Internacional

ELECCIONES EN BRASIL

Entrevista con Leticia Parks: la situación en Brasil desde el golpe de Temer a la elección de Bolsonaro

En el bloque de noticias internacionales del primer programa de Pateando el Tablero Jujuy se entrevistó a Leticia Parks, editora de la Esquerda Diario Brasil y militante del MRT partido hermano del PTS, quien desde San Pablo comentó sobre la situación en Brasil. A continuación reproducimos la entrevista.

Martes 16 de octubre de 2018 | Edición del día

Pateando el Tablero: Aunque en las últimas semanas las encuestas mostraban un triunfo de Bolsonaro ¿Cómo ves el resultado de las elecciones del domingo pasado?

Leticia Parks: Primero gracias por abrir este tema, ya que es un tema muy importante para toda América Latina el avance de una derecha con estos rasgos. Como hemos visto en los discursos de Bolsonaro, el es un tipo que promueve el odio contra las mujeres, los negros, los pueblos nativos de Brasil. Este resultado es parte de un proceso electoral que se dio con mucha manipulación mediática y hay que verlo como continuidad del golpe institucional que sufrimos en Brasil desde 2016 y que saco a Dilma de la presidencia. Ya en ese año desde el MRT decíamos que el golpe era un intento de seguir y avanzar con los ataques a los trabajadores para imponer la crisis que empezamos a sufrir muy fuerte acá en Brasil.

Estas elecciones fueron muy marcadas por estas características, es decir Lula era el candidato favorito de la población, tenía un 40 % en las intenciones de voto y el poder judicial acá hizo un proceso muy autoritario para imponer que Lula no pudiera participar, incluso con su prisión arbitraria. La gente no pudo votar a su candidato preferido, este es un primer ángulo que hay que tomar para explicar porque Bolsonaro sacó tantos votos, porque después de que se oficializó que Lula no iba a poder participar, el PT presentó a Fernando Haddad que ahora está contra Bolsonaro en la segunda vuelta y hubo un intento por parte del PT de transferir estos votos a Haddad, pero esto no se logró hasta el final porque una parte que iba a votar a Lula optó por votar a Bolsonaro quien sacó el 46% de los votos.

Las elecciones fueron brutalmente manipuladas por el judiciario, con la participación creciente de las fuerzas armadas que son aliadas de Bolsonaro; y también el hecho de que Geraldo Alckmin que era el favorito de la burguesía para dar seguimiento al golpe vía electoral como candidato del régimen se demostró un fracaso brutal, porque comenzó con una intensión de voto que llegó al 18% y terminó sacando sólo el 4% de los votos, o sea una parte de la gente que iba a votar a Alckmin decidió votar a Bolsonaro con la idea de que era el mejor candidato a hacer una gestión del país contra la corrupción.

Es importante diferenciar incluso, que aunque Bolsonaro tenga este discurso fascista contra las mujeres, los negros y particularmente contra la izquierda la gente lo vota porque está muy enojada por la corrupción y por la violencia que es muy fuerte y aumenta en el país por la crisis; y hay como un sentimiento de cambio que depositan infelizmente a la derecha.

Pateando el Tablero: Esta particularidad del contexto en el cual se dan las elecciones que mencionas, si uno seguía distintos medios informativos en todo el mundo era extraño ver como la mayoría de ellos pasaba por alto lo que viene siendo un proceso que viene desde el año 2016 en adelante y como decís se ha dado un golpe aunque no fue de la forma habitual de usar militares sino que fue por medio del impeachment. ¿Qué lectura hacen de cómo se toma en cuenta las elecciones de Brasil desde los medios sin tener en cuenta ese contexto en el que se dan?

LP: Claro es una operación de los medios. Los medios oficiales no reconocen que hubo un golpe y hay una disputa de narrativas sobre lo que pasó en 2016. Los medios que están con la burguesía no van a decir que esto es una continuidad de un ataque brutal que la clase obrera pasó porque destituyeron a la presidenta que votaron con el 54% de los votos, es un secuestro de los votos de las mayorías.

Los medios manejan otra narrativa; dicen que el problema es la corrupción y que eso pone la economía abajo, por eso miran las elecciones como si fuese un proceso normal, decidiendo quien puede o no votar como si fuera algo normal parte del sistema democrático y sabemos que no es así.

Esto de los medios es parte de una medida para tratar de normalizar una narrativa de que en 2016 no fue golpe y que la democracia está intacta, pero al revés la gente siente que nada es normal. No es normal que la gente decida votar a un tipo que no participó de los debates porque lo acuchillaron, y además eso le sirvió como excusa para no ir a los debates. La gran mayoría no conoce su programa político ni económico, pero algunos si lo conocen y son una vanguardia reaccionaria. Hay que decirlo, la gran mayoría de la población está votando contra la corrupción y es el discurso que se fortaleció con el Lava Jato y con la operación de los medios para justificar el problema económico que hay en Brasil.
Es parte de una narrativa para garantizar la continuidad de este golpe y profundizar el ajuste.

La burguesía acá está haciendo esfuerzos enormes para imponer el ajuste porque con el golpe no pudieron y su presidente que fue Temer, llegó hasta 95% de desaprobación y no pudieron si quiera a hacer la reforma previsional que era la más importante que querían hacer privatizando todo para hacer pasar el ajuste hasta el final.

Pateando el Tablero: Hace minutos comentabas sobre esta disputa de narrativas sobre el golpe institucional en Brasil. Hay otra idea que se estuvo manejando desde algunos medios e incluso en las redes sociales, me refiero a la idea de que con el resultado de este candidato de derecha emerge la figura del “hombre fuerte contra la corrupción”, muchos comparan a Bolsonaro con un Donald Trump del trópico, ¿ Vos cómo definirías a la figura de Jair Bolsonaro?

LP: Seguro, Bolsonaro es parte de este fenómeno internacional de la aparición de una extrema derecha xenófoba racista que apareció no sólo en la figura de Trump, y otros que fueron muy citados por Benicio Himes y otros medios.

Lo que es importante decir es que además de este discurso de odio en contra de las minorías y ataques contra inmigrantes negros y mujeres, Jair Bolsonaro tiene un discurso muy particular en Brasil, es un discurso muy fuerte contra la izquierda y por eso también decimos que es un tipo facho acá. En un programa de TV que hizo el otro día el mismo decía que quieren hacer en Brasil una experiencia comunista del PT y que hay que derrotar a los comunistas y a los rojos. Hay un discurso que es muy fuerte en Bolsonaro y que no es parte de estas figuras , ni se ve incluso en Trump y que acá en Brasil cumple un rol muy importante que es sacar de la conciencia de la gente la manera como respeta al PT y la manera como se ve representada en esta experiencia histórica de cómo surgió el PT acá en Brasil. O sea hay un discurso anti izquierda en Brasil.

Además también el hecho de que Bolsonaro para poder llegar a ser una figura de extrema derecha en Brasil, parte de su discurso debe destilar un odio contra la población negra y del campo, porque con la historia de Brasil que es un país que tuvo 300 años de esclavitud que sigue con una diferencia de pago y de condiciones de vida entre trabajadores negros y blancos, las mujeres negras reciben 60% menos que los trabajadores blancos.

O sea para que sea una figura de la burguesía nacional tiene que poner en marcha un odio racial muy fuerte, que se expresó con los ataques y los asesinatos que vimos ocurrir en estas semanas.

Es importante marcar que estas figuras de derecha que surgen son parte de un fenómeno nacional pero que trae rasgos muy particulares de Brasil que traen una aparición todavía más reaccionaria a lo que puede ser Bolsonaro y a lo que puede significar las elecciones acá en Brasil lo que puede significar para el conjunto de América Latina, porque es un ensayo que está haciendo la burguesía acá, y que si pasa y si se fortalece acá puede ser un cambio en la correlación de fuerzas para la clase obrera a nivel regional de América Latina.

Pateando el Tablero: Leticia, explicabas como se constituyó esta figura de Bolsonaro, donde el discurso contra la izquierda y el odio racial, hacia las mujeres y las personas LGTB, los movimientos campesinos y trabajadores. Hablabas también sobre entender esta situación en Brasil como un ensayo en la región. Como respuesta a los ataques fachos vimos algunas primeras respuestas y acciones, ¿cómo se proponen enfrentar a la extrema derecha desde el MRT y también las distintas organizaciones?

LP: Es todo un tema. Este perfil de Bolsonaro es un facho pero es importante decir que a la burguesía no le importa que se ponga en marcha como un discurso desde el estado contra las mujeres negros campesinos, lo que de de verdad es especial para la burguesía a es que sea contra la izquierda y por eso Bolsonaro sigue hablando mucho de esto. Asesinaron al maestro Moa capoerista que combatía el racismo y luego gente de la burguesía e incluso Bolsonaro mismo tuvo que separarse de este hecho diciendo que no es parte de su política que no están a favor de que la gente sea golpeada ni torturada, hay una demagogia porque el tipo si dice cosas que encorajan a gente para hacer estos ataques brutales pero al Estado no le interesa que se pueda crear una polarización tan profunda.

Acá sucedió algo que la burguesía no quiere, porque después del asesinato de Moa, la gente comenzó a movilizarse y a convocar marchas contra el asesinato.
Desde el MRT Acompañamos a la gente que quiere derrotar a Bolsonaro en estas elecciones pero, decimos que estos ataques fachos y al fortalecimiento del discurso incluso de extrema derecha como discurso oficial hay que combatirlo en las calles y en lugares de trabajo y estudio. Por esto estamos exigiendo que las centrales convoquen a huelga que salgan de la parálisis que guardan tras el golpe detrás del golpe.

Que hagamos millares de comités para organizar la revuelta que hay en la gente, porque ante cada ataque, cada asesinato que hay la gente se quiere levantar y responder protestar y salir a marchas pero esto se tiene que organizar, e incluso si Bolsonaro no gana las elecciones lo cual es muy improbable esta derecha esta fortalecida y hay que derrotarla con sus métodos y el movimiento de la clase obrera organizada en sus lugares de trabajo.

La izquierda esta toda convocando a votar a Haddad, nosotros votamos críticamente y también criticamos a sectores de la izquierda por su estrategia electoralista porque dicen votar a Haddad para derrotar a la derecha y nosotros decimos que no, que las elecciones no van a acabar con el problema que está instalado y la derecha esta fortalecida y va a imponer ataques y ajuste este es un poco del panorama este 28 de octubre. Y más importante es cómo se va a organizar la clase obrera para resistir estos ataques.







Temas relacionados

Elecciones Brasil 2018   /    Jair Bolsonaro   /    LGBTI   /    Movimiento de mujeres   /    Claves internacionales   /    Brasil   /    Jujuy   /    Internacional

Comentarios

DEJAR COMENTARIO