdadero objetivo del Gobierno es avanzar en una política de criminalización de la pobreza y sobre todo de la juventud, uno de los sectores que junto a los niños, son más golpeados por la crisis social, pero también por las políticas represivas oficiales.

Según un estudio del 2018 del Observatorio de la Deuda Social de la UCA, 6 de cada 10 chicos menores de 17 años son pobres. Y hay que tener en cuenta que estas cifras seguramente hayan quedado viejas si tenemos en cuenta que en los últimos tiempos lo que se ha profundizado es la crisis social, producto de las consecuencias de sus terribles políticas de ajuste.

Te puede interesar: ¿A qué apunta este nuevo intento de bajar la edad de imputabilidad?

Además de ser quienes más padecen la pobreza, también sufren más que el resto el desempleo y la precarización laboral. Y como era de esperar, sobre sus espaldas cae con mayor fuerza el accionar de las fuerzas represivas. Según la CORREPI, el 50% de los casos de gatillo fácil policial tienen como víctimas a los menores de 25 años.







Temas relacionados

Patricia Bullrich   /    Ministerio de Seguridad   /    Libertades Democráticas   /    Política

Comentarios

DEJAR COMENTARIO