Sociedad

SALTA

Brutal represión y desalojo en Tartagal a familias originarias y criollas

La Policía de Salta, al mando del ex militar Juan Manuel Pulleiro, desalojó con golpes y balas de goma a familias de la comunidad Toba y a criollos que estaban ubicadas en un predio en el Barrio Nacional, en Tartagal. Hay un joven toba internado.

Viernes 15 de mayo | 21:27

En la madrugada del jueves la Policía de Gustavo Sáenz desalojó con golpes, gases y balas de gomas a familias de una comunidad toba de Tartagal y a criollas que estaban en un predio ubicado en el barrio Nacional. Había niños y niñas en el lugar.

Los propietarios del terreno son Juan y Georgina Muñoz, quienes también son propietarios de la estación de servicio del lugar. Habían presentado una denuncia ante la justicia, aunque el lugar se encontraba descuidado y sin desmalezar. La orden de desalojo, al servicio de terratenientes y empresarios, fue dada por el fiscal penal Nº 1 de Tartagal.

Los agentes de la Policía realizaron una verdadera cacería persiguiendo a las personas por los barrios próximos, avanzando con todo aquel que encontraban a su paso, disparando y golpeando, incluso a niños y mujeres embarazadas. Pobladores de comunidades toba, chorote y guaraní, y vecinas del terreno también sufrieron la represión policial.

Usaron gases lacrimógenos y efectuaron disparos con balas de goma, hiriendo al menos a 8 personas, entre ellos un joven de la comunidad toba que se encuentra internado con una lesión en uno de sus ojos. La violencia policial también alcanzó al trabajador de prensa Julio Nogales, quien sufrió heridas por perdigones de goma en las piernas, mientras realizaba la cobertura de la violenta represión.

Luego del desalojo los vecinos decidieron ocupar la calle San Lucas (al sur del predio desalojado) en protesta por la represión policial y reclamando la presencia del intendente, Mario Mimessi.







Temas relacionados

Pueblos originarios   /    Salta   /    Sociedad

Comentarios

DEJAR COMENTARIO