Sociedad

GANANCIAS PARA POCOS, CONTAMINACION PARA MUCHOS

Berisso: mientras el coque da millones de ganancias, en las escuelas hay censura

Asambleístas de Berisso y Ensenada denuncian que censuraron una charla en una escuela de verano al no poder nombrar a Oxbox (Copetro) La contaminación es de nosotros, las vaquitas son ajenas.

Micaela Guas

Integrante de la Agrupación Marrón

Lunes 13 de enero | 14:20

Hace pocos días se dio a conocer que en la ciudad de Berisso, en el marco de la exposición que formaba parte del proyecto “Reciclando Juegos”, se había organizado una charla en la Escuela primaria N° 9 con Asambleístas contra la contaminación de Berisso y Ensenada.

Tema por demás relevante en ambas ciudades ribereñas, donde las personas viven a merced del polvillo de coque en el aire que se respira, en la ropa que se cuelga a secar, en la piel, los pulmones, las plantas y en todo. Esto sumado a la contaminación en el agua y la tierra, moneda corriente y obligada para los habitantes de la región.

El día 7 de enero, desde el Ministerio de Educación, de la mano de tres inspectoras, se pretendió que la charla se diera sin nombrar a las empresas responsables de semejante problema. Miembros de la Asamblea declararon que “con excusas y argumentos administrativos y burocráticos, nos sugirieron que intentemos darle otro formato a la charla comentando sobre la contaminación del agua y del aire de la región sin mencionar a dicha empresa, responsable de daños comprobados a la salud de los habitantes de Ensenada y Berisso desde su instalación en la década de 1980”.

Asimismo agregaron que “las autoridades nos pidieron que enmascaremos la realidad con un discurso más bonito y que no comprometa a la empresa en cuestión con el insólito argumento de que podía herir susceptibilidades”. Correctamente y frente a la censura, les asambleístas decidieron no realizar la charla.

Miente, miente, que algo queda...

"Oxbow valora un modelo de negocio sostenible que priorice operaciones seguras, ambientalmente racionales y eficientes" Así comienza diciendo en su página oficial este verdadero gigante de la insalubridad para sus trabajadores y la contaminación de los lugares donde opera.

Y continúa más adelante, " Nuestra compañía toma un papel activo en contribuir a la salud y el bienestar de las comunidades donde viven, trabajan y juegan. Nuestra empresa y nuestros empleados contribuyen innumerables horas de voluntariado y asistencia financiera cada año para apoyar a una serie de organizaciones, incluidas escuelas, hospitales, personal de primeros auxilios, lugares de culto y más."

El activo papel en "contribuir" no es otra cosa que la de ocultar los daños producidos a través de jugosas dádivas a los gobiernos locales para que les den vía libre, intentando generar la falsa idea de "protección de la comunidad" a través del "apadrinamiento" de una plaza o el financiamiento de alguna obra.

En diciembre último, Oxbow "donó" 20 millones de pesos al gobierno de Ensenada para la construcción del Polideportivo. Año a año, y gobierno tras gobierno, se ha facilitado a estas empresas la obtención de ganancias millonarias a costa del saqueo y la destrucción del medio ambiente, hipotecando el futuro de las próximas generaciones.

Héroes del silencio

No cuesta mucho comprender el lamentable papel del Ministerio de Educación y de las inspectoras que se opusieron a que se pronuncie el nombre de los responsables.

Lo que es verdaderamente alarmante es el silencio ensordecedor de la conducción del Suteba local, que aún no se ha pronunciado sobre la injerencia de esta multinacional en la educación, censurando la difusión de una problemática que afecta severamente la vida de les niñes y les docentes en particular de la Escuela 9, situada prácticamente a los pies de las torres que emanan polvillo tóxico durante todo el día y que deben respirar constantemente su pestilencia.

Organizarse contra la censura y en defensa de los recursos naturales

Mientras Australia se incendia frente a los ojos del mundo, el agua es cada día un bien más preciado. No solo respiramos contaminación, la tomamos en el agua. Está en nuestros momentos de descanso en nuestras casas. Sin ir más lejos los trabajadores y sectores populares están atados en pasar sus vacaciones en playas con aguas contaminadas, como pasa en el Río de La Plata, mientras los empresarios, los ricos y poderosos destrozan nuestros ríos mares, toman agua embotellada y vacacionan en zonas paradisíacas.

La sed de ganancia de los empresarios y las políticas de su Estado son responsables. Son quienes permiten y acuerdan la minería a cielo abierto. Los que acuerdan cada avance de las empresas, los que encubren y porque gobierno tras gobierno se han profundizado políticas extractivitas.

Y ahora han dado un paso queriendo callar la voz de quienes denuncian está situación dentro de las escuelas: El conjunto de la comunidad educativa debemos organizarnos en defensa de los recursos naturales, de nuestras condiciones de vida. Debemos transformar cada ámbito educativo en un lugar de reflexión, participación y organización.

Es clave que el conjunto de los sindicatos tome está pelea en sus manos y se pronuncie en contra de esta censura. Suteba, FEB, Udocba, y ATE tienen que expedirse. No se puede permitir que las escuelas se transformen en un lugar de silencio cómplice a favor de las empresas contaminantes.

En Argentina las movilizaciones y la lucha dada en Mendoza en defensa del agua muestran el camino. Lograron dar vuelta la ley que había votado la legislatura con la complicidad de todos los bloques políticos, salvo el Frente de Izquierda.

La década termina con un año que hace historia: cuatro huelgas mundiales que incluyeron la formidable movilización de siete millones de personas en la semana de acción climática a finales de septiembre, dan cuenta de la irrupción de un amplio movimiento juvenil a nivel internacional que le exige a los gobiernos medidas urgentes para combatir la crisis climática.

Hay que organizarse en forma independiente de los partidos patronales, del gobierno: se puede pelear y ganar. Porque nuestros cuerpos, el aire, el agua, y nuestra vida valen más que sus ganancias.







Temas relacionados

Copetro   /    Suteba   /    Ministerio de Educación   /    FEB   /    ATE   /    Contaminación   /    Provincia de Buenos Aires   /    La Plata, Berisso y Ensenada   /    Sociedad

Comentarios

DEJAR COMENTARIO