Internacional

OPINIÓN

Brasil: ¿Por qué lanzamos candidaturas en el PSOL?

Lunes 15 de agosto de 2016 | 12:31

Declaración del Movimiento Revolucionario de Trabajadores

El sistema electoral brasileño es extremamente antidemocrático. Para tener legalidad electoral para presentar candidatos es necesario conseguir más de 500.000 firmas en nueve estados, condiciones que hoy buscan dificultar aún más con una nueva reforma electoral. Esto impide que los trabajadores y jóvenes que constituyen el MRT (Movimiento Revolucionario de Trabajadores) puedan intervenir en las elecciones para difundir ampliamente nuestras posiciones políticas revolucionarias y luchar para lograr concejales o diputados que puedan poner sus bancas al servicio de desarrollar la movilización extraparlamentaria de la clase trabajadora y la juventud en defensa de sus demandas.

Esta batalla comienza por resistir a los ataques del gobierno golpista de Michel Temer de forma independientes del PT – que con sus ajustes y su corrupción abrió el camino a la ofensiva de la derecha – desde una perspectiva anticapitalista que marque el camino de un gobierno de los trabajadores de ruptura con el capitalismo. Encaramos este desafío buscando construir una voz anticapitalista, expresión en el terreno electoral parlamentario de la clase trabajadora, sus luchas inmediatas e históricas. Así como también hacer oír la voz de los estudiantes que ocuparon sus escuelas en defensa de la educación, los trabajadores tercerizados y los que luchan contra la precarización del trabajo, las mujeres, los negros y la comunidad LGBT que luchan contra todo tipo de prejuicios.

Nuestras candidaturas también están al servicio de cuestionar los privilegios de la casta política desde una perspectiva revolucionaria, partiendo del programa de que todo político gane igual que un maestro y sea revocable, surgido de la Comuna de Paris, ligado a un programa democrático radical, como la lucha por una Constituyente impuesta por la fuerza de la movilización inserta en la perspectiva de lucha por un gobierno de los trabajadores. También presentamos candidaturas que vienen a cuestionar este régimen antidemocrático que restringe todo espacio para que las organizaciones de los trabajadores y de la izquierda puedan disputar a las masas para sus ideas, que van desde la restricción espacio en las propagandas de TV, radio en e incluso en los debates televisivos, a todos los partidos que tengan menos de 9 diputados (lo que incluye el PSOL, PCB, PSTU PCO) e impiden una campaña militante en los lugares de trabajo y estudio y las redes sociales.

Por eso, solicitamos a los partidos de izquierda – PSOL y PSTU – que democráticamente concedan la legalidad de sus partidos para que la voz del MRT pueda expresarse en estas elecciones, reservando la total independencia política de nuestras candidaturas frente a estos partidos. La ley electoral permite este recurso en la medida en que los votos para concejal son nominales.

Es en ese carácter que lanzamos nuestros candidatos por la lista del PSOL, en las ciudades de San Pablo, Campinas y Santo André (San Pablo), ciudad de Rio de Janeiro y Contagem (Minas Gerais). Por la lista del PSTU buscamos lanzarla desde la ciudad de Osasco (San Pablo) lo que supone, por supuesto, que las direcciones de dichos partidos aceptaron otorgarnos esta posibilidad democrática, aunque recientemente nos notificó el PSTU que no podremos concretizar esa candidatura por motivos jurídicos.

Nuestras candidaturas están al servicio de hacer escuchar una voz anticapitalista, que se delimita claramente de las candidaturas de la derecha golpista que apoyó el impeachment de Dilma y hoy sustenta al gobierno de Temer así como de las candidaturas que apoyaron al gobierno ajustador y corrupto del PT, se negaron a impulsar la movilización independiente de la clase trabajadora para resistir al golpe institucional. Estas hoy se ubican como una oposición desmoralizante e inofensiva, que ni siquiera considera que se debe mencionar la palabra “golpe”, tal como afirmó el candidato a intendente por San Pablo, Fernando Haddad, porque busca pactos permanentes con la burguesía y la derecha y se niega a movilizar a los sindicatos para resistir los ataques de Temer.

Frente al golpe institucional sectores de masas se dispusieron a resistir la ofensiva de la derecha, al mismo tiempo que desconfiaron del PT en función de los ajustes implementados por el gobierno de Dilma y los métodos de corrupción propios del capitalismo que ese partido asimiló para gobernar. Pero esta disposición de lucha fue desperdiciada por las direcciones de las organizaciones obreras como la CUT y la CTB, de los Sin Tierra (MST) de los Sin Techo y los estudiantes (UNE, UBES) muchas de las cuales responden al PT, que prefirieron hasta último momento apoyar la política petista de buscar pactos con sectores de la derecha más reaccionaria del país y hacer manifestaciones impotentes para frenar la ofensiva golpista.

Pasado el golpe, la CUT se niega a impulsar asambleas de base para poner en pie un plan de lucha serio contra los ataques de Temer. Convoca a jornadas de protesta burocráticas, que no están al servicio de unir la fuerza de los principales bastiones obreros para frenar los despidos, la desvalorización salarial provocada por la inflación, las privatizaciones y demás reformas neoliberales, anunciadas por el nuevo gobierno. Ni siquiera organizan asambleas o paros para estas jornadas, como ocurrirá este próximo 16 de agosto. Por el contrario, son acciones controladas para descomprimir el descontento de sus bases y dar una apariencia de izquierda a la política del PT de construir una oposición meramente electoral, intentado legitimar una eventual candidatura de Lula o Ciro Gomes en 2018, donde el PT se oculte dentro de una coalición más amplia.

Nuestras candidaturas están al servicio de construir una alternativa anticapitalista al PT y a la burocracia sindical cutista, para enfrentar consecuentemente la ofensiva de la derecha y luchar por la perspectiva de un gobierno de los trabajadores de ruptura con el capitalismo. Esquerda Diário con sus cientos de miles de lectores en todo el país, con sus corresponsales en varios estados, reflejando las batallas en cada lugar de trabajo y estudio, se propone ser una gran herramienta al servicio de construir esa fuerza política.

Al mismo tiempo que agradecemos la concesión democrática de legalidad al PSOL y al PSTU para presentar candidatos independientes del MRT, rechazamos las alianzas del PSOL con partidos burgueses, como ocurre con el PPL en Porto Alegre, con el PDT en Belém y con el partido Rede de Marina Silva, en distintas ciudades, incluso importantes capitales como Salvador y Florianópolis, así como la autorización a realizar en todo el país por la resolución nacional del partido que designa como posibles alianzas con el “PV, el PCdoB, el PDT, PSB, PT, REDE y otros”. Aunque no se concrete la candidatura de Osasco por medio del PSTU, también participaríamos manteniendo nuestra crítica a su posición golpista que lo dejó alineado con la derecha proimpeachment.

Del mismo modo, preservando nuestros principios de luchar activamente por la independencia de clase, nos reservamos el derecho a no apoyar candidaturas de estos partidos que nos concedieron la filiación democrática, donde haya coalición con partidos que gobiernan al servicio de los empresarios, como es el caso del partido Rede y del PPL, del PT y de los que el PSOL autoriza en su resolución nacional. Tampoco en aquellos lugares donde hablan de socialismo con figuras como Luiza Erundina, como en San Pablo, que tiene una trayectoria y un proyecto político que no representa la tradición y la perspectiva obrera y socialista.







Temas relacionados

Movimiento Revolucionario de Trabajadores (MRT)   /    PSOL   /    Dilma Rousseff   /    Lula da Silva   /    CUT   /    Brasil   /    Internacional

Comentarios

DEJAR COMENTARIO