Mundo Obrero

LIBERTADOR GRAL SAN MARTÍN

Bocinazo de los obreros azucareros de Ledesma

El pasado viernes por la tarde-noche tuvo lugar la manifestación de obreros del azúcar exigiendo el cumplimiento de medidas para prevenir más contagios y muertes por covid-19 en el Ingenio Ledesma. El bocinazo, que fue postergado en dos oportunidades por la directiva del SOEAIL, se realizó, recorrió las principales arterias de Libertador, y levanto solidaridad de vecinos a su paso.

Miguel López

Concejal del PTS-FIT en Libertador Gral. San Martín-Ledesma

Domingo 6 de septiembre | 13:28

Obreros azucareros realizan bocinazo exigiendo medidas sanitarias en Ledesma SAAI - YouTube

Decenas de autos y motos se movilizaron desde el monumento al zafrero a las 18:50 hs. con dirección al Ingenio Ledesma. Los dirigentes y delegados del Sindicato de Obreros y Empleados del Azúcar del Ingenio Ledesma-SOEAIL-, obreros de base del ingenio y familiares de obreros fallecidos de covid-19, acompañados de desocupados del MP La Dignidad, dirigentes de la CCC, del organismo de derechos humanos local CAPOMA y de militantes del PTS-FIT, finalmente llevaron a cabo el bocinazo en reclamo de “hisopados pcr para todos los trabajadores, aislamiento de trabajadores con contacto estrecho de un caso confirmado de coronavirus, y licencia para todos los trabajadores mayores de 60 años”.

Pese a la demora en su convocatoria, el bocinazo recogió a su paso algunos aplausos de comerciantes de despensas, verdulerías y carnicerías de los barrios viejos obreros de 9 de Julio, Patricias Argentinas, San Francisco y 18 de noviembre, y de empleados de comercios de los locales del centro de Libertador Gral. San Martin. También hubo bocinazos al unísono de vecinos que transitaban en motos y autos por las principales arterias de la localidad azucarera, donde después de más de dos meses y medio de total cuarentena recién se percibe una mayor circulación de sus pobladores por las calles.

La medida de protesta se realizó, luego de más 400 contagios y 16 fallecidos de covid-19 en el complejo agro industrial de Ledesma SAAI, y de haberse negado reiteradamente la patronal a conceder las demandas en materia de seguridad e higiene que peticionaba la directiva y los delegados del SOEAIL desde hace meses, al expresarse bronca tanto en las bases obreras de las líneas de producción de la fábrica y las fincas, como también el reclamo de las mayorías populares del pueblo ingenio Ldor., que durante semanas solicitaron la paralización del complejo agro industrial para desinfectar en profundidad, testear a todos y licenciar a toda la población de riesgo por padecer enfermedades crónicas o ser mayores de 60 años.

La patronal, expuesta por ser la empresa con más muertos por covid-19 del país, solo concedió al gremio un aumento salarial que lleva al básico a $30.000 y la tira final a $42.000 de agosto a diciembre del 2020, luego habría otra cuota de incremento de enero a abril del 2021 que llevaría al básico a $30.900 y a la tira final a $42.750, y recién en mayo del 2021 el básico llegaría a $35.000, cuando la canasta básica total en Jujuy según los estudios que realizo la Dirección Provincial de Estadísticas y Censos-DIPEC- se encuentra $43.425. Incremento salarial que sigue dejando a los obreros azucareros de las categorías N°1 y 2 por debajo del costo de la canasta básica total, es decir por debajo de la línea de la pobreza, y ni que hablar de lo lejos que los deja del costo de la canasta familiar, que según la Junta Interna de ATE- INDEC en el NOA se encuentra en $59.334. Concesión económica irrisoria que en medio de semejante cantidad de obreros contagiados y fallecidos por covid-19 del ingenio, no puede caracterizarse como una gran conquista, cuestión que si hizo la directiva del SOEAIL.

Es debido a la inflexibilidad de la patronal en lo que respecta a medidas de prevención del contagio de covid-19 que peticionan los sindicatos, que la directiva conciliadora del secretario gral. Vargas y el asesor legal Giusti, luego de postergar en dos oportunidades una medida de fuerza como un bocinazo y cancelar un paro por privilegiar la vía de la negociación y tregua con la patronal, finalmente convoco al bocinazo como una medida de fuerza contra la empresa, que con la impunidad garantizada por el gobernador Gerardo Morales y el presidente Alberto Fernández, incumplió protocolos, resoluciones y decretos de prevención ante la propagación de contagios de covid-19, por poner su productividad y lucro por encima de las vidas obreras.

La directiva en el bocinazo puso énfasis en consignas como “remoción del dr. Paredes, a cargo de medicina laboral de la empresa, por su incapacidad y desidia” y “conformación de comité mixto de emergencia con urgencia”. Al centrar el reclamo en la destitución del jefe de medicina laboral deja planteada que la responsabilidad de la empresa en la propagación de los contagios y la cantidad de fallecidos por covid-19 se reduce solo a la actuación de su médico, como si no fuera política del directorio de la compañía, exponer a los trabajadores a una muerte evitable con tal de garantizar sus ganancias. Sintiendo la bronca que genera en los obreros el trato que reciben del médico, y estar de acuerdo en el reclamo de su destitución, opinamos que Paredes es un mero fusible, que, si se quema, la patronal lo puede cambiar, y esto no quita que venga otro médico que tenga la misma posición de Paredes, porque es política de la empresa que su jefe de medicina laboral reduzca al máximo sus costos y sea brutal con los obreros.

En cuanto al pedido insistente del dirigente del SOEAIL de la conformación de una comisión mixta, integrada por la patronal y el sindicato, que controle lo referido a seguridad e higiene en lugares de trabajo, de concretarse este sería un organismo de supuesto consenso en el que la patronal además de imponerse, lograría quedar ante los obreros y la comunidad como democrática, al promover la participación del gremio, cuestión que haría una vez que están confirmados los más de 400 casos positivos y las 16 muertes de covid-19 en toda la empresa. Después de semejante crimen social por responsabilidad de la empresa y complicidad de los gobiernos, conformar una comisión mixta seria lavarle la cara a la patronal, y que el gremio empiece a compartir responsabilidades con la empresa y se amolde a un pacto de confidencialidad, sería algo inaceptable, ya que limitaría al sindicato para poder denunciar el accionar de la empresa en materia sanitaria.

El petitorio que plantea medidas de prevención ante la propagación del covid-19 solo puede ser cumplimentado si los trabajadores a la par de la lucha por esas demandas sanitarias, ponen en pie una comisión obrera de seguridad e higiene que fiscalice el cumplimiento de las medidas protección que reclaman las bases obreras, y en caso de continuar el incumplimiento de la patronal, organizar la fuerza sección por sección para imponerle la voluntad de los trabajadores en materia de seguridad, salubridad e higiene.

El bocinazo realizado el pasado viernes, que agrupo a una fuerza social dispuesta a movilizarse y recogió apoyo de familiares y vecinos a su paso, no puede quedar como una medida testimonial. Es necesario que la directiva del SOEAIL convoque a un nuevo bocinazo o movilización (cumpliendo con el distanciamiento social y usando elementos e insumos de prevención al contagio de covid-19) desde los barrios obreros hasta la administración del ingenio Ledesma, preparado y difundido con anticipación, para con la continuidad de este tipo de medidas los obreros azucareros pueden seguir sumando esa reserva de fuerza social que esta en la familia azucarera y franjas de la comunidad, exponiendo a la empresa como responsable de un total desprecio a la salud y las vidas de los obreros y sus familias y a los gobernantes como sus cómplices, y haciendo sentir nuevamente su reclamo de medidas preventivas que eviten más contagios y muertes por covid-19, tanto en Libertador como particularmente en la administración de la empresa. De este modo Ledesma SAAI va ver que hay fuerza para arrancarle con los métodos de la clase obrera demandas como el testeo de todos los operarios del complejo agro industrial, las licencias remuneradas por ser población de riesgo para todos a los que les corresponde, el cumplimiento de los días de aislamiento y testeo de los contactos estrechos, la provisión de elementos de bio-seguridad e insumos de prevención a los obreros de todas las secciones, y el distanciamiento y desinfección permanente en los transportes y líneas de producción de la empresa.







Temas relacionados

Coronavirus   /    Libertador Gral. San Martín   /    Ingenio Ledesma   /    Jujuy   /    Mundo Obrero

Comentarios

DEJAR COMENTARIO