Internacional

CRISIS POLÍTICA / GOLPE INSTITUCIONAL

Brasil: diputados aprueban la apertura del impeachment

La oposición golpista logra la mayoría de dos tercios de los votos en la Cámara de Diputados para la apertura del proceso de impeachment contra Dilma Russeff.

Domingo 17 de abril de 2016 | 23:12

FOTO: REUTERS

Pasadas más de 9 horas del comienzo de la sesión de este domingo en la cámara de diputados, la oposición golpista superaba los 342 votos (equivalente a los 2/3 de la Cámara de Diputados) necesarios para aprobar la apertura del proceso de impeachment.

El pedido de impeachment alega un “crimen de responsabilidad administrativa” de Dilma por autorizar gastos públicos no previstos en el presupuesto votado por el Congreso. Un comportamiento que justificaría la destitución de casi todos los gobiernos federales, estaduales y municipales del país de los últimos años.

Con la votación de este domingo, la oposición de derecha y los grandes medios avanzan con el “golpe institucional” apoyado por las grandes corporaciones empresariales como FIESP (Federación de Industrias de San Pablo).

La euforia de la derecha

El propio parlamento se convirtió en una fiesta de la oposición de derecha y los sectores conservadores dirigida por el partido tucano PSDB y el PMDB, otrora aliado de Dilma y del PT. Ambos partidos son investigados por numerosos casos de corrupción. Así, desfilaron para dar su voto cientos de diputados hablando eufóricamente a favor de la destitución de Dilma. Como un espectáculo de oscurantismo, gritaban, rezaban y se encomendaban: “Por Dios, por mi familia” eran los gritos más escuchados, en lo que parecía más bien un juramento ante el tribunal de la Inquisición, apelando al manoseado “pueblo” brasileño.

Liderando el acto de destitución de la derecha estuvo el presidente de la Cámara Eduardo Cunha (PMDB de Rio de Janeiro), ex aliado de Dilma, uno de los principales políticos corruptos, investigado por el Supremo Tribunal Federal (STF) por sospecha de haber recibido 40 millones de dólares en coimas.

En minoría, los diputados del PT y sus pocos aliados, denunciaron el “golpe” y defendieron la “democracia y el voto popular”. La votación selló el fracaso de la estrategia de Lula basada en la compra de votos y los pactos con sectores de lo más rancio y conservador de la política brasilera para parar el impeachment.

En las calles, hubo movilizaciones en contra y a favor del Impeachment. Miles de personas protestaron contra el impeachment en por lo menos 18 estados, además del Distrito Federal.

Cómo sigue el proceso

Aprobado del pedido de impeachment en la Cámara de Diputados cabe al Senado, por mayoría simple, refrendar o no la decisión. Es decir, más allá de la aprobación en diputados, el Senado puede no dar curso al proceso.

En caso de que el proceso sea abierto, refrendado en el Senado, la presidenta Dilma Russeff será suspendida en sus funciones por 180 días y el vicepresidente Michel Temer (PMDB) asumiría el gobierno interinamente, hasta el que concluya el juicio político.

El proceso consiste en que son presentadas en el senado la acusación y la defensa, bajo dirección del presidente del Supremo Tribunal Federal. Para condenar a la presidenta son necesarios los votos de 54 de los 81 senadores, equivalente a 2/3 del Senado.

Ampliaremos.

Te puede interesar: Frente al avance del impeachment golpista es necesario un plan de lucha








Temas relacionados

Impeachment   /    Dilma Rousseff   /    Brasil   /    Internacional

Comentarios

DEJAR COMENTARIO