Política

MENDOZA

Barbeito: "¿Por qué no un hospital para los jubilados?"

Esa fue la pregunta y propuesta que realizó la senadora Noelia Barbeito al titular del PAMI, Carlos Valcarcel, y no obtuvo una respuesta concreta.

Martes 20 de junio | Edición del día

A través de una resolución administrativa a nivel nacional, el PAMI rescindió los contratos con 3 clínicas privadas que dejaron a más de 25.000 jubilados mendocinos sin cobertura. Desde el 1 de junio, la clínica Santa Isabel de Hungría, la Sociedad Española de Socorros Mutuos y el Hospital de Ojos Caimarí no reciben a los afiliados del PAMI. La crisis abierta por este motivo llevó a que el Senado provincial citara al titular del PAMI Mendoza, Carlos Valcarcel, a dar explicaciones a la Legislatura.

Ante una comisión del Senado, el funcionario señaló que estas empresas de salud están obligadas a atender hasta el 30 de junio y sostuvo que si los jubilados no son atendidos "deben hacer el reclamo ante PAMI, y haremos las gestiones para que cumplan”.

No es este el caso del Hospital Santa Isabel de Hungría que atenderá hasta el 30 de junio a los 3.900 afiliados del PAMI que hoy integran su nómina. Luego de esa fecha, los mismos serán reubicados en otros centros de atención. Valcarcel se negó a dar precisiones con respecto a los lugares a donde sería reasignados los jubilados damnificados amparándonos en una medida cautelar que obliga al organismo a mantener los contratos. Se justificó diciendo que la medida judicial “me inhibe a contar dónde iban a ser redistribuidos ni dar opiniones. La no firma del contrato obedeció a que en su momento hicimos auditorias, analizamos y tuvimos el aval de Buenos Aires para no firmar”.

La senadora del FIT Noelia Barbeito sostenía luego de realizada la comisión que "realmente daba escalofríos como en la Comisión de Salud del Senado se reconocía que las clínicas privadas lucran con la salud de los jubilados. Como se pudo constatar, no solamente el estado de esas clínicas privadas, desde el punto de vista de la limpieza, de la atención que brindan a los jubilados, sino también como en muchos de esos casos había sobrefacturación o subprestaciones" y agregó que "antes de la comisión queríamos saber si se hacía una auditoria o controles y constatamos que realmente el Estado, a través del PAMI, está al tanto de todo lo que ha pasado y viene pasando en las clínicas" para señalar que es necesaria una salida de fondo y culminar con el negociado de la salud de los jubilados.

"Nosotros primero le preguntamos a las autoridades del PAMI si no había una salida de fondo. Esto no se me ocurrió a mí, se le ocurrió a mi abuelo. Él me preguntaba por qué no hay un hospital para los jubilados. Ya no más lucrar las clinicas con la saludo de los jubilados. Por qué no un hospital" sostuvo la senadora y sentenció que "en este sentido no hubieron respuestas concretas".

Demagogia cornejista

Carlos Valcarcel es el médico personal del gobernador Cornejo desde hace de 12 años, es cardiólogo, ex director de Salud de Godoy Cruz y ex director del Hospital El Carmen. Es una pieza clave para la articulación en políticas de salud que el gobernador pretende lograr entre el Ministerio de Salud, la OSEP y la obra social de los jubilados. Por lo que la crisis abierta y la situaciones de más de 25.000 mil jubilados que entregaron una vida de trabajo a Mendoza es una muestra del fracaso de Cornejo y su demagogia para resolver problemas reales de la población de la provincia.

En este caso, la situación se produce a raíz de las decisiones tomadas por el gobierno de Macri, el médico personal de Cornejo y una política que, como el propio Valcarcel reconocía, pretendía mayor involucramiento de la provincia.

A principios de 2016 asumía Valcarcel como titular del PAMI Mendoza y durante el acto de asunción, luego de agradecer a familiares y amigos, se refirió a la institución que iba a conducir. Dijo que no tenía deudas con prestadores ni proveedores y aseguró que “Vamos a trabajar con una herramienta fantástica: una mesa grande. Entre todos vamos a priorizar a nuestros viejos. Esta va a ser una dirección literalmente de puertas abiertas respetando, por supuesto, la asignación de tareas y funciones, pero, sin duda que entre todos vamos a lograr que nuestros adultos mayores puedan estar un poco mejor. Para ello, cuento con el compromiso de la gestión provincial, que también gobierna para los 220 mil afiliados de PAMI de la Provincia. Esto no significa que vamos a provincializar el PAMI, la institución va a seguir siendo un organismo dependiente del Estado nacional".

Como vimos, al principio Valcarcel aseguraba que los abuelos eran la prioridad y que los principios rectores de su gestión serían la accesibilidad, equidad y gratuidad. La realidad parece desmentirlo a poco más de un año de haber asumido. Mas de 25.000 jubilados se quedaron sin acceso a la atención médica y la calidad de la atención de los jubilados difiere según donde se atienden. Sin embargo algo en lo que sí se mantiene la palabra de Valcarcel es en que "el PAMI no cobra por sus prestaciones", aunque vale aclarar que hoy el PAMI paga a prestadores privados para que lucren con la salud de los jubilados. Mirá lo que decía Valcarcel cuando asumió






Temas relacionados

Jubilados   /    PAMI   /    Noelia Barbeito   /    Mendoza   /    Política

Comentarios

DEJAR COMENTARIO