Mundo Obrero

OPINIÓN-DESIDIA PATRONAL

Basta de dejar la vida en el trabajo, compañero Eduardo Cichetti, ¡presente!

Las consecuencias extremas de las pésimas condiciones laborales creadas por la desidia patronal y, como contrapunto, la organización de los trabajadores para pelear por un mundo sin explotación.

Miércoles 23 de noviembre | 07:00

Cuando una empresa despide o se desentiende de un trabajador suele escucharse por los pasillos, frente a la ominpotencia patronal, esa resignada y triste afirmación de "somos un número" o "no se puede hacer nada". Gran cantidad de trabajadores ven afectada su salud, producto de la desidia patronal (en muchos casos con lesiones permanentes) y algunas veces con un desenlace irreversible. Esto hace que, para las empresas, la vida de un trabajador es nada más que un simple número.

Hace algunas semanas, falleció Eduardo Cichetti, un excompañero de trabajo en Easy Cencosud, producto de una enfermedad contraída por el enorme estrés que le provocara las extremas condiciones laborales impuestas por la compañía Easy Cencosud, por la cual fue separado de su puesto. Eduardo fue víctima de la desidia patronal que expone a los trabajadores y a su salud a traumáticos ritmos laborales, en este caso la demencial sobrecarga de atender público en 3 sectores al mismo tiempo, típica superexplotación que sufren los trabajadores de comercio por parte de estos pulpos oligopolios hipermercadistas.

La empresa Easy procedió con Eduardo como lo hacen con tantos miles de laburantes, descartando a un trabajador "roto" que ya no le sirve, amparada por las nefastas leyes vigentes y por el rol cómplice y entreguista del Centro de Empleados de Comercio. Con su salud comprometida, Edu la luchó muchísimo, pero, a la vez, encontró miles de dificultades producto de la falta de empleo, que afectaron de manera directa su vida privada. No pudo resistir esa durísima realidad y falleció producto de un enorme estrés emocional. Estas enfermedades, que forman parte de la realidad de miles y miles de trabajadores, son provocadas por esta tríada nefasta y enemiga de la clase obrera: patronal, estado burgués y sus leyes e instituciones al servicio de la ganancia empresarial, y la burocracia sindical cómplice y entreguista.

Es totalmente necesario seguir construyendo una alternativa política de los trabajadores con total independencia de clase

Hace pocos días en el masivo e histórico acto del Frente de Izquierda y de los trabajadores en el estadio de Atlanta encabezaba a la juventud del PTS una bandera con la leyenda "basta de dejar la vida en las fábricas". El caso de Eduardo Cichetti es un ejemplo, con el peor desenlace. Por esto urge la necesidad de la más amplia organización de los trabajadores desde las bases, poniendo en pie agrupaciones de carácter clasista, con métodos de democracia obrera, para enfrentar a las burocracias sindicales y arrancarles de las manos la conducción de nuestros gremios. Por esto es totalmente necesario seguir construyendo una alternativa política de los trabajadores con total independencia de clase, que luche por una sociedad sin explotación del hombre por el hombre, en la que la vida de un trabajador no sea un mero "número". Una alternativa política de los trabajadores que ponga todo su esfuerzo en terminar con la barbarie capitalista de "dejar la vida en las fábricas" y tener más tiempo para la cultura, el arte, el deporte y los seres queridos. Una alternativa política de los trabajadores que luche por evitar una muerte prematura e incomprensible como la de mi excompañero de trabajo y gran ser humano, Eduardo Cichetti.




Temas relacionados

Enfermedades laborales   /    Opinión   /    Provincia de Buenos Aires   /    Zona Sur del Gran Buenos Aires   /    Mundo Obrero

Comentarios

DEJAR COMENTARIO