Política

IGLESIA CATÓLICA

Bergoglio: “Todo feminismo termina siendo un machismo con faldas”

En la cumbre sobre pederastia que se realizó en el Vaticano, el papa Francisco sigue sumando dichos propios del medioevo.

Viernes 22 de febrero | 22:13

Después de decir que quienes se pasan “la vida acusando, acusando y acusando” a la iglesia por sus múltiples crímenes son “amigos, primos o familiares del diablo”, Bergoglio se lanzó contra el movimiento de mujeres.

Te puede interesar: Oscurantismo ATR: para Bergoglio, si criticás a la Iglesia sos “familiar del diablo”

Luego de la intervención de Linda Ghisoni, subsecretaria del Dicasterio para los Laicos, Familia y Vida, que fue la primera mujer en hablar en esta reunión de jerarcas de la Iglesia el papa sostuvo que "invitar a hablar a una mujer no es entrar en la modalidad de un feminismo eclesiástico, porque a fin de cuentas todo feminismo termina siendo un machismo con faldas". A su vez, continuó diciendo que se debe adoptar el "estilo" de una "mujer, esposa y madre".

El papa Francisco, volvió a ser Bergoglio, es decir volvió a expresar su más rancio pensamiento sobre los derechos de las mujeres y el feminismo.

Como cuando era cardenal y en Argentina se discutía la Ley de matrimonio igualitario e inició una cruzada contra ese derecho elemental (que fue producto de décadas de lucha) y planteó: "No seamos ingenuos: no se trata de una simple lucha política; es la pretensión destructiva al plan de Dios".

El papa que gusta mostrarse como "progre", que el kirchnerismo en la era Macri ve como un aliado porque es el "papa peronista", cuando se trata de libertades democráticas elementales se muestra como lo que realmente es: el monarca de una institución milenaria, la misma que en el pasado acudía a las torturas y asesinatos para preservar sus prerrogativas económicas e ideológicas.

Y conviene nunca olvidar la colaboración, en nuestro país, de la Iglesia Católica con la dictadura cívico militar -en particular el rol de Bergoglio en ella-. La dictadura que hacía parir a las mujeres en campos de concentración y luego secuestraba a sus hijos.

En el presente esa misma Iglesia preserva a los curas pederastas, por más cumbres que realicen.

El movimiento de mujeres, las personas LGTBI tienen un enemigo declarado, le dicen papa Francisco, se llama Jorge Bergoglio.







Temas relacionados

Jorge Bergoglio   /    Vaticano   /    Iglesia Católica   /    Política

Comentarios

DEJAR COMENTARIO