Deportes

MUNDIAL RUSIA 2018

Bélgica eliminó a Brasil en un partidazo

El gran fútbol de Bélgica venció a un Brasil sin contundencia. La selección europea se metió en la semifinal en un gran partido.

Viernes 6 de julio | Edición del día

El mejor equipo del Mundial, hasta ahora, venció a Brasil por 2-1 en Kazán y se metió en la semifinal del Mundial de Rusia. Con Lukaku de estrella sin tanto reconocimiento, De Bruyne convirtiendo y con un Hazard en su esplendor, los belgas se meten en una semifinal luego de 32 años y se posicionan como los máximos candidatos.

En Brasil 2014, la Argentina le prohibía el pase a semifinales a una Bélgica que contaba con jóvenes promesas pero de la que no se esperaba mucho. En Rusia 2018 esas promesas crecieron y se convirtieron en realidad, ahora venciendo con claridad a Brasil por 2-1.

El partido comenzó muy parejo pero la diferencia pasaba por las dudas defensivas del conjunto europeo. Sumó, con respecto a la victoria agónica ante Japón, un defensor más, haciendo una línea de 4 común. Pero sufría en las pelotas paradas. Dos córneres, uno por cada sector, hicieron temblar el arco de Courtois, incluso un tiro en el poste que no pudo conectar bien Thiago Silva.

Sin embargo, por la misma vía que generaba problemas Brasil, rompió el cero Bélgica. Un centro al primer palo de De Bruyne, peinó Kompany, y Fernandinho tuvo la mala fortuna de meterla con el hombro en su propio arco.

Se le abría una puerta casi sin querer a Bélgica, pero recién empezaba. Iban 14 minutos, y había que ver la reacción brasilera.

Bélgica ganaba pero no defendía bien, sufría en las pelotas paradas: otra ocasión muy parecida a la anterior desperdiciaba Thiago Silva. Había nervios atrás en el equipo de Martínez, y se acoplaban a Courtois cuando Brasil atacaba con mucha gente.

Sin embargo, en la zona de ataque, Bélgica era otro equipo. Cuando no creaba Hazard, corría De Bruyne, y Lukaku era imparable para la defensa verdeamarelha. Los desmarques, la posición táctica sin pelota del ’9’ hacían que los ataques frontales belgas sean indescifrables.

En silencio, fue muy bueno el aporte de Chadli, el extremo izquierdo que contribuía mucho tanto en ataque como en defensa.

Brasil tenía la pelota pero no hacía sufrir al arquero de Bélgica, tal vez porque Marcelo no estaba muy preciso en ataque. La mayoría de los ataques brasileros se generaban desde la banda izquierda.

Y de una especie de contra llegó el segundo de Bélgica, el toro Lukaku llevándose la pelota, siempre bien parado, desde la mitad de la cancha, abrió en la puerta del área para Kevin de Bruyne, y el 7 definió maravillosamente al palo inferior derecho de Alisson para establecer el 2-0 en 31 minutos.

El primer tiempo culminó así, el resultado se explica desde la contundencia belga, ya que Brasil tenía la pelota y generaba más. Pero uno tenía la sensación de que Bélgica, por la clase de jugadores ofensivos, podía hacer más goles y no era sorpresivo.

El segundo tiempo fue todo de Brasil, era lógico, con el resultado en contra y el buen juego que puede generar, Bélgica se replegó bien atrás esperando una contra de Hazard y Lukaku.

Tité organizó bien al equipo, puso otro delantero como Firmino sacando a William, luego puso a Renato Augusto y Brasil estaba cerca. Parecido al gol de Paulinho ante Serbia, Coutinho le dio un pase de lujo a Renato Augusto que se coló entre los centrales y venció de cabeza a Courtois, que parecía imbatible.

Faltaban 15 minutos desde el gol de Augusto, y Martínez colocó a otro central, generando una línea de 5 defensores. Brasil tuvo el empate dentro del área en los pies de Coutinho, su mejor jugador en el mundial, pero pifió y se fue desviado. Luego el conjunto carioca no pudo penetrar la defensa, solo tiros desde la medialuna por parte del ingresado Costas, y el resto de los atacantes.

La última la tuvo Neymar: el enorme Courtois la sacó del ángulo y le dio así a Bélgica el pase a las semifinales, eliminando a Brasil. Ahora sí, esta Copa continúa sin equipos sudamericanos en Rusia 2018.

Los de Tité no tienen nada que reprocharse: dieron su mejor fútbol. Pero Bélgica cuenta con superestrellas del mismo calibre y se llevaron la victoria en uno de los mejores partidos de esta Copa del Mundo.

Lo confirmado es que el campeón por cuarto Mundial consecutivo será europeo: tampoco quedan equipos de otro continente. Bélgica jugara una semifinal luego de 32 años (la última frente a Argentina con derrota por 2-0 en México 86), y será frente a Francia que eliminó a Uruguay, el próximo martes a las 15:00.

Vencieron al máximo candidato para muchos, entonces Bélgica se pone en esa posición. Se medirá ante Francia en el duelo de potencias europeas, y posiblemente, de allí salga el nuevo campeón del mundo.







Temas relacionados

Mundial Rusia 2018   /    Bélgica   /    Neymar   /    Brasil   /    Fútbol   /    Deportes

Comentarios

DEJAR COMENTARIO