Cultura

ARTE Y CULTURA

BoJack Horseman: Un caballo maníaco-depresivo, versión libre de obra de Bertolt Brecht

Muchos lo consideran una sátira del mundo narcisista de Hollywood. Pero en realidad, el productor Raphael Bob-Waksberg ha creado una obra de arte única sobre la depresión – utilizando algunas de las herramientas de Brecht.

Wladek Flakin

Berlín

Miércoles 22 de marzo

"¿Por qué algunos de los personajes son animales?" es la primera pregunta para cada espectador de esta serie. BoJack Horseman es una estrella de Hollywood que se hizo famoso con una seria de televisión banal en los años ’90. Y… es un caballo.

Muchos de los personajes son animales: la agente de BoJack, Princess Caroline, es una gata rosada. Su amigo y competidor, Mr. Peanut Butter, es un labrador amarillo perpetuamente entusiasmado. Pero otros personajes como Todd, quien vive en el sofá de Bojack, o su escritora fantasma Diane son personas normales. Esto nunca se tematiza realmente. En este universo, una gata y un ratón pueden salir juntos – ellos bromean al respecto, pero no parece molestar a nadie.

Entonces, ¿por qué algunos son animales? ¿Es quizá una metáfora para la gente no-blanca en los EEUU? ¿O los animales representan a los famosos, diferentes de la gente normal? No y no. Un gecko también puede trabajar como un limpiador de ventanas, mientras que una mujer joven se convierte en una cantante pop exitosa. La asignación es arbitraria.

Búsqueda de Significado

El punto culminante de la carrera de Bojack fue hace casi dos décadas, y ahora él lucha contra ser olvidado. Quiere hacer una película sobre su héroe de su juventud, el caballo de carreras Secretarat. Como una vieja gloria, Bojack tiene mucho dinero, pero disfruta de poco reconocimiento. Después de una infancia dolorosa con padres exigentes pero lejanos (ambos también caballos), él es adicto a la aprobación.

BoJack constantemente necesita ser aclamado por las masas, pero tiene tanto odio a sí mismo que no tiene la paciencia para las amistades reales. Su deseo de autodestrucción se expresa a través de la misantropía hacia otras personas (y animales). Sin embargo,necesita una reafirmación permanente de que es una buena persona, “en el fondo". Diane, que conoce muy bien a BoJack después de haber escrito su autobiografía, tiene que explicarle: "No creo que yo crea en algo ’en el fondo’. Creo que todo lo que eres es sólo lo que haces."

BoJack necesita amor de los demás sin ser capaz de amarse a sí mismo ni a los demás. Por eso siempre trata de escapar. Quiere ganar un Oscar con "Secretariat" y disfruta de la admiración de los invitados en una fiesta – a pesar de no conocer un solo nombre de ellos. Sus amigos le recuerdan que después de la ceremonia del Oscar, se sentirá aún peor. "Vas a sentirte tan miserable que querrás suicidarte", dice Diane. "¡Y no tendrás a nadie para detenerte!" Pero BoJack está en una fase maníaca por la fiesta. Sus invitados desconocidos cantan su nombre y él le responde: "¡Escucha ese canto! Va a estar lleno de gente cuando yo me mate."

Esta escena es un buen ejemplo del tono de la serie, que nunca elude temas polémicos: la asexualidad, el aborto, el horrible abuso de drogas, incluso bromas sobre la asfixia autoerótica. Pero todo es ante el telón de fondo de la depresión debilitante que miramos como testigos presenciales en primer plano – a pesar de que BoJack aparece inevitablemente animado en público.

Como todas las personas con depresión, BoJack anhela un momento en el que todo se "mejorará". Y después de cada éxito se da cuenta de que éste es una ilusión terrible. Tiene que hacer algo horrible para confirmar la mala imagen que tiene de sí mismo.
Entonces se siente avergonzado y necesita reconocimiento de nuevo. Corre alrededor de una rueda de hámster emocional, siempre con alcohol y pastillas, cada vez más cerca del suicidio. Él sabe que es "egoísta, narcisista y autodestructivo", y no puede cambiar. Y al final, sigue adelante.

Al final, la serie puede ser tan triste que uno tiene que llorar, pero de alguna manera es también esperanzadora – al menos "en el fondo".

Épico

Y así volvemos a la pregunta original: ¿Por qué algunos personajes son animales? Una explicación se puede encontrar en la obra del dramaturgo alemán comunista Bertolt Brecht. Su "teatro épico" incluye un "efecto de alienación" que está diseñado para destruir todas las ilusiones de los espectadores. Como audiencia, observamos cómo se mueve la decoración en el escenario. Se nos recuerda que es sólo una obra de teatro. Estos son sólo actores en un escenario.

Con una serie como BoJack Horseman, sería fácil pensarse: BoJack es sólo un tipo triste. "¡Qué bueno que no soy así!" Pero los animadores nos recuerdan con 25 imágenes por segundo que BoJack no es un ser humano real. Es un caballo que habla. "Sus" problemas son nuestros problemas.

La campaña publicitaria de la película "Secretariat" consiste de una simple superficie reflejante. Es una campaña publicitaria terrible que ciega a los conductores en la autopista. Pero esta publicidad podría ser para BoJack Horseman mismo: Nos presentan con un caballo. Y así nos vemos a nosotros mismos.






Temas relacionados

Teatro politico   /   Bertolt Brecht   /   Series   /   Netflix   /   Cultura

Comentarios

DEJAR COMENTARIO