Mundo Obrero

MUNDO OBRERO

Basta de despidos en el Estado: hay fuerzas para derrotar el ajuste

Ante el paro del 4 de enero, necesitamos un plan de lucha coordinado, unificado y desde las bases. Las luchas de la UEP y Fabricaciones Militares marcan el camino de resistencia al ajuste.

Agrupación Marrón Clasista

PTS + independientes

Jueves 4 de enero | Edición del día

"Votamos por unanimidad en asamblea pelear hasta lograr la continuidad del conjunto de los trabajadores"

Estas fueron las palabras de un trabajador despedido de la Unidad Ejecutora Provincial de La Plata que desde hace días realizan distintas acciones de lucha ante los 200 despidos de Vidal.

En La Plata y en Azul, los trabajadores de la UEP y de Fabricaciones Militares se han puesto a la cabeza de la lucha por la reincorporación de todos los despedidos. Lograron además en pocos días de lucha sumar la solidaridad de centenares de personas que se movilizaron junto a ellos y se acercaron a acompañar el reclamo, demostrando que hay fuerzas para enfrentar al gobierno del ajuste, al plan de “dotación óptima” de Modernización y la nueva Ley de Ministerios de Vidal que pretende dejar en la calle a más de 35 mil estatales y a sus familias.

Te puede interesar: Ni un paso atrás de los estatales de la UEP, sigue la permanencia

Mientras los trabajadores se enfrentan a la noticia de su despido, la conducción de UPCN mantiene la tregua. Nada puede esperarse del sindicato más oficialista de todos, gobierne quien gobierne. Andrés Rodríguez es quien negocia los puestos de los estatales como variable de ajuste del gobierno. Como si fuera poco, tampoco convocó a movilizar en las jornadas de lucha contra la reforma previsional. Pese a su traición, muchos afiliados a UPCN participaron igual de las acciones para frenar el ataque a los jubilados.

ATE tampoco está a la altura de los ataques. Las conducciones Nacional y de Capital profundizan su división cuando el canto más escuchado de las últimas semanas es el de “Unidad de los trabajadores, y al que no le gusta, se jode”. Absurdamente en el Ministerio de Defensa organizaron dos actos separados con una hora de diferencia ante un mismo reclamo.

Debemos rodear de solidaridad a los despedidos de La Plata y Azul de cara al paro de ATE Nacional este jueves 4, como el inicio de un plan de lucha de conjunto y desde las bases. El ataque a los estatales es de conjunto, al plan de Macri y de Vidal se sumaron ahora los intendentes de la provincia de Buenos Aires.

Crónica de despidos anunciados

El plan de “dotación óptima” fue publicado hace meses en distintos medios y pese a conocerse los números de despidos sector por sector, ninguna de las conducciones de ATE se preparó para enfrentar el ataque. Hoy, con los despidos a la orden del día, las Juntas Internas oficialistas de ATE adoptan como política llevar adelante medidas inconsultas, sin perspectiva de lucha, para rápidamente sentarse a negociar con los funcionarios los listados de despedidos. ¡Como si se pudiera negociar con un gobierno que pretende despedir 35 mil trabajadores! El acuerdo más escandaloso fue en el Ministerio de Energía donde la Junta Interna Verde y Blanca y la directiva kirchnerista de ATE Capital firmaron la paz social y acordaron una vergonzosa capacitación para armar un CV para los 140 despedidos. Aceptaron los despidos atando de pies y manos a los trabajadores para pelear por sus puestos y sentaron un precedente nefasto. Distinto al camino que marcan los ejemplos de La Plata y Azul. Vale mencionar también lo sucedido en la Linea B del subte como otro ejemplo que se distingue de lo que hacen las conducciones que se dicen opositoras (como la dirección kirchnerista del Subte). Con sus delegados a la cabeza y ante la intención de despedir a un sólo trabajador definieron en asamblea paralizar la línea hasta que la empresa levantara su despido.

El centro de nuestro plan debe estar en la lucha por nuestras reivindicaciones, no en conseguir migajas que se caigan del banquete de los CEO’s.

Te puede interesar: Ajuste: el Gobierno quiere despedir 35.000 empleados públicos

Tenemos fuerzas para derrotar el ajuste

A los despidos masivos, acompañados por una campaña demonizadora contra los estatales de parte de los medios y el miedo que infunde la directiva de UPCN (amenazando trabajadores para que se afilien a cambio de no figurar entre los despedidos), no se le puede oponer la lógica de “negociar lo que se pueda” como pregona la directiva de la Verde y Blanca. Los trabajadores demostramos en las últimas jornadas de diciembre la voluntad para luchar contra el ajuste y las reformas de este gobierno.

Miles estuvimos en las calles el pasado 14 y 18 enfrentando la represión, dispuestos a tirar abajo la reforma previsional que somete a la pobreza a 17 millones de personas. Y sin miedo decenas de miles volvieron esa noche a la calle con los cacerolazos. Hoy los medios quieren ocultar la enorme movilización y buscan instalar la idea que somos nosotros los violentos y no los que votaron este monumental robo a los jubilados y los pibes más pobres, o quienes dejan en la calle a cientos de familias, reprimen brutalmente y mandan matones a pegarle brutalmente a la compañera de ATE Quilmes, Laura González, por movilizarse contra los despidos. Los trabajadores sabemos que esto sí es violencia y no podrán amedrentarnos.

Construyamos un plan de lucha desde las bases

El 4 de enero ATE Nacional llama a un paro sin haberlo consultado con las seccionales implicadas en el ataque y mucho menos con los trabajadores, negándose a unificar el reclamo con todas las variantes del gremio. Mientras, la conducción de ATE Capital adhiere un día antes y sin movilizar.

Desde la Agrupación Marrón Clasista llamamos a todos los que quieran organizarse para que este paro sea preparado desde las bases, con los despedidos de Fabricaciones Militares, de la UEP y todos los Ministerios e Intendencias a la cabeza. Que sirva para empezar a organizar la resistencia por la reincorporación de todos los despedidos.

Necesitamos asambleas sin distinción de afiliación y no afiliados, poner en pie Comisiones de Despedidos, para que sean protagonistas de las decisiones que se votan. Tenemos que sumar a los trabajadores de UPCN ante el abandono de sus dirigentes. Se impone ante estos hechos un plenario abierto de Capital y la provincia de Buenos Aires para que surja el plan de lucha que nos debemos para unificar la pelea.

Con esta propuesta y perspectiva, llamamos al conjunto de las juntas internas democráticas y combativas y a las agrupaciones opositoras de las conducciones de ATE a aunar esfuerzos para lograr imponer un plan de lucha de conjunto.

Desde la Marrón Clasista y formando parte del Movimiento de Agrupaciones Clasistas, creemos que nuestro destino ante el ajuste macrista se juega en las calles, en cada dependencia, y no en las internas del peronismo, o esperando el 2019 haciendo alianzas con los “traidores” de siempre. Nuestros legisladores del Frente de Izquierda están al frente junto a nosotros, como Nicolás del Caño y Myriam Bregman -denunciados por Macri por apoyar la movilización contra la reforma apostando a que los trabajadores seamos protagonistas de nuestras luchas.

Ellos tienen un plan de conjunto contra la clase obrera, y golpeando con un solo puño debemos enfrentarlo: “Unidad de los trabajadores y al que no le gusta se jode…”.







Temas relacionados

La Marrón Clasista    /    Trabajadoras y trabajadores estatales   /    Mauricio Macri   /    ATE   /    Ajuste   /    Despidos   /    Estatales   /    Mundo Obrero

Comentarios

DEJAR COMENTARIO