Internacional

CÓDIGO DE SISTEMA PENAL

Bolivia: ¿qué dirección necesitan los trabajadores?

Presentamos la discusión con las organizaciones de "izquierda" que se encuentran en bloque con la burocracia opositora. Rechazamos la división artificial de la COB y llamamos a enfrentar a la burocracia de forma independiente.

Javo Ferreira

Bolivia

Jueves 1ro de febrero | Edición del día

Foto: APG

El último conflicto por la abrogación del Código de Sistema Penal (CSP) puso en evidencia en las organizaciones que se reclaman revolucionarias, obreras y socialistas la existencia de dos políticas, absolutamente antagónicas: la de sumarse al bloque liberal – patronal exigiendo la abrogación del CSP como también la defensa de la “democracia” o pelear por una posición independiente denunciando no solo los mecanismos autoritarios del gobierno sino también el carácter patronal de las movilizaciones y el rol de la burocracia sindical, tanto oficialista como opositora.

¿Democracia vs dictadura?

El bloque opositor estaba en los hechos constituido por tres sectores diferenciados: el primero y que le daba la tónica al movimiento, formado por iglesias, diputados, miembros de la oposición; un segundo grupo formado por pequeños grupos e individuos de raíz stalinista e “insurgentes” hoy descontentos con el MAS que se refugió en el slogan de la democracia vs dictadura. Estos dos grupos hasta hoy continúan juntos. Finalmente un tercer sector formado por las organizaciones que se reclaman obreras y socialistas con el magisterio urbano y grupos menores. Este bloque opositor tiene un elemento de fuerza: las crecientes tendencias bonapartistas de Evo Morales y el control de todos los instrumentos fundamentales de los poderes del Estado, el desconocimiento del referéndum del 21F por parte de un grupo de jueces del TCP adictos. Esta tendencia a aumentar los mecanismos de control por parte del gobierno muestran cada vez más el carácter degradado de esta democracia al amparo de la cual las grandes empresas realizan suculentos negocios a costa de la flexibilidad laboral y de vulnerar derechos de los trabajadores. Sin embargo, es interesante notar que tal fenómeno no solo es patrimonio de Evo Morales o Maduro en Venezuela sino que es un fenómeno que recorre todo el continente. Vimos hace unos días como el bonapartismo de Temer en Brasil profundiza lo ya conquistado con el golpe judicial a Dilma con la reciente condena a Lula sin pruebas y buscando consolidar una mayor estabilidad que le permita aplicar un salvaje ataque a las y los trabajadores que ya incluso legaliza el trabajo semi esclavo en el campo. Lo mismo podemos decir de la Argentina de Macri, quien no solo ya tiene en su haber el asesinato de dos militantes de la causa Mapuche y decenas de detenciones y procesos a militantes de la clase trabajadora y la izquierda. Estas medidas fueron puestas al servicio -“democrático”- de robarles a los jubilados y trabajadores los fondos de pensiones para poder entregar eso a un pequeño núcleo de empresarios y terratenientes soyeros. Ni hablemos del Perú, donde Pedro Pablo Kuczynski, con las bendiciones papales otorgó el indulto al genocida Fujimori, responsable de asesinatos, torturas y desapariciones además de cientos de miles de esterilizaciones forzadas a mujeres, junto a la reciente otorgación de libertad a varios empresarios vinculados a la corrupción de la translatina Odebrecht.

Afirmar que se estaba defendiendo la “democracia” junto a personeros como Norma Piérola, quien en medio del conflicto y de su propia huelga de hambre, se atrevió a reivindicar una “dictadura de botas antes que de ojotas” o con personeros como Rubén Costas en Santa Cruz, o la juventud Cochala en la LLajta, por no hablar de los likes de Doria Medina, es una ingenuidad lindante con el ridículo. Desde la LORCI (Liga Obrera Revolucionaria por la Cuarta Internacional) no consideramos que con semejantes aliados se pueda enfrentar las tendencias a la semibonpartización del régimen y menos que menos defender las libertades democráticas.

La abrogación de un determinado código penal dejaba en pie otro código penal, el de Banzer-Goni. Es por esto que esta pelea, conducía a los trabajadores a un callejón sin salida, ya que cualquiera fuera el resultado de la pelea, a los trabajadores se les imponía o los códigos Banzer o los códigos Morales. La lucha por la democracia finalmente, y como quedó en evidencia solo se reducía a asestarle un golpe al MAS con miras a desgastarlo aún más ante el escenario electoral prematuro. Mientras tanto toda la dinámica semibonapartista del régimen y del gobierno quedó incólume. Sin embargo y pese a esto, grupos como La Protesta de Cochabamba, luego de reconocer que dentro de la CONADE estaban elementos provenientes de la vieja derecha neoliberal, y de reconocer que en la Coordinadora por las libertades democráticas impulsada por el magisterio urbano también participaron miembros de la Juventud Cochala (organización que participó en la asonada derechista de enero del 2007 con saldo de dos campesinos asesinados por la turba), proponen no solo continuar con esta orientación de colaboración de clases con sectores patronales, sino que llaman a la ¡unidad de todas las coordinadoras! Otra organización, la JS del MST, afirmó que luego de que la COB se retiró del CONADE afloraron fuertes tendencias antiobreras, como si la presencia de algunos burócratas sindicales pudiera subsanar el carácter reaccionario de la pelea emprendida.

El error de raíz de estos grupos es creer que si el gobierno recibe una derrota en las calles estamos en mejores condiciones para la lucha de los trabajadores, sin importar quien le propina la derrota al MAS. Reivindicar la consigna de abrogación del CSP y el respeto al 21F y no querer que se sumen las organizaciones de derecha y de la oposición patronal es como pretender tomarse varias botellas de alcohol y querer estar sobrio luego de las mismas.

La capitulación a la burocracia sindical

La burocracia minera encabezada por Orlando Gutiérrez acaba de sacar una resolución de ampliado nacional minero en el que exigen, ahora la abrogación del código penal banzerista-gonista, y que se consensué el nuevo código penal con las organizaciones sociales. Un embellecimiento del gobierno y del Estado difícilmente digerible, pero que tiene sus fuentes en el reclamo de la CONADE, donde estaba la COB y toda la “izquierda” ya que esas fueron parte de sus demandas (a diferencia del ampliado minero, la CONADE no reclamo la abrogación del actual código banzerista-gonista). El magisterio dirigido por el POR, comprendiendo el carácter de colaboración de clases de la CONADE, decidió impulsar otra coordinadora, que como ya señalamos, tampoco estaba exenta de la participación de grupos derechistas, sin embargo con este experimento intentaron mantener una mera independencia organizativa, sin embargo al igual que los grupos menores mencionados, se subordinaron a las convocatorias realizadas por la CONADE por intermedio de la COB. Para tal fin guardaron prudente silencio sobre el rol y el papel desempeñado por la burocracia hoy opositora de Mitma. Vienen teniendo esta orientación desde el conflicto de ENATEX donde capitularon ante Wilson Mamani y la FDTFLP. El cordón umbilical que unió a todas estas organizaciones fue su silencio cómplice del rol del burocracia sindical de Mitma y sus amigos y limitaron su denuncia a los individuos del CONALCAM. Hoy intentan rechazar a la CONADE, pero continúan en un bloque burocrático con los masistas de ayer como Mitma y sus amigos, quienes no dudaran en emprender un rumbo unitario con la burocracia del CONALCAM a cambio de alguna concesión. La movilización convocada para el jueves 1 de febrero en rechazo a la injerencia gubernamental en la COB debe ser el primer punto de apoyo para pelear contra la burocracia sindical oficialista pero a condición de mantener dentro de esta lucha un programa, un perfil y una política independiente de Mitma y de la burocracia opositora. Con esta orientación participaremos de la jornada.

Estas organizaciones de “izquierda” se sumaron a la campaña de memes impulsada por la oposición en las redes sociales, sin ni siquiera tener el cuidado si todo lo que se afirmaba en esos memes era real. Así, circularon memes alertando de la ofensiva “comunista” que ponía en riesgo la propiedad de las personas y diversas sandeces de grueso calibre. Aún estamos esperando que estas organizaciones que pretenden construir una dirección junto con Mitma para los trabajadores, expliquen y den a conocer su balance de esta lucha mostrando de que manera la subjetividad de la clase obrera ha pegado un salto en estas jornadas.

Desde la LORCI reivindicamos el haber sido la única organización que no se dejó dirigir por los memes de la derecha ni por el discurso de “democracia o dictadura”, discurso usado discrecionalmente e indistintamente por opositores como por oficialistas cuando les conviene. Las tendencias semi bonapartistas solo pueden enfrentarse impulsando radicalmente las propias demandas de los trabajadores, buscando unir sus filas y terminar con la fragmentación impuesta por 30 años de liberalismo antiobrero, e impulsando audazmente las demandas democrático radicales que desenmascaren los límites y el carácter de esta democracia que solo está al servicio de los ricos y las clases dominantes. Esta labor solo puede realizarse enfrentando a todas las alas de la burocracia sindical y recuperando las organizaciones sindicales al servicio de los trabajadores de base. Solo sobre esta base independiente y democrática los trabajadores estarán en condiciones de enfrentar los despidos que vienen produciéndose fabrica por fabrica, defender el salario y empezar a construir un proyecto político que peleé por la ampliación de las libertades democráticas amenazadas y se convierta en el referente de los sectores oprimidos como los pueblos indígenas, las mujeres y demás sectores juveniles y populares.








Temas relacionados

CONADE   /    Código del Sistema Penal Boliviano   /    Bolivia   /    Conalcam   /    LOR-CI   /    Burocracia sindical   /    Evo Morales   /    Internacional

Comentarios

DEJAR COMENTARIO