Internacional

ESTADOS UNIDOS

Bernie Sanders recibe a Trump junto al establishment

Una de las presencias más llamativas en el palco de asunción de Trump fue la del senador demócrata Bernie Sanders. Sus votantes estuvieron en las calles protestando contra el nuevo presidente.

Celeste Murillo

@rompe_teclas

Sábado 21 de enero | 00:00

Fotografía: EFE.

Se esperaba la presencia de varias figuras prominentes del partido Demócrata en el palco junto a Donald Trump el día de la toma de posesión. La excandidata Hillary Clinton y su marido y expresidente Bill Clinton fueron parte de la comitiva junto a los también expresidentes George W. Bush (republicano) y Jimmy Carter (demócrata).

A los expresidentes y el saliente Barack Obama, se sumaron diputados y senadores de ambos partidos. Cerca de 60 legisladores y legisladoras demócratas no participaron de la ceremonia como protesta contra las declaraciones de Trump sobre el congresista y activista del movimiento de derechos civiles John Lewis.

No fue el caso de los senadores Bernie Sanders y Elizabeth Warren. Mientras tanto, en las calles de Washington y varias ciudades del país, muchos de sus votantes se reunían para protestar contra el nuevo presidente de Estados Unidos y convocaban a poner en pie la resistencia contra Trump.

Quizás este sea el momento en que Sanders se encuentra más alejado de los miles de jóvenes que motorizaron su candidatura en las primarias demócratas. Luego de la nominación de Hillary Clinton como candidata del partido, Sanders llamó a sus seguidores a apoyar a quien había señalado (con razón) como la candidata del establishment en las internas. Pero no todos sus votantes lo siguieron, muchos eligieron votar a la candidata del partido Verde o no presentarse el día de la elección.

Desde ese momento, Sanders profundizó la política de consolidar un ala progresista del partido Demócrata mediante la iniciativa “Our Revolution” (Nuestra Revolución). Esta semana, el grupo ganó la mayoría de los delegados que deberán elegir en mayo a la dirección del partido en el estado de California (una de las regionales más grandes del país).

De esta forma Sanders confirma que su política no es otra que reformar un partido Demócrata. El mismo que boicoteó por todos los medios su propia candidatura, que contaba con la mayoría del apoyo de la base para cumplir con los intereses de quienes financian el partido y el establishment político. El mismo partido que a lo largo de la historia ha desarticulado todas las iniciativas de movimientos sociales y políticos progresivos en su interior; no por nada, muchos los llaman el “cementerio de los movimientos sociales”.

El día cero de la presidencia Trump comenzó con protestas, que empezaron el mismo día que se conoció el resultado de las elecciones. La presencia de Bernie Sanders en el palco de Trump solo confirma la impotencia de las estrategias del mal menor y de fortalecer una hipotética “ala izquierda” demócrata. La energía que han desplegado la juventud, las comunidades negra y latina, las mujeres y los trabajadores durante el gobierno de Obama, las elecciones y en el comienzo de la era Trump no puede ser dilapidada en la reforma de un partido irreformable. Es hora de construir una organización independiente de las dos alas del partido de la burguesía imperialista y construir la propia.








Temas relacionados

#Inauguration   /    Bernie Sanders   /    Donald Trump   /    Protestas en Estados Unidos   /    Estados Unidos   /    Internacional

Comentarios

DEJAR COMENTARIO