Política

EDUCACIÓN PUBLICA

Berisso: Vidal pretende dejar centenares de alumnos sin docentes

Son en su mayoría estudiantes avanzados y profesionales que ayudaron a cubrir la falta de docentes en la Provincia y la región, soportando condiciones de trabajo precarias.

Miércoles 28 de febrero | 00:00

Hacia fin de año, el gobierno de Vidal había anunciado el despido de miles de docentes de la provincia de Bueno Aires a partir de la aplicación del inciso "C" de los artículos 109 y 110 del estatuto docente.

Este inciso plantea el cese al finalizar cada ciclo lectivo (el 31/12), de los docentes nombrados por los listados 108 B, 108 B In Fine y Emergencia que a esa fecha no posean el título habilitante.

Si se efectúan estas medidas de gobierno, miles de chicos quedarían sin docentes en una gran cantidad de materias. Una política impracticable.
En febrero se anunciaron en las escuelas y a través de whatsapp, distintos requerimientos para poder “posiblemente continuar” evaluando caso por caso. Esto implicó tramitar nuevos certificados e inscripciones a último momento a capacitaciones y que en plena paritarias cientos de docentes permanecen con temor a que los echen de su trabajo.

Vidal ha decidido montar una campaña demonizante contra la docencia de cara a las paritarias, y empezó a atacar a su sector más vulnerable: los docentes con menor puntaje o inscriptos en listados subsidiarios, que el mismo estado habilita. Quienes dan clases en esta situación, lo hacen en forma precarizada bajo el nombre de “suplencias” o como “provisional”, con una gran inestabilidad laboral.

Trabajan en las escuelas con más necesidades, las de peor acceso, acompañando a comunidades educativas de riesgo, exponiéndose a las peores situaciones, rotando de escuela en escuela y viajando largas horas. Entrevistamos a tres de ellos:

¿Cómo es la situación de los docentes suplentes y provisionales?

Cristian Canecillas, delegado de la Escuela Media Nº3: “La enseñanza se realiza en condiciones poco adecuadas. Docentes, estudiantes y auxiliares sufrimos el hacinamiento, la falta de herramientas de trabajo y de estudio para los chicos, no tenemos calefacción en invierno, y damos clases con las ventanas rotas. Para llegar a fin de mes todos tomamos cada vez más horas y nos terminamos enfermando. La educación de conjunto ha sido atacada gobierno tras gobierno, tanto por los recortes presupuestarios, como por las distintas reformas educativas, que bajo el gobierno de Macri-Vidal se profundizaron.
Ya se empiezan a reveer casos, y hay directivos que se han rebelado, diciendo que no van a firmar ningún cese. Estos ceses son inaplicables. En educación empiezan a cambiar el esquema por un plan de metas. Es falso que se trate de una medida de “calidad educativa”. Si fuera por esa preocupación, habrían invertido en insfraestructura, para que nuestros alumnos no cursen en condiciones deplorables, y en vez de eso cerraron la UEP (Unidad ejecutora provincial), que era el organismo encargado de ejecutar las obras en las escuelas. Hubieran creado más cursos, para no estar atiborrados. Todas las medidas son en contra de la educación, y con total cinismo quieren echarnos la culpa a los docentes”.

Alejandra Presidente: “Siendo suplente o provisional es muy difícil la organización gremial, quise presentarme a elecciones para delegada, pero al estar cambiando de escuela permanentemente, porque finalizan los períodos de las suplencias, se pierde esa oportunidad. A causa de nuestra situación laboral precaria, los suplentes vivimos experiencias fragmentarias, que dificultan la relación con la comunidad, a esto se suma la carencia de espacios para intercambiar entre pares y poder organizarnos en pos de mejorar nuestra situación laboral y como educadores.
Por todo esto veo necesario, y casi urgente, superar las barreras corporativas entre docentes titulares, provisionales y suplentes, así también las que se dan entre afiliados y no afiliados. Todas estas divisiones son funcionales a la estrategia de poder del gobierno. El cese masivo constituye un ataque al conjunto de la docencia, es momento de superar la búsqueda de soluciones individuales, para organizarnos contra los despidos”.

Facundo Arata: "Yo soy profesor en la Escuela Secundaria N°17 de La Plata y en el Centro Educativo de Nivel Secundario N° 451 de Berisso, donde soy subdelegado, en el barrio El Carmen. Soy estudiante del Profesorado de Letras, en la UNLP, donde también soy estudiante adscrito. Para mí la educación es una de las mayores conquistas.
Mi relación con la comunidad es muy buena. Lo primero que hago en la escuela (incluso antes de terminar de entregar todos los papeles) es establecer un vínculo tanto con no docentes, como docentes y directivos. También soy de los docentes que generalmente, no se encierra en la sala de profesores. Suelo quedarme en el aula o en el patio. Con los alumnos suelo estar siempre, escuchándolos, aconsejándolos. Me doy tiempo para quedarme en los recreos, interactuando, viendo la relación de toda la comunidad.
La escuela no se ve exenta de los conflictos económicos y sociales: Desde las peleas por las paritarias, el estado de las instalaciones, la precarización laboral de los docentes, la sobreexplotación de los docentes, la flexibilización de derechos, las complicidades de las cúpulas sindicales, entre otras. Y también está cruzada entre su rol de contención social y un gran problema de estigmatización de los alumnos. Como miles de docentes, muchos que pueden ser cesados, somos críticos de cómo se educa, de cómo el conservadurismo genera estigmatización en los jóvenes”.

¿Cómo se pueden enfrentar estas políticas?

Alejandra Presidente: “Siguiendo el análisis que venimos haciendo, creo que los docentes, tanto como los estudiantes y la comunidad, somos variable de ajuste. Por lo que insisto, es necesario superar la atomización social, buscando el apoyo y la participación de la comunidad, en pos de luchar contra este gran ataque a la educación pública.
Las conducciones del FUD (Frente de Unidad Gremial) bonaerense, naturalizan esa atomización y alientan la expectativa de que la única "resistencia" posible es sentarnos a esperar las elecciones presidenciales de 2019. Por el contrario, yo creo que los planes de ajuste y miseria de este gobierno se pueden derrotar, basándonos en la fuerza que expresan las y los trabajadores movilizados, como en las jornadas del 14 y 18 de Diciembre.”

Cristian Canecillas: “La unión de los docentes y toda la comunidad educativa, en defensa de la educación pública y de los puestos de trabajo, es lo que puede frenar la mano al gobierno. Frenar la política de una paritaria a la baja, de solo el 15 por ciento en tres cuotas, que se utilizará como vara para todas las demás paritarias, frenar el cierre de centros educativos y de cursos, junto a la reducción del presupuesto para educación.
El ataque a los docentes forma parte de una política dirigida contra el pueblo trabajador, no solo vienen atacando a los distintos gremios, si no que a través de los tarifazos y la inflación vienen afectando a la población, mientras que se favorece a los sectores del empresariado más concentrado.
En ese sentido, creo que es un problema que el Frente de Unidad Gremial no haya puesto en pie un plan de lucha, ni siquiera asambleas resolutivas desde el primer día. Desde La Marrón, agrupación de la que soy parte, impulsamos la coordinación con todos los sectores en lucha, como se hizo en el encuentro del Hospital Posadas. Estamos impulsando asambleas por escuela, además exigimos paro para el 21F y fuimos parte de una columna independiente en la marcha. Exigimos a los sindicatos que llamen a asambleas abiertas resolutivas, uniendo a todos los docentes y la comunidad educativa. Proponemos un plan lucha por el 25% de aumento en una sola cuota, sin presentismo, que se vuelva atrás con el cierre de escuelas y todo tipo de cese, y creemos que hay que poner en discusión los estatutos, ya que legalizan que año a año te puedan extorsionar con la estabilidad laboral”







Temas relacionados

Educación en crisis   /    Educación pública   /    María Eugenia Vidal   /    Berisso   /    Paritaria docente   /    Educación gratuita   /    Docentes   /    La Plata, Berisso y Ensenada   /    Educación   /    Política

Comentarios

DEJAR COMENTARIO