Internacional

DESEMPLEO

Brasil: casi un millón de despidos en el 2015

El pasado viernes 25, el Registro General de Empleados y Desempleados (Caged), vinculado al Ministerio de Trabajo y Empleo, anunció un nuevo resultado negativo para la economía brasileña y los trabajadores. El mes de agosto fue el peor desde 1995 en la generación de empleos formales. En lo acumulado del año, el saldo de empleos formales según el Caged es negativo en 572.792 puestos de trabajo.

Martes 29 de septiembre de 2015 | Edición del día

En 12 meses el mercado formal ha perdido casi un millón de puestos de trabajo: el saldo alcanza a 985.669 puestos. El resultado fue divulgado un día después de que el Instituto Brasileño de Geografía y Estadística (IBGE) revelara en la Encuesta Mensual de Empleo (PME), que la tasa de desempleo en el país aumentó el mes pasado, alcanzado el 7,6 % - el peor resultado para el mes desde 2009. Los datos corresponden a seis áreas metropolitanas: Río de Janeiro, San Pablo, Belo Horizonte, Recife, Salvador y Porto Alegre y ya supera el 10 % entre los trabajadores más jóvenes.

La semana también estuvo marcada por otras noticias que confirman el deterioro de la economía brasileña, el Banco Central prevé que el Producto Bruto Interno (PIB) de 2015 debería registrar una retracción del 2,7 %. Al tiempo que la economía genera menos riquezas, el dólar mantiene una trayectoria de apreciación, presionando la suba de los precios, principalmente de los alimentos, afectando a los sectores más pobres y los trabajadores.

El escenario se caracteriza por el deterioro del mercado de trabajo, que debe cerrar en valores negativos de alrededor de 1.5 millones este y el próximo año, esbozando alguna recuperación recién en 2017 según los economistas burgueses consultados por Agencia Estado.

Industria y construcción: los sectores más afectados

Los datos del Caged reafirman la crisis en la industria y la construcción, sectores en los que se perdieron más empleos formales en el período analizado por esta encuesta. En el sector de la industria manufacturera se produjo una caída en 11 de las 12 ramas que la componen, siendo la industria de alimentos y bebidas la única rama con un saldo positivo, con un crecimiento de 7.649 puestos de trabajo que sin embargo, no es suficiente para revertir la tendencia de ajustes y despidos en la industria de alimentos, la que más emplea en el país, como lo demuestran los datos del IBGE.

Otros sectores como la industria manufacturera (que produce máquinas, por ejemplo), tuvo una reducción de 47.944 puestos de trabajo, así como el sector de la construcción (con una reducción de 25.069 puestos de trabajo) y el comercio (caída de 12.954 puestos de trabajo), donde se mantiene la pérdida de puestos de trabajo.

Tendencia a la baja del empleo formal

En general el trimestre de agosto a octubre se caracteriza por el saldo positivo de empleos, debido al inicio de las contrataciones para las fiestas de fin de año. Esta tendencia según la Caged no está ocurriendo este año. Hecho que preocupa y puede señalar la continuidad del deterioro en las condiciones del empleo en lo que resta del año. Otra tendencia que se profundiza son los empleos precarios e informales (es decir, en negro) de alta composición juvenil. La informalidad laboral es una manera por la que la patronal evita el pago de impuestos, especialmente en un momento de caída de la producción, el crédito y el consumo.

Algunos economistas burgueses estiman que la recuperación del mercado de trabajo tendrá lugar a partir de 2017, y según plantean, la recuperación dependerá de la profundización del ajuste fiscal del gobierno. El discurso de estos economistas es que de hecho el ajuste aún no comenzó y que el gobierno seguiría gastando más que el año pasado, con un crecimiento en los pagos de la deuda externa. Esta situación no sorprende, ya que a partir del aumento de las tasas de interés y la valorización del dólar hay dos factores que en la coyuntura que están actuando sobre la elevación de la deuda externa brasileña. La misma está cotizada en dólares y vinculada a las variaciones en la tasa Selic (tasa de interés bancaria).

La creación de 4.965 puestos de trabajo en el sector servicios, en agosto, es el único dato positivo entre todos los evaluados por la Caged. Sin embargo es un dato menor. La creación de empleo promedio en el sector de los servicios en los dos últimos años fue de casi 70.000, por lo tanto la creación de casi 5.000 puestos es un número muy pequeño en relación a la media y confirma la retracción en del sector de la economía que más emplea trabajadores.

El Ministro de Trabajo y Empleo, Manoel Dias, afirmó el pasado 25 del corriente, que no es posible establecer un plazo para la recuperación del empleo formal (en blanco), que ya acumula una retracción de 572.792 puestos este año. “El tiempo que se prolongará esta situación (despidos), no es posible de evaluar", afirmó en rueda de prensa en Río. Admitió que Brasil puede presenciar el cierre de más de 1 millón de empleos formales para este año.

Un programa para enfrentar los despidos

Como venimos señalando en Esquerda Diario es necesario que las huelgas en curso, como las de las automotrices, se unifiquen superando la política de la burocracia sindical; enfrentando el Programa de Protección al Empleo (PPE) defendido por el gobierno y la burocracia que protege las ganancias patronales, recortando salarios. Frente a los despidos es necesario imponer la reducción de las horas de trabajo sin reducir los salarios y la aplicación de impuestos a las grandes fortunas para que sean los ricos y empresarios quienes paguen la crisis.

ESQUERDA DIÁRIO/Agência Estado







Temas relacionados

Brasil NO USAR   /    Crisis económica   /    Dilma Rousseff   /    Desempleo   /    Internacional

Comentarios

DEJAR COMENTARIO