Internacional

QUITA DE DERECHOS PREVISIONALES

Brasil: media sanción para las medidas del ajuste de Dilma

Este jueves se concluyó la votación en Diputados de uno de los decretos del ajuste con los que Dilma inauguró su segundo mandato, la MP664. Luego de que el texto principal fuera aprobado por la mañana, todas las enmiendas fueron rechazadas en las votaciones ocurridas durante la tarde de ayer. La medida seguirá ahora para su análisis en el Senado brasilero.

Iuri Tonelo

Campinas

Viernes 15 de mayo de 2015 | Edición del día

Este jueves se concluyó la votación en Diputados de uno de los decretos del ajuste con los que Dilma inauguró su segundo mandato, la MP664. Luego de que el texto principal fuera aprobado por la mañana, todas las enmiendas fueron rechazadas en las votaciones ocurridas durante la tarde de ayer. La medida seguirá ahora para su análisis en el Senado brasilero.

El texto aprobado prevé la exigencia de un mínimo de más de dos años de matrimonio así como de un año y medio de contribuciones al INSS (sistema previsional) para que el cónyuje tenga el derecho a la pensión por fallecimiento de su compañero. En en caso de que el asegurado fallezca antes de completar 18 meses de contribuciones o si la unión tuviese menos de dos años, la pareja tendrá derecho a cuatro meses de pensión.

A pesar de la victoria del gobierno en la votación de hoy contra las enmiendas, algunos cambios en el texto fueron aprobados el miércoles y reducen las expectativas de ahorro con los ajustes.

Uno de los cambios es el mantenimiento de la regla según la cual, en casos de licencia médica, la empresa debe pagar 15 días de salario y el INSS arca con los 15 días restantes. En la propuesta original, la empresa debería pagar los 30 días.

La enmienda más importante plantea un método de cálculo previsional alternativo al actual, que incluye el llamado "factor previdenciario", implementado por el gobierno de Fernando Henrique Cardoso con el objetivo de dificultar o retardar la concesión de jubilaciones y reducir el valor de los beneficios jubilatorios.

Las nuevas reglas en la práctica abren la brecha (con posible reducción de 5 años en el tiempo mínimo para la jubilación) sin que actúe el factor previdenciário, principal derrota del gobierno en su intento de ahorrar en las cuentas públicas qitando derechos a los jubilados. Según el método alternativo, recibirán a partir de 2016 el valor integral de la jubilación aquellas mujeres y varones cuya suma entre su edad y el tiempo de trabajo alcance el total de 85 y 95 respectivamente.

Las enmiendas rechazadas pretendían la ampliación de la jubilación por invalidez, pensión por muerte vitalicia para cónyuges con 30 años o más, la prohibición de la tercerización de la pericia médica del INSS para entidades privadas y la suspención de la exigencia de dos años de matrimonio o unión estable para cónyuges que reciban pensión por fallecimiento.
En la próxima semana serán votados otros proyectos como parte del "paquete de ajustes" contra los derechos laborales y previsionales, así como medidas como la reducción cargas patronales.

De manera general, aun cuando en algunos puntos exista una supuesta "oposición" a los paquetes de ajuste, la realidad es que existe mucha unidad en esas medidas que quitan derechos a los trabajadores.

Bajo la nueva consigna de "ajustar para avanzar" el gobierno de Dilma y su ministro Joaquin Levy vienen siendo protagonistas de un momento oscuro para la situación de los trabajadores en el país, en un momento en que la economía camina hacia una recesión. En pocas medidas se consolida en el gobierno de Dilma el sentido de descargar los pésimos efectos de la economía sobre las espaldas de los trabajadores.







Temas relacionados

Reforma previsional    /    Dilma Rousseff   /    Brasil   /    Internacional

Comentarios

DEJAR COMENTARIO