Economía

CORRUPCIÓN

Brito, el banquero amigo del Gobierno, involucrado en el caso Ciccone

El presidente del Banco Macro pidió licencia como director de la entidad luego de que Alejandro Vandenbroele, testigo protegido de la causa Ciccone, lo ligara al negocio de la imprenta.

Martes 21 de noviembre | Edición del día

Este viernes, bajo el Programa de Protección de Testigos, Alejandro Vandenbroele declaró, en el marco de la causa Ciccone, que Jorge Brito, el director del Banco Macro, era uno de los responsables de buscar financistas para la compra de la imprenta. El testigo también afirmó que el banquero le pagaba una suma mensual y honorarios de abogados por su silencio.

Brito ante estas acusaciones solicitó licencia a sus cargos de director y presidente del Banco Macro hasta el término de su mandato, que tenía vigencia hasta la próxima asamblea general ordinaria de esa entidad.

La decisión del banquero fue informada a la Comisión Nacional de Valores (CNV) a través de una carta firmada por Jorge Francisco Scarinci, responsable de Relaciones con el Mercado del Macro.

Ante esta noticia, las acciones del Banco Macro se desplomaron un 13,53 % en la Bolsa argentina.

Los negocios del banquero

El sector bancario no es el único negocio de Jorge Brito. El banquero es dueño de varias tierras de Ciudad de Buenos Aires “conformó la sociedad Vizora Desarrollos S.A. para llevar adelante emprendimientos inmobiliarios en Puerto Madero, Tigre y Salta”, según publicó Gabriela Cerruti en el portal Nuestras Voces.

La sociedad recibió el apoyo de la familia Macri y de funcionarios del gobierno de Juan Manuel Urtubey.

Brito es, también, amigo personal de Juan Manuel Urtubey, gobernador de Salta y tiene relaciones con otros sectores como “el titular del Ente de Regulación de Juegos de Azar de la provincia, Sergio Mendoza, es el auditor de Inversora Juramento y Natalia Godoy, hija del presidente de la cámara de diputados salteña Santiago Godoy, es la Directora de la empresa”, agregó Cerruti.

Por su parte, Inversora Juramento es una empresa agropecuaria creada en 1990 por Jorge Brito que tiene ochenta mil hectáreas en Salta, la mayor parte en los departamentos de Anta y Rivadavia, donde también poseen tierras Mauricio Macri, Nicolás Caputo, José Torello y la empresa IRSA.

El banquero, junto con Inversora Juramento y Farallon, a través de su participación en Virazón, es dueño además de varios barrios cerrados y countries de la zona norte de la provincia de Buenos Aires.

La lista de negocios continúa, Jorge Brito también tiene inversiones en el sector energético.

Brito es accionista de Genneia, y recibió U$S 20 millones por parte del Fondo de Garantía de Sustentabilidad, cuando la ANSES compró su deuda con calificación de riesgo.

Con el Plan RenovAr la empresa Genneia fue beneficiada, también “se quedó con los proyectos de energía eólica Villalonga (50Mw), Chubut Norte (28,35Mw) y Pomona I (100 Mw)”, señaló el periodista Lijalad y añadió “a principios de abril, la agencia Télam publicó que Genneia invertiría 50 millones de dólares para financiar la construcción de proyectos de energía eólica. La decisión la tomó la empresa en el 6 de enero. El 12 de enero recibió el aporte de 20 millones de dólares la ANSES”.

Apoyo a Cambiemos

El banquero fue uno de los que aportó a la campaña de Cambiemos. Alejandro Giuffrida sostuvo que “entre otros, Jorge Brito, dueño del Banco Macro; el Banco Mariva; el Nuevo Banco de Santa Fe; y Guillermo Stanley, el ex ejecutivo del Citibak, pusieron casi dos millones de pesos. Stanley es, además, el padre de Carolina Stanley, la actual Ministra de Desarrollo Social de la Nación”.

Macri no fue al único político que apoyó. Britos también respaldó la campaña electoral de Sergio Massa, con millones y hasta le prestó sus aviones privados. Jugaron al paddle juntos y hasta lo asesoró en temas económicos.

Todos en el mismo lodo

Cambiemos apunta contra el kirchnerismo por los casos de corrupción que tienen su fundamento en la realidad (desde los bolsos de López hasta los negociados de sus funcionarios Boudou, De Vido). Pero el Gobierno oculta sus propios casos de corrupción.

Los negocios con el Estado donde se enriquecieron unos pocos, los casos de coimas, corruptelas, desnudan que todos los partidos que gobiernan para los empresarios tienen figuras que amasaron fortunas a costa de las arcas públicas. Así, permiten y encubren a las patronales para que se sigan enriqueciendo mientras los trabajadores y sectores populares padecen el ajuste, la desocupación, los salarios de hambre y la precarización.

Te puede interesar: Con Macri o el kirchnerismo: el Estado, un “aguantadero” para las grandes patronales








Temas relacionados

Alejandro Vandenbroele   /    Banco Macro   /    Jorge Brito   /    Corrupción   /    Economía Nacional   /    Economía

Comentarios

DEJAR COMENTARIO