Internacional

DEBATE

Brasil: ante el retroceso del impeachment, la política de elecciones generales suma adeptos

El martes (15) Ronaldo Caiado del DEM (Demócratas, antiguo PFL), fue el nuevo senador en sumarse a la propuesta del diputado federal del PSDB, Luiz Carlos Hauly, que ya cuenta con seguidores del Partido Progresista (PP) y otros partidos reaccionarios. El diario O Globo comienza a barajar la misma hipótesis. ¿Falta algo más para demostrar que la política de Luciana Genro y del PSTU no es de izquierda?

Sábado 19 de diciembre de 2015 | Edición del día

Fotografía: EFE

El líder de los Demócratas (DEM) en el Senado, Ronaldo Caiado (GO), afirmó (15): "No existe gobernabilidad. No hay cómo convivir con una situación insustentable como ésta. He defendido la tesis de entregar los mandados del Congreso y la Presidencia para nuevas elecciones. Las urnas legitimarían un nuevo gobierno. O buscamos una solución para la crisis o ella va a tragarse al país. Nada es más actual que avanzar hacia la anticipación de las elecciones para el Congreso y la Presidencia".

No fue solo Caiado el que comenzó a defender esta línea. Incluso analistas de GloboNews, incluyendo al inconfundible tucano Merval Pereira, barajan la misma hipótesis como conclusión de que la crisis de legitimidad de los políticos es cada vez mayor y sería necesario “comenzar de nuevo”. Defienden esta política porque al mismo tiempo que se legitimaría el régimen, habría grandes chances de que Aécio (PSDB) sea electo como presidente.

Esta ya era una política llevada adelante desde hace algunas semanas por el diputado Luiz Carlos Hauly, del PSDB del estado de Paraná, que lidera el Movimiento por elecciones Generales Ya quien está impulsando la recolección de firmas para la instalación de una PEC (Propuesta de Enmienda Constitucional), de su autoría, que propone elecciones generales.

Hauly había logrado la adhesión del diputado federal Odelmo Leão del PP, quien afirmó que "todos los que han sido electos, ejecutivos y legisladores en todos los niveles de gobierno, deberían renunciar a los mandatos inmediatamente; la decisión permitiría a la Justicia Electoral convocar a elecciones generales en el corto plazo.
Este es el camino para salir de la crisis política que perjudica a la economía y a todo el pueblo de Brasil en este momento".

La izquierda detrás de la derecha o del gobierno del PT

Hemos venido insistiendo en la necesidad de una política independiente para responder a la crisis política y económica del país. No faltan ejemplos de que, sin ella, las organizaciones de izquierda se adaptarán al campo de la derecha o del gobierno, por más que hagan discursos a favor de un "tercer campo". Ejemplos de esta desorientación son muchos, siendo el más reciente la crisis abierta en el PSOL con todas sus principales figuras adoptando la defensa abierta del PT y el llamado a los actos del 16/12 en apoyo al gobierno. Luciana Genro, que intentó diferenciarse de esta línea política, ya la adoptó participando recientemente de uno de los actos en Porto Alegre.

La falta de una política independiente, que sólo puede tener fuerza en base a la lucha de clases base, y la negativa a presentarse como una alternativa política a todos los que no se sienten representados ni por el gobierno ni por la derecha, sigue llevando a la izquierda a vincularse a lo peor que existe de la política nacional, sea detrás del PT, entrando en la farsa de “lucha contra el golpe” o de la derecha tradicional, con esta política de elecciones generales.

Si quedaban dudas de que el PSTU apelaría a su clásica respuesta frente a las crisis políticas, adaptada al régimen democrático burgués tal como es hoy con el llamado a elecciones generales, el inicio del proceso de impeachment contra Dilma desenmascaró lo que alertábamos: que la verborragia de “huelga general para derrumbar al gobierno de Dilma y a todos” no pasaba de… verborragia. Pasaron a defender abiertamente elecciones generales, sin ninguna alteración de las reglas de juego. De manera cómica hablan de “revocabilidad” de los mandatos, que cuando se lleva a cabo un “engaño electoral” el pueblo tiene que poder destituir a los representantes; pero para el PSTU es por el mecanismo electoral tal como funciona en la actualidad. Aécio y la oposición burguesa agradecidos.

Luciana Genro también lanzó la política de elecciones generales después del reciente Congreso del PSOL. Tratan de ocultar la política del PSOL de ser línea auxiliar del PT y Dilma. Pero al negarse a una política independiente, del seguidismo al gobierno van directamente a los brazos de la derecha con la nueva propuesta de "elecciones generales. Prefieren quedarse con "un pie en cada lado" antes que adoptar una política independiente.

Por nuestra parte, seguimos insistiendo en la fuerza de una política independiente, que sólo puede ser: ni impeachment, ni “Dilma se queda", ni elecciones generales que mantiene las reglas de juego, ni la Constituyente de 1988 tutelada por los militares, por un nueva Constituyente impuesta por la fuerza de la movilización.

Solo combinando esta respuesta independiente frente a la crisis política, con grandes batallas en la lucha de clases contra el ajuste (terreno en el que la izquierda no dio ningún ejemplo hasta el momento), será posible construir una movilización independiente del gobierno y de la derecha y desatar una movilización que pueda derrumbar este régimen y abrir espacio para la lucha por un gobierno de los trabajadores.







Temas relacionados

PP Brasil   /    Brasil NO USAR   /    Impeachment   /    PSDB   /    Dilma Rousseff   /    PT   /    Brasil   /    Internacional

Comentarios

DEJAR COMENTARIO