Sociedad

EDUCACIÓN

Buenos Aires “High School”, la Ciudad convertida en escuela privada

Uno de cada dos estudiantes cursan en escuelas privadas y más de once mil no pudieron obtener su vacante en establecimientos públicos. Crece la campaña por construcción de escuelas.

Patricio del Corro

@Patriciodc

Martes 4 de octubre de 2016 | Edición del día

La Ciudad de Buenos Aires es la jurisdicción con más alumnos en escuelas privadas del país y la que ostenta la mayor oferta de educación privada. Tan solo en el año 2014, la gestión de Cambiemos invirtió aproximadamente 6.700 pesos por alumno de este sector. Es decir, más que cualquier otra provincia.

Actualmente, los estudiantes de escuelas privadas en la Ciudad representan el 50% del total (uno de cada dos). En el resto del país, el número promedio es de un 20%.

Los secundarios privados directamente tienen más alumnos que los colegios públicos. El último censo muestra que hay 93.477 (50,7%) estudiantes en entidades privadas, contra 90.878 de estudiantes en las escuelas públicas. Una cifra que fue cayendo progresivamente, considerando que en 2007 estas últimas contaban con 98.754 estudiantes. En el resto del país, mientras tanto, el porcentaje de alumnos de nivel secundario en instituciones privadas no llega al 30%.

Hay varias explicaciones. Una de ellas se puede vislumbrar en la respuesta enviada por el Gobierno de la Ciudad al legislador porteño Patricio del Corro del PTS Frente de Izquierda, donde se reconoce que las vacantes solicitadas para el Nivel Inicial fueron de 30.788, y las otorgadas apenas alcanzan las 20.123. El propio Ejecutivo reconoce que 10.665 chicos se quedaron sin escolaridad en ese nivel que incluye hasta los chicos en sala de 5 años. A esto se suman los casi 500 chicos que pidieron vacantes y no les fueron asignadas para primaria, y más de 300 en la secundaria. Es evidente que hay una gran política del Estado para transferir matrícula.

Te puede interesar: La desidia de Cambiemos: exigen más escuelas para más de once mil chicos sin vacantes

Presupuesto educativo por el piso

Otra explicación es la baja del presupuesto general para educación. La Ciudad de Buenos Aires pasó del puesto 13 al 21 en esfuerzo presupuestario para esta área. En otras palabras, se destinan cada vez menos recursos públicos para educación, retrocediendo en el promedio nacional y alejándose de lo asignado en el resto de las provincias.

Cuando decimos que la Ciudad de Buenos Aires es una de las ciudades más ricas de América Latina, lo hacemos en relación al PBI. La primera característica fiscal de la Ciudad es que es una jurisdicción con muchos recursos propios, con pocos recursos coparticipables y que está claramente por encima de los recursos fiscales que tiene el resto del país. Ante esta situación, los recursos fiscales de la Ciudad muestran una tendencia a crecer aunque, dentro de ese crecimiento, disminuya su inversión educativa en proporción a los recursos: un 17%, para ser exactos, mientras el resto de las jurisdicciones lo aumentó un 10% en el período 2007-2014.

Si comparamos con el conjunto de las provincias entre el año 2007 y 2014, el porcentaje de transferencia del sector privado disminuyó un 2%, mientras que para la Ciudad de Buenos Aires aumentó un 6%- Ello representa el 16,7% del total del presupuesto educativo en la Ciudad de Buenos Aires, mientras que en el resto de las jurisdicciones del país representa un 12%.

Considerable aumento de subsidios a las privadas

Según el Director del Programa CIPPEC, Axel Rivas, quien expuso sobre presupuesto para educación en la Ciudad en la comisión de educación de la Legislatura Porteña, para describir y tener un diagnóstico comparado de la Ciudad de Buenos Aires, uno puede tomar esta situación de gran sector privado (muchas escuelas privadas laicas, un porcentaje de religiosas –aporte a la iglesia Católica-) pero con un relativo bajo financiamiento–pero grandes posibilidades de negocios- y muchos alumnos en escuelas de jornada completa y un salario docente bajo.

Habría que recordar que el presupuesto previsto para este año, contó con un leve “aumento” del 0,53 % del presupuesto general en educación, ya que pasó del piso histórico para la Ciudad del 22,21 al 22,75%. Además contó con un “preciado” aumento del 42% para las escuelas privadas (más de $4.000 millones), mientras que el aumento de infraestructura, de las problemáticas más sentidas en la educación pública, fue de sólo de un 19%. En materia de subsidios a la educación privada, si bien comparativamente con otras provincias aporte menos, ha subido considerablemente su aporte a las escuelas de gestión privada. Se viene incrementando lo destinado del presupuesto educativo a escuelas privadas cada año, se pasó de un 15,94% en el año 2014 a un 16,21% en 2015 y para este presupuesto del 2016 contó con un aumento del 42%.

Según el periodista Gustavo Sarmiento del diario Tiempo Argentino (recuperado por sus trabajadores), “de casi 800 establecimientos educativos de gestión privada que existen en la Ciudad, más del 50% reciben subsidios. Unos 350 son secundarios. La página web del gobierno porteño especifica que los privados de hasta 40 horas que reciben el 100% de cobertura estatal, igualmente pueden cobrar un arancel máximo de 517 pesos. Los de 40% de cobertura pueden pedir hasta 2819 pesos. Por ejemplo, el colegio Esclavas del Sagrado Corazón de Jesús, en Las Cañitas, en 2015 recibía 100 mil pesos del Estado porteño, y su cuota superaba los $4300. Sólo en 2013, la ORT recibió más de 2 millones de pesos de subsidios”.

Una comunidad movilizada

Ayer comenzó nuevamente la inscripción online con infinidades de problemas. La comunidad educativa sigue luchando por las vacantes como lo demuestra la cantidad de acciones que realizó la comunidad de la Comuna 3 con el pedido de construcción del Jardín en Venezuela 3269 o el Jardín en Flores en los terrenos del Club All Boys en Chivilcoy 1985, entre otros.

Por eso cientos de docentes en la Ciudad empezaron a tomar en sus manos esta demanda y han lanzando una gran campaña con afiches que se están pegando en las escuelas y barrios y una campaña de fotos entre los mismos docentes y junto a la comunidad educativa. Esta misma campaña llevará también al Encuentro Nacional de Mujeres que se realizará el 8, 9 y 10 de Octubre en Rosario, para discutirlo en cada comisión como una campaña para el conjunto de las familias trabajadoras. La iniciativa de la campaña fue a propuesta de la Agrupación 9 de Abril y Pan y Rosas desde las escuelas.

Esta campaña está apoyada e impulsa los proyectos que desde el Frente de Izquierda, con Patricio del Corro junto a Marcelo Ramal y Laura Marrone, donde presentamos nuevamente un plan integral para la construcción de las 33 escuelas que consideramos faltantes en la zona sur y Retiro. Asimismo, se ha presentado un proyecto con un plan de desarrollo de infraestructura escolar para el nivel inicial. Hoy ambos se encuentran cajoneados por el PRO.

Queremos un presupuesto que responda a todas estas necesidades de la educación pública. Necesitamos urgentemente un presupuesto educativo de un 30% en forma inmediata, que se ejecute rápidamente para construir las escuelas que faltan, arreglar las que haga falta y con un plan de comedores escolares que sea universal para todos los chicos y chicas.

Para esto proponemos aumentar al 30% el presupuesto educativo y el quite progresivo de subsidios a la educación privada, para que ese dinero que son millones vaya a la escuela pública. Tenemos que incluir el 100% de la población de 3 años de edad y asegurar la universalización para los niños y niñas de 45 días a 2 años, golpeados por la crisis de vacantes al verse vulnerado su derecho a la educación.







Temas relacionados

Educación pública   /    Cambiemos   /    Corriente Nacional 9 de Abril   /    Frente de Izquierda   /    Educación privada   /    Patricio del Corro   /    Macrismo   /    Estudiantes   /    Mauricio Macri   /    Horacio Rodriguez Larreta   /    Partido de los Trabajadores Socialistas (PTS)   /    Presupuesto    /    Educación   /    Sociedad

Comentarios

DEJAR COMENTARIO