Internacional

FRACCIÓN TROTSKISTA - CUARTA INTERNACIONAL

Brasil: Movimento Revolucionário de Trabalhadores (MRT)

Domingo 28 de abril | 14:49

Leer todos los artículos: La situación mundial y los combates del socialismo internacionalista

En Brasil, el golpe institucional y la prisión arbitraria de Lula, que tuvieron como uno de los pilares fundamentales al autoritarismo judicial, dieron lugar a una elección manipulada y al gobierno de extrema derecha de Bolsonaro, vasallo de Trump. Junto a los generales de las Fuerzas Armadas, a Sérgio Moro (jefe de la operación Lava Jato) y a los neoliberales del ministro de Economía Paulo Guedes, busca aplicar ataques contra la clase trabajadora, como la reforma jubilatoria. Un plan de ajuste más duro que el que el PT ya venía aplicando durante su gobierno. A su vez, Bolsonaro se ha puesto a la cabeza de la derecha regional en la cruzada intervencionista y golpista contra Venezuela de la mano de Trump.

Pero este gobierno no es estable, enfrenta crisis internas en medio de la crisis económica, social y política, con el desempleo y el subempleo llegando a decenas de millones de personas. Una de sus primeras crisis se desató con la divulgación pública de los lazos entre la familia Bolsonaro y los grupos paramilitares de Río de Janeiro que estuvieron detrás del asesinato de Marielle Franco, exconcejala del PSOL. Incluso sin lucha de clases, el gobierno se va desgastando y teniendo derrotas que muestran una frágil base parlamentaria. Más allá de estos roces y fricciones, todos los actores del régimen comparten el objetivo de aplicar ataques contra los trabajadores, las mujeres, los negros y la comunidad sexodiversa, además de debilitar a los sindicatos.

Mientras tanto, la estrategia del PT solo se resume a ser una "oposición parlamentaria" light a los ajustes de Bolsonaro, mientras sus gobernadores apoyan la reforma jubilatoria mediante la eliminación de alguna de las cláusulas más impopulares, y las centrales sindicales vinculadas al PT (como la CUT y la CTB) evitan cualquier acción del movimiento de masas sin ningún plan de lucha.

El PSOL, un partido que se reivindica socialista, ha aumentado su proyección electoral con varios parlamentarios porque aparece como alternativa a la izquierda del PT. Pero repite los errores del PT al centrarse en la estrategia parlamentaria y no poner su fuerza en la organización de la resistencia a los ataques en los lugares de trabajo y estudio, es decir al servicio de la lucha de clases y enfrentando a la burocracia sindical.

Desde el Movimiento Revolucionario de Trabajadores (MRT) estuvimos en la primera línea de las batallas contra el golpe y sus agentes, así como contra Bolsonaro y los capitalistas. Luchamos contra la intentona golpista en Venezuela que promueve Bolsonaro como mejor alumno de Trump. Luchamos por el no pago de la deuda pública, contra los despidos y por la reducción de la jornada de trabajo sin reducción salarial, para que todos trabajen, y un plan de obras públicas controlado por los trabajadores para que la crisis la paguen los capitalistas. Defendemos la libertad de Lula sin apoyar la política del PT, y luchamos para que los jueces y fiscales sean elegidos en forma directa y revocables, con el mismo salario de un docente, y que los juicios de corrupción sean por jurados populares. Para ello, exigimos que las centrales sindicales terminen la tregua en la que se encuentran y organicen un verdadero plan de lucha para derrotar los ajustes del gobierno, de los capitalistas y el autoritarismo judicial.

Damos esas batallas desde los estados donde estamos como Sao Paulo, Río de Janeiro, Minas Gerais, Rio Grande do Sul, Brasilia, Rio Grande do Norte, Paraíba, entre otros y en los lugares en los que actuamos como en el Sindicato de Trabajadores de la Universidad de San Pablo (USP) como minoría, y en la Federación Nacional de Metroviarios de San Pablo. Por Marielle Franco hicimos un paro en el carrera de Servicio Social de la Universidad Estadual de Rio de Janeiro, en el momento em que se cumplía un año de su asesinato, donde dirigimos el Centro Académico. Desde Pan y Rosas Brasil enviamos una carta al PSOL y al movimiento de mujeres llamando a la construcción de un Encuentro Nacional por Justicia para Marielle en lucha por una investigación independiente.

Al servicio de esas batallas, Esquerda Diário, el mayor portal digital a la izquierda del PT en todo Brasil, llegó a un récord de 7 millones de accesos en un solo mes. Impulsamos la editorial Ediciones ISKRA que acaba de publicar: “Brasil: Punto de Mutación" que reúne artículos marxistas sobre el Brasil actual.

Estas iniciativas son parte de la batalla por la construcción de un partido revolucionario de trabajadores, en diálogo con todos los militantes y simpatizantes del PSOL, que es un partido de tendencias, a quienes propusimos la entrada del MRT con nuestras propias banderas revolucionarias. Desafortunadamente, el PSOL aceptó todo tipo de corrientes de la izquierda, negando, sin embargo, la entrada del MRT por ser cientos de militantes en todo el país y tener el portal digital de la izquierda con mayor repercusión del país. Sin embargo, por ser la principal organización que se reivindica socialista a la izquierda del PT, seguiremos con un diálogo crítico y discusiones permanentes para debatir la necesidad de la construcción de un partido revolucionario de los trabajadores en Brasil.







Temas relacionados

Internacional

Comentarios

DEJAR COMENTARIO