Juventud

LANZAMIENTO DE FAISCA EN RIO

Brasil: una juventud que no naturaliza el capitalismo

El 4 de junio se llevará acabo el lanzamiento de Faísca – Juventud Anticapitalista y Revolucionaria en Río de Janeiro.

Jueves 2 de junio | Edición del día

La agrupación se propone poner en debate los rumbos del país frente a los ataques del gobierno golpista de Michel Temer, para seguir el ejemplo de los secundarios de todo el país que vienen luchando contra los ataques a la educación, y para organizar la lucha contra la opresión machista, racista y contra la comunidad LGTB estructural al capitalismo.

La mentira que les contaron a nuestros padres de que la Historia se había acabado y el que capitalismo había vencido, no caló nunca en nuestra generación. Somos los hijos de las crisis del 2008, y protagonizamos los primeros procesos de lucha contra este sistema desde entonces. La juventud en todo el mundo, acostumbrada a luchar para vivir en este sistema, se levanta en varios países del mundo contra la ruina social que nos reserva como futuro el capitalismo.

Como la juventud en Chile que se levantó contra las reformas educativas de un régimen que todavía lleva las marcas de la dictadura de Pinochet, herencia que se mantiene de gobierno a gobierno. Una juventud que se enfrenta a la policía para defenderse de la contrarreforma educativa de Bachelet y lucha por una educación gratuita y de calidad para todos.

Estos jóvenes, que notificaron esta semana al gobierno chileno que empezaron la ofensiva, encuentran eco en otro continente, en la juventud francesa, que está siendo la punta de lanza de uno de los mayores procesos de lucha que se desarrollan actualmente contra la reforma laboral del presidente Hollande, en una fuerte alianza con los trabajadores.

Reformas que el gobierno decreta sin ni siquiera consultar al parlamento francés, en una de las democracias más antiguas del mundo, mostrando que estas democracias al final no son más que farsas al servicio de la explotación capitalista.

La lucha de la juventud contra la reforma laboral en Francia despertó a los batallones de la clase obrera, que pararon refinerías de petróleo y plantas de energía nuclear, impidiendo la impresión de diarios, por lo que se enfrentaron a durísimas represiones policiales. Esta lucha es un ejemplo del potencial explosivo de esta alianza.

Este es la tarea de la juventud en todo el mundo y también en Brasil, donde la juventud fue el primer sector en despertar y darse cuenta que los años de “bonanza” de Lula y Dilma habían terminado en el pacto con grandes capitalistas y latifundistas, los que siempre mandaron en el país, a los que el PT y la burocracia sindical acomodaba con cargos en el Estado cumplió siempre un papel fundamental para contener a la juventud y los trabajadores.

La juventud en junio del 2013 anticipó el descontento social sacando a luz los problemas latentes en el país, enfrentando las expectativas con el fin de ciclo de Lula-Dilma, mostrando que los 13 años del PT en el poder garantizaron la conciliación entre las clases y la contención social, y un plan para que los trabajadores y los jóvenes sean los que paguen por la crisis. El PT terminó siendo eyectado para asegurar que los ajustes y los recortes que venía implementando sean hechos de forma más veloz por un gobierno golpista y sin legitimidad creado para hacer que la factura de la crisis la paguemos más rapidamente.

El gobierno golpista de Temer apenas llegó al poder, comenzó a tratar de callar rápidamente nuestras protestas, fortaleciendo la justicia de los poderosos y su policía antidisturbios, que fue utilizada para reprimir en las jornadas de junio de 2013 y ahora es utilizada nuevamente con los estudiantes secundarios de las escuelas técnicas del estado de San Pablo, y los estudiantes de Rio de Janeiro que fueron reprimidos brutalmente por la Secretaría de Estado de Educación. Los sectores más reaccionarios dan la cara para mostrar que quieren atacar aun más a las mujeres, negros, a la comunidad LGTBI, pero no pasaran!

La juventud está enfurecida, no carga en su espalda la traición del PT, porque odia desde siempre a esta derecha golpista con la que el PT se alió para intentar evitar el golpe, en lugar de recurrir a la movilización de la juventud y los trabajadores para impedirlo. La ola de la juventud toma todo el país, en Río de Janeiro, Rio Grande do Sul, Ceará, Paraná, siendo ya más de 300 escuelas ocupadas en todo el país.

Las huelgas y ocupaciones en las tres universidades estaduales de San Pablo, de la Universidad Estadual (UERJ) y de los docentes de Río de Janeiro, o de las universidades de Rio Grande do Sul. De norte a sur, los jóvenes estamos en la primera línea de lucha, mostrando que no bajamos la cabeza. Por el contrario, tomaremos las calles en defensa de nuestros derechos y por un mundo libre de toda explotación y opresión.

Lucharemos contra esa derecha que nos quiere impedir expresar libremente nuestra sexualidad y la construcción de nuestra identidad, lo hacen en nombre de la moral de una "familia tradicional brasilera" que no existe. Familia que ellos mismos destruyen a través de la explotación laboral, el aumento del desempleo y los recortes de derechos sociales que los trabajadores habían impuesto con su lucha.

Una derecha racista heredera de la esclavitud que no soporta la idea de ver a negros en la universidad en lugar de la prisión. Que no soporta la posibilidad de que mujeres puedan ser libres, por lo que impiden el derecho al aborto legal, seguro y gratuito, mientras ponen bajo la alfombra la violencia machista, estructural a este sistema.

Una derecha que junto a los medios de comunicación machistas intentan a todo momento naturalizar, legitimar y justificar los injustificables casos de violencia sexual y de género, como el caso de la violación en grupo de la joven de 16 años en Río de Janeiro.

Una derecha golpista que secuestró con la ayuda de los medios y del partido judicial el voto de millones de brasileros para llevar a cabo un golpe institucional en toda la línea.

La agrupación Faísca – Juventud Anticapitalista y Revolucionaria se dirige a todos los jóvenes que no naturalizan la miseria en la que vivimos en el capitalismo para construir una nueva juventud, que ya está mostrando en todo el mundo, como en Francia y Chile, que han comenzado la ofensiva contra este sistema. Para romper la miseria de lo posible y por una vida con sentido, libre de explotación y opresión.

Por la vida de las mujeres, negros y negras y de la comunidad LTGB.

Por las víctimas de violencia que se enfrentan diariamente a 1, 2, 3… 30.

Por los cinco jóvenes muertos con 111 tiros de la Policía y por las víctimas del genocidio a la juventud negra.

Por los trabajadores y trabajadoras que dejan su vida y sudor, mientras una casta corrupta gobierna para sus propios intereses y negocios.

Si atacan, luchamos miles.

Somos las mujeres que no vamos a aceptar las violaciones, somos los secundarios que estamos enseñando con esta lucha por la educación. Somos la juventud que no acepta este gobierno golpista y que no tiene miedo a luchar. Somos la juventud chilena, somos la juventud francesa que está haciendo arder Francia junto a los trabajadores.

Somos la juventud que quiere derribar el capitalismo.




Temas relacionados

Río de Janeiro   /    Brasil   /    Juventud   /    Internacional

Comentarios

DEJAR COMENTARIO