Sociedad

MUJER y MEDIOAMBIENTE

Berta Cáceres, guardiana de los ríos

Como parte del clima del Encuentro Nacional de Mujeres publicamos esta nota, donde recorremos la vida de Berta Cáceres, líder feminista y ambientalista, indígena hondureña, asesinada por sicarios en marzo de este año.

Domingo 9 de octubre | 15:37

Berta, excoordinadora del Consejo Cívico de Organizaciones Populares e Indígenas de Honduras (COPINH), es reconocida mundialmente por su lucha ambientalista. Logró organizar a toda una población, Lenca, la mayor etnia indígena de Honduras, en protesta contra empresas locales y extranjeras que pretendían, entre otras cosas, construir represas en sus ríos y talar bosques enteros.

La influencia de su madre caló profundo en Berta. Según sus palabras, Berta creció "en un hogar dirigido sólo por mi mamá, y desde temprano ella trabajó en la defensa de los derechos humanos".

"A mi madre le tocó vivir dictaduras, golpes de Estado, y hasta hoy en día me motiva para continuar con esta lucha". Durante toda su adolescencia fue dirigente estudiantil. En 1993 cofundó COPINH. En 2013, junto con la comunidad Lenca de Río Blanco, llevan a la práctica la lucha contra dos empresas: la hondureña Desarrollos Energéticos SA, DESA, que contaba con el apoyo de la compañía china Sinohydro y la financiación de la Corporación Financiera Mundial, perteneciente al Banco Mundial, que buscaron construir una represa hidroeléctrica en el río Gualcarque.

En este periodo se llevan a cabo varios bloqueos permanentes en rutas principales, así como marchas y la toma del Congreso. En una entrevista para la BBC, Berta señalaba que "había presencia y hostigamiento militar, policial, guardias privados, sicarios. Incluso la policía hizo acciones en que apuntó los cañones de sus fusiles a las cabezas de niños y niñas y ancianos de Río Blanco".

El 24 de mayo de 2013 Berta es detenida junto a Tomás Gómez Membreño (integrante también del pueblo Lenca, quien más tarde también sería asesinado a tiros durante una manifestación pacífica) luego de un violento operativo militar, con la excusa de que poseían “un arma sin permisos”, todo parte de la persecución por parte del Estado hondureño a los activistas. Más tarde sería puesta en libertad condicional, por falta de pruebas.

Durante esta lucha, fueron asesinados tres líderes Lencas, y un niño de 15 años del mismo pueblo, quien era, como ellos llaman, “un guardián del río Gualcarque”. Las manifestaciones llevaron a que, a finales del 2013, Sinohydro rompa el contrato que mantenía con DESA, y el Banco Mundial retirara el financiamiento a la construcción de la represa.

En 2015 Cáceres fue galardonada con el premio Goldman, entregado anualmente a representantes y líderes de la lucha por los derechos ambientales. Este premio es señalado por varios personajes del sector como una forma de corromper la lucha social. No lo lograron con Berta, quien unos meses después, el 3 de marzo de este año, fue asesinada en manos de cobardes sicarios, relacionados directamente con la fuerza militar y con las empresas involucradas en la construcción de la represa. Su asesinato fue repudiado en todo el mundo, repudio del cual también se hizo parte la agrupación latinoamericana de mujeres Pan y Rosas, con presencia en Argentina, Chile, Brasil, Bolivia, Uruguay y México.

Hace poco más de una semana, los expedientes judiciales del asesinato de Berta Cáceres fueron robados, luego de que asaltaran a la magistrada de la Corte Suprema de Apelaciones Penal, María Luisa Ramos, quien tenía dichos expedientes en su poder.

Todos recordaremos a Berta, líder feminista y ambientalista, indígena del pueblo Lenca de Honduras, activista por los derechos humanos, de la naturaleza y de los pueblos originarios. La recordaremos por su lucha contra el imperialismo, contra el patriarcado, el capitalismo, el racismo y el colonialismo, como ella misma declaró en más de una oportunidad.

* El autor es responsable de la sección Ecología y medioambiente de La Izquierda Diario y militante de la Juventud del PTS en el Frente de Izquierda.




Temas relacionados

Honduras   /    Berta Cáceres   /    Ecología y Medioambiente   /    Provincia de Buenos Aires   /    Libertades Democráticas   /    Violencia de género   /    Sociedad

Comentarios

DEJAR COMENTARIO