Deportes

BÁSQUET

Básquet: Generación Dorada, la Precuela

El oro olímpico de Atenas 2004 y el subcampeonato en Indianápolis 2002 asestándole la primera derrota de la historia a un Dream Team, no cayeron del cielo. La precuela de los 90´s explica ese gran salto de calidad del básquetbol argentino.

Sábado 14 de enero | Edición del día

Foto: Año 1995. Oro Panamericano. El joven Oberto junto a históricos como Esteban De la Fuente, Esteban Pérez y Diego Osella, semitapado Luis Villar.

¿Cómo explicar que este equipo ganador del oro olímpico en Atenas 2004 ni siquiera había clasificado para competir en las olimpíadas de Sidney 2000? O pero aún, ¿cómo, habiendo faltado a la cita australiana, provoca la primera derrota de un Dream Team dos años después, en Indianápolis? Sobre la Generación Dorada está todo escrito, vivido, filmado; pero, ¿alguien puede explicar cómo surge este equipo, uno de los mejores de la historia del deporte? Gran parte de la explicación está en la gran germinación que fueron los 90´s para el básquetbol nacional.

El primer Dream Team fue, como el segundo y el tercero, lo mejor de todos los tiempos. Corría 1992, era el Torneo de las Américas, pre-olímpico hacia Barcelona. Argentina no clasificaría para la cita olímpica, pero en Portland escribiría la primera nota al pie en su historial: derrota por paliza128-87, contra el Dream Team. Antes de iniciado el juego, los jugadores argentinos saludaban a Jordan, Magic, Bird, Barkley, Drexler y cía, no como rivales, sino como sus fans absolutos. Infaltable las fotos entre ambos equipos. El equipo argentino, que para clasificar a Barcelona debía medirse mas bien con sus eternos rivales como Puerto Rico o Brasil, no pudo con los boricuas en cuartos de final y se quedó con las manos vacías. Pero si hay algo que debiera ser dicho, quizás como anecdotario pero a su vez como dato estadístico revelador, es que esa Argentina de 87 puntos fue el equipo que más tantos le haría al primer Dream Team, contando incluso todo el torneo olímpico.

En ese partido de Portland, el comentarista de la NBC debió decir en un momento: "esta noche, Robinson y Ewing van a soñar con el loco número 22". Hablaba de Hernán Montenegro, quien justo para ese partido se raparía la nuca un número 22, "el loco". Las fintas debajo del cesto, la pelea por los rebotes ofensivos y dobles de Hernán Montengro obligaron al técnico estadounidense a cambiarle la marca 3 veces en el partido: Malone de a ratos, y el uno contra uno con Robinson o Ewing. Eso fue una especie de revancha para "el loco": fue el primer jugador argentino en ser drafteado por un equipo de la NBA, los Philadelphia 76ers, allá por el año 1987. Por desentendimientos monetarios, el nuevo compañero de habitación de Charles Barkley no jugaría ningún partido oficial en la NBA. Pero su calidad seguiría intacta hasta su retiro. Y ese día de 1992, fue una de sus demostraciones.

Esa selección nacional fue tomando forma desde el Mundial 90 desarrollado en Argentina, hasta mediados de los 90´s, cuando algunos de los que llegarían a ser "Generación Dorada" completaban el banco de suplentes. Es que, entre los titulares y mejores opciones de gol, aún había una vieja guardia de gran calidad. Hablamos de Milanesio, Espil, Campana, Osella, entre otros. El "Pichi" Campana probó suerte en un campus de la NBA, probándose en New Jersey Nets, allá por el año 1992, teniendo que volverse con esa experiencia solamente. Osella y Milanesio, líderes absolutos del campeonísimo Atenas, fueron "industria nacional" durante toda su carrera deportiva; pero terminaron dando clases magistrales de buen básquet en el recordado Open McDonalds de 1997, junto al "Pichi" y unos jóvenes que ya pedían cancha, el "torito" Palladino y Fabricio Oberto.

El Apagón de 1996

Queda en la retina de muchos la bandeja "colgada" que le hace Espil a Jordan en 1992; pero ese partido fue paliza absoluta. Uno ve las imágenes de ese partido y aún por momentos se pregunta: "¿no podíamos marcar a ninguno?". Pero el básquet nacional siguió desarrollándose y templándose. En los Panamericanos de 1995 Argentina conseguiría el oro contra un equipo universitario estaodunidense. Aquí ya aparecen unos jovencitos Wolkowyski y Oberto en el equipo mayor.

Pero quizás el primer salto real se dió en 1996, en las Olimpíadas de Atlanta. Argentina nuevamente contra el Dream Team. El tercero de ellos, con nuevas bestias como Grant Hill, Shaquille O´Neal, Olajuwon, Stockton, Payton; junto con otros de la primera oleada como Barkley, Robinson, Malone. ¿Qué decir? La cuestión es que en ese partido Espil mete 25 puntos, y si bien Argentina cae derrotada por un abultado 96-68, aún faltando 6 minutos para terminar el partido se mantenía en una distancia respetable de 11 puntos. Se quedaron sin resto... Marcelo Milanesio liderará el equipo magistralmente, con una soltura digna de un base de primer nivel, incluso colgándosela a Wolkowisky para un "Alley-Up" que nada tienen que envidiarle a los que hacían los NBA.

El partido comienza con Argentina estando al frente y unos primeros minutos palo y palo. Comienza a verse en el Dream Team un pequeño esfuerzo para jugar concentrados. Se produce un apagón en todo el estadio, que quizás le permite a EEUU focalizarse mejor, pero el primer tiempo cierra 48-44 para el Dream Team. Todo el mundo periodístico debió reconocer este gran partido argentino. El seleccionado era una combinación entre los mejores talentos de la Liga y las futuras promesas que llegarían a ser "dorados", logrando incluso una resonante victoria contra Lituania, quien ganara luego el bronce de esos juegos. La puerta para jugar en Europa ya estaba abierta. Un gran pionero en ella fue Marcelo Nicola, un alero de gran talla (2,07mts) y talento perimetral que si bien fue drafteado por los Houston Rockets en 1997, nunca jugó en la NBA, triunfando largamente en el Benetton Treviso italiano. A esa carrera europea la seguiría posteriormente grandes conocidos de la historia dorada como Sconochini, una suerte de "nexo" entre el antes y el después.

La base está

La Liga Nacional se inicia a principios de los 80´s. Nombres como Aréjula, Maretto, Cadillac, Cortijo, Camisassa, Rafaelli, Darrás; se combinaban con esos primeros extranjeros norteamericanos como Donald Jones, Manuel Forrest, Willy Scott, Gregory Slyder y tantos otros. Esa primera camada de la Liga Nacional daría la base del Mundial 1986 y 1990, con ese meritorio 8vo puesto: Cortijo, Richotti, Scolari, Romano, Maggi, Uranga.

Esa primera tanda se combinaría con lo mejor de los 90´s en la Liga Nacional: el Atenas de Córdoba, Estudiantes de Bahía Blanca, GEPU de San Luis, Olimpia de Venado Tuerto. Entonces la segunda generación de la Liga se apoderó del seleccionado, con Milanesio, Espil, Osella a la cabeza y el outsider Montenegro, ídolo en las tribunas, pero resistido por los técnicos. La Liga Nacional ya traía jugadores extranjeros que habían incursionado en la NBA, como Bryant, Higgins, Leeks, Gondrezick; entre otros.

Mientras tanto, los juveniles, con Pepe Sánchez, Ginóbili y Cía; salían cuartos en su mundialito del año 1997. De allí a los primeros jugadores argentinos en jugar NBA (Pepe y el Colorado Wolkowyski) solo faltan apenas 3 años. Y de la hazaña de 2002 apenas 2 años más. Pero volviendo a la pregunta inicial, ¿cómo se explica que Atenas 2004 somos oro mientras en el año 2000 ni siquiera clasificamos para Sidney? La realidad es que en el Preolímpico de 1999 Argentina hizo todo bien, le ganó a todos los que tenía que ganarle, incluyendo a los locales del Puerto Rico de "Piculín" Ortiz 2 veces; pero en semifinales se encontró con EEUU y por ello obtuvo el bronce. Por esas cosas discrimintorias, sólo clasificaban 2 selecciones americanas a Sidney... Ese equipo fue el recambio; renuncian Milanesio, Osella, De la Fuente, Nicola; y se tienen que hacer cargo Montecchia, Ginóbili, Palladino, Sconochini, Scola, Leo Gutiérrez (Oberto lesionado). ¿Te suenan?

2001 ya serán campeones invictos en el Torneo de las Américas de Neuquén, esperando que EEUU vuelva a poner un Dream Team en su mundial de Indianápolis. Ya empiezan los laureles, pero...¡¿Cómo no recordar esta inmensa y gloriosa "precuela" de la Generación Dorada?!

Aquí, a manera de homenaje, algo del 1er tiempo del famoso partido del "Apagón", Atlanta ´96:




Temas relacionados

#GeneraciónDorada   /    Emanuel Ginóbili   /    Luis Scola   /    Basquet   /    Deportes

Comentarios

DEJAR COMENTARIO