Política

Boda real: la rancia cobertura con la que empalagan los medios

Desde hace semanas que las empresas periodísticas internacionales destacan en sus portadas la boda del hijo menor de Lady Di y la actriz norteamericana. Los medios argentinos no fueron la excepción.

Rosa D'Alesio

@rosaquiara

Sábado 19 de mayo de 2018 | 22:20

Este sábado, en Windsor, 5.000 periodistas y 80 medios internacionales se acreditaron para cubrir la boda real. El nieto de la eterna reina Isabel II, hijo del príncipe Carlos y de Lady Di se casó hoy en una suntuosa ceremonia religiosa. El príncipe Harry y Meghan Markle “sellaron con un beso su boda”, titularon los más importantes medios internacionales.

En el centro de prensa, habilitado en un hotel enfrente del castillo de Windsor, se reunieron fotógrafos, medios escritos, canales de televisión y radios. Luego se mezclaron entre las 120.000 personas que desde anoche se acercaron al pueblo del condado de Berkshire, al sudeste de Inglaterra, con el objetivo de conseguir las mejores vistas de la ceremonia real.

Los medios de comunicación cubrieron minuto a minuto la boda entre el príncipe Harry y la actriz Meghan Markle y fueron de lo más elogiosos con la familia real. Además subrayaron que hoy la monarquía británica da mayor paso al amor y deja atrás las viejas tradiciones reales. Es que la reciente duquesa de Sussex, es actriz, divorciada, hija de una afroamericana y de un anglosajón. Es decir sobre ella pesan los “peores” pecados capitales, pero la corona británica la utiliza a su favor para limpiar parte de su cuestionada imagen, sobre todo después de la muerte de Lady Di; debido a que los partidarios de la nobleza, que han responsabilizado a la reina y a su hijo Carlos por la muerte de la princesa, no les perdonan su trágico final.

Meghan es señalada como la nueva Lady Di, a la que llamaron la princesa del pueblo. Pero parece que el afecto popular que cosecha la nueva integrante real podría superar al de la princesa de Gales. Un dato no menor a favor de Meghan se encuentra en las redes sociales.

La Princesa Diana es el miembro de la familia real más vista de todos los tiempos en el canal de YouTube. Este año, Meghan Markle superó a la princesa en la cantidad de vistas de este canal. Desde que Harry y Meghan anunciaron su compromiso en noviembre de 2017, a nivel mundial YouTube está viendo un aumento del 174% en las vistas relacionadas con el príncipe Harry, y del 311% en las vistas de Meghan Markle.

Así las cosas, la prensa internacional optó por apoyar el anhelo de la reina, de mostrarse con rostro humano. Entre los títulos de la cobertura se destacó uno: "el inicio de una nueva era".

El diario Clarín título "La boda real: el casamiento de Harry y Meghan comienza a construir una monarquía renovada" . Sobre la ceremonia dijo Clarín "El oficio religioso, descontracturada como nunca se vio en una boda de la realeza británica, contó con un sermón oficiado por un obispo estadounidense negro y un coro gospel. Meghan aporta sin dudas un nuevo ADN a la Casa de Windsor".

Por su parte el diario La Nación , en la misma perspectiva que los medios del mundo, tituló en una de sus notas "Una boda divertida y disruptiva para una monarquía tradicional". Y en otra de las notas, que también destacó en porta el diario argentino, resaltó el perfil feminista de la novia "Boda real: Meghan no prometió obediencia". El mismo diario propone votar en una de sus notas por los mejores vestidos de la boda.

La prensa internacional, obviamente, habló también del look de los invitados, y si respetaron o no el protocolo. Es decir el minuto a minuto estuvo cubierto con los detalles más banales, menos uno, el precio del vestido de la novia, que resulta una ofensa para millones de personas que trabajan para subsistir. Cien mil dólares costó el vestido (dos millones quinientos mil pesos argentinos), que pagó el Estado Británico, con los impuestos del pueblo trabajador. A esto habrá que sumar los gastos millonarios de la ceremonia religiosa y la fiesta. Seguramente los novios no deben haber recorrido distintas tiendas para abaratar costo, con que necesidad harían esto, si la familia real recibe, para financiar su suntuoso estilo de vida, un subsidio anual de alrededor de 70 millones de dólares, con los que cubren los gastos oficiales. A esta suma hay que agregarle los ‘ingresos privados’ de la realeza que llegan a 450 millones de dólares.

También los medios hablaron del pasado del príncipe Harry, su vida licenciosa, sus excesos, y hasta recordaron la vez que se vistió de nazi. Eso si, todo esto fue disculpado porque el joven creció sin su madre "la muerte de Lady Di le había causado mucho dolor".

Otro de los temas que habló la prensa fue sobre la madre del príncipe y la relación con la reina Isabel II. Para la prensa, lo que ocurrió este sábado en el Castillo de Windsor, fue el sueño de la princesa Diana y su legado de una Gran Bretaña multicultural y diversa.

Esta boda y el perfil de la novia le vienen como anillo al dedo a la familia real para relanzar una nueva campaña a favor de la corona. Una plebeya descendiente de afroamericana, a partir de hoy forma parte de la nobleza. Un excelente perfil para borrar en el imaginario social la división de clases y mostrar una monarquía cerca del pueblo.

Cuando en realidad la familia real se caracteriza por una historia de racismo y fascismo cuya opulencia es costeada con el esfuerzo de los trabajadores. Una casta parasitaria que es utilizada por el gobierno y la clase dominante para mantener el estatus quo de explotación y opresión.







Temas relacionados

Gales   /    Reina Isabel   /    Gran Bretaña   /    Monarquía   /    Clarín   /    Política

Comentarios

DEJAR COMENTARIO