Política

POLÍTICA

Bonfatti comparó a Macri con Hitler: un exabrupto y mucha hipocresía

El ex gobernador de Santa Fe comparó a Macri con Hitler y se ganó el repudio de propios y ajenos. Cambiemos aprovechó para victimizarse y destilar hipocresía.

Jueves 12 de octubre | Edición del día

El escenario fue el teatro del Sindicato de Empleados de Comercio de Rosario. La circunstancia: una charla sobre derechos de los trabajadores, encabezada por el ex gobernador de Santa Fe, Antonio Bonfatti, y el candidato a diputado nacional, Luis Contigiani. La noticia, sin embargo, no fue la hipocresía del Partido Socialista (PS), que se acuerda de los trabajadores en épocas de elecciones mientras escalan las cifras de precarización laboral y los cierres de fábricas en la provincia. La noticia fue el exabrupto de Bonfatti. “De joven creía en ese concepto que dice que el pueblo nunca se equivoca. Pero se equivocó con Hitler y ahora se equivoca con Macri", fustigó el actual legislador provincial.

Las respuestas no se hicieron esperar y vinieron de propios y ajenos. En tanto los diarios titulaban que Bonfatti comparó a Macri con Hitler, el gobernador Miguel Lifschitz publicó un extenso posteo en Facebook, afirmando que las declaraciones de su par “no expresan de ninguna manera el sentimiento del Partido Socialista ni de sus dirigentes, y muchos menos la mía”. En la misma sintonía se expresó el candidato a concejal por Rosario, Pablo Javkin, del ARI, que integra el Frente Progresista junto con el PS.

El que hizo silencio, quizá porque estaba junto a Bonfatti en esa charla, fue Contigiani, que más bien debe estar esperando que pase el vendaval en la esperanza de que no afecte todavía más su pobre performance electoral. Lo cierto es que el PS, habiendo perdido a buena parte de los radicales que integraban el Frente gobernante, viene tratando de frenar la sangría de votos que se fueron a Cambiemos. Lo de Bonfatti no ayuda.

En tanto el Inadi intervino de oficio por las declaraciones del ex gobernador, que finalmente tuvo que salir a pedir disculpas, la plana mayor del oficialismo nacional y su ejército de trolls inundaron las redes sociales con el repudio a Bonfatti. Aprovecharon, así, para victimizarse y mostrarse como gente que es “mejor que Hitler”. Dudoso honor.

La hipocresía de Cambiemos

Como siempre, la hipocresía floreció por todos los poros. El diputado de Cambiemos, Waldo Wolff, que hace un tiempo había comparado a Cristina Kirchner y al gobierno venezolano con Hitler, salió a tuitear indignado, haciendo una invitación a Bonfatti para “visitar el museo del holocausto”. El que no dijo nada, por las dudas, fue Esteban Bullrich. No sea cosa que alguien le recuerde su desafortunada frase sobre Ana Frank: "sus sueños quedaron truncos por una dirigencia que no fue capaz de unir". Con esta liviandad definió el holocausto el ex ministro de Educación, sin que el Inadi intervenga.

También vale recordar que fue el mismísimo presidente el que se refirió a la última dictadura militar como una “guerra sucia”, un término utilizado por los propios militares para justificar el terrorismo de Estado. Además, afirmó “no saber” si son “9 mil o 30 mil los desaparecidos”, otro argumento sacado de los manuales del ejército para negar el genocidio.

El gobierno de Cambiemos podrá no ser comparable con Hitler ni con la dictadura, pero hay que reconocer que acumula una buena cantidad de “homenajes culturales” al fascismo. Más preocupantes aún son los homenajes prácticos: dos meses y doce días lleva Santiago Maldonado desaparecido, en el marco de una persecución violenta de parte del Estado a la comunidad mapuche del Lof de Cushamen, para defender el millón de hectáreas que acumula Benetton.

Los mapuches son, para el gobierno, un grupo de “terroristas”, el mismo discurso que salió a pronunciar Astiz hace tan solo unas semanas, afirmando que la “guerra contra la subversión es una guerra de largo alcance” y que debería continuar en la actualidad. Mientras personajes como este genocida sienten la impunidad como para hacer declaraciones de este estilo, aparecen servicios infiltrados en las marchas, generando desmanes y detenciones arbitrarias, aparece gendarmería intimidando clases públicas por Santiago Maldonado, aparecen funcionarios que quieren censurar que se hable de la desaparición del joven en las escuelas.

Comparar a Macri con Hitler es desubicado. Obviar los “homenajes” permanentes del macrismo a la ideología y la práctica de los genocidas, también.








Temas relacionados

Adolf Hitler   /    Santa Fe   /    Antonio Bonfatti   /    Mauricio Macri   /    Rosario   /    Santa Fe   /    Política

Comentarios

DEJAR COMENTARIO