Política

LEGISLATURA PORTEÑA

Barry: "Con la ley de parquímetros harán que la Ciudad sea un estacionamiento pago al aire libre"

En la sesión ordinaria de este jueves se aprobó el nuevo proyecto de estacionamiento medido, que aumentara 21 veces la cantidad de espacios tarifados en la Ciudad, junto con el acarreo. La diputada Alejandrina Barry a su vez denunció el tarifazo del subte y del peaje.

Jueves 19 de noviembre | 17:00

Alejandrina Barry " "Con la ley de parquímetros quieren pagar la campaña electoral" - YouTube

En la sesión ordinaria de este jueves en la Legislatura porteña se aprobó el nuevo proyecto de estacionamiento medido, impulsado por el PRO.

Los puntos más polémicos de este proyecto es que extiende el sistema de estacionamiento pago en la Ciudad de manera exponencial, en donde prácticamente todas las calles pasarían a ser pagas. La única excepción sería para los vecinos residentes que no pagarían estacionamiento en un área de hasta 300 metros de distancia desde su domicilio.

Esta ley es otro claro exponente de los negocios del PRO con las empresas de acarreo. El negocio de las empresas continúa, y el oficialismo porteño quiere otorgarles más beneficios a través de esta ley. Esta ley Larreta la viene promoviendo desde el año pasado y hoy la terminó de gestar.

Te pude interesar: Parquímetros para todos, un nuevo negociado de Larreta

La diputada por el PTS/FIT Alejandrina Barry, intervino durante la sesión denunciando que esta ley favorece a las grandes empresas, mientras, una vez más, perjudica a la población: “La mayoría acá habrán visto la película Relatos Salvajes. ¿Se acuerdan del personaje de Ricardo Darin? Bombita, el que se transformó en un ídolo popular. Bueno, con esta ley, Bombita será un poroto. Una vez más, la realidad superará la ficción”, comenzó la diputada, haciendo referencia a aquella película argentina donde el principal personaje prende fuego la sede de un servicio de acarreo de autos.

Con esta ley se ampliarían de 4.000 a 85.000 los espacios tarifados, y se aumentarían 21 veces más calles para cobrar el estacionamiento. “Esto no es más que transformar a la Ciudad de Buenos Aires en un estacionamiento pago al aire libre. Una privatización masiva del espacio público, cuyo único fin es recaudatorio”, denunció Barry.

En febrero del corriente año, junto a Myriam Bregman, lograron un fallo en la Justicia que suspendía la audiencia pública para aumentar los parquímetros. “Era todo tan trucho, que hasta la dirección donde tenías que retirar la documentación para la audiencia era una sociedad civil, que nada tenia que ver con el gobierno de la ciudad”, recordó. Sin embargo, hoy Juntos por el Cambio vuelve a la carga con este proyecto.

Te puede interesar: A pedido de la izquierda, la Justicia frena la audiencia por parquímetros

En esta ley, el sistema de parquímetros pasaría a manos del Estado de la Ciudad, y estas máquinas serían reemplazadas por un pago a través de plataformas digitales y Whatsapp. Este es uno de los argumentos del oficialismo donde supuestamente te hace la vida “más sencilla”. Sin embargo, habrá que pagar en todos lados donde se quiera dejar el auto. Por eso Barry denunció que "con esta ley el gobierno pretende multiplicar la recaudación. Se ve que quieren pagarse la campaña electoral".

Para ejemplificarlos, Barry explicó: “Si llevas a tus hijos a la escuela y aunque pares por 15 minutos, tendrás que pagar; si sos médico y vas al hospital donde trabajas, pagas. Este proyecto no ordena el tránsito, solo incrementa el balance recaudatorio del gobierno y de las empresas, un negocio redondo”.

Mientras el acarreo sigue siendo concesionado para empresas privadas. En la actualidad, sólo dos empresas manejan el servicio de acarreo, que tienen la concesión desde 1990 y operan sin control desde el 2001, prorrogándoles su contrato. Con esta ley, se continúa garantizando impunidad a estas empresas, ya que no se las investiga, e incluso pueden ser parte de la licitación y volver a tomar el servicio.

“Y como si fueran pocos los favores a estas empresas truchas, reducen a la mitad el plazo para retirar un auto acarreado. Pasa de 90 a 45 días. Si no lo retirás, te lo compactan. O sea, si no podés pagar $ 3000, más $ 1080 por cada día de demora que no lo retires, perdés tu auto”, explicó Barry.

Mientras tanto, la diputada dejó en evidencia el beneficio a los empresarios con este tipo de leyes, mientras a los trabajadores, que utilizan sus autos para ir a trabajar, o llevar a sus hijos, no les aumentan los sueldos, como al personal de salud, en primera línea toda la pandemia. A este curro se le debe sumar el aumento del subte y del peaje en la autopistas porteñas, medidas que solo son un avance del tarifazo que el Gobierno nacional habilitará para todas las empresas de servicios públicos privatizadas. La empresas aumentan sus ganancias, los trabajadores pierden poder adquisitivo.

“Entonces es clarísimo en este proyecto, como en tantos otros, que para Juntos por el Cambio es más negocio tener una grúa, que ser médico, que ser enfermero, que salvar vidas en esta Ciudad. Así que no cuenten con nuestro voto para esto. Desde el FIT vamos a seguir denunciando y enfrentando los grandes negociados desde la dictadura a esta parte, pero que ahora, en un contexto de crisis social se vuelven cada vez más obscenos para la vista de miles de trabajadores y sectores populares en esta ciudad”, finalizó Alejandrina Barry.







Temas relacionados

Legislatura porteña   /    Alejandrina Barry   /    Ciudad de Buenos Aires   /    Parlamentaria   /    Política

Comentarios

DEJAR COMENTARIO