Economía

ECONOMÍA INTERNACIONAL

Bajo el gobierno de Trump la balanza comercial de EE. UU. no mejora

Pese a las medidas económicas proteccionistas del gobierno de Trump, el déficit comercial de EU sigue creciendo en medio de un mercado mundial cargado de incertidumbre. Si la economía mundial continúa su lenta recuperación, Estados Unidos tendrá más presiones sobre su volumen de importaciones.

Gabriel Bagundo

México | @g_bagundo

Viernes 6 de abril | Edición del día

La Oficina de Análisis Económico del Departamento de Comercio y el área encargada de los censos en el gobierno de Estados Unidos, el Census Bureau, publicaron este 5 de abril un informe sobre el estado del déficit de la balanza comercial: el déficit comercial de Estados Unidos sigue aumentando.

De enero del 2018 al mes siguiente, los últimos datos comerciales verificados en EEUU muestran que el superávit de servicios bajó y el déficit en el comercio de bienes aumentó. Juntos modificaron el valor de la balanza aumentando 0.9 miles de millones de dólares al déficit. El déficit comercial de Estados Unidos es de 57.6 miles de millones de dólares para el segundo mes del 2018.

Esto quiere decir que EEUU tiene actualmente una tendencia a importar que aumenta con mayor rapidez que el crecimiento de sus exportaciones. El informe de estas dos oficinas gubernamentales señala que dentro de lo que se importa la mayor parte corresponden a “bienes de capital” y “suministros y materiales industriales”. Lo que este hecho muestra es que la economía de Estados Unidos tiene un importante vínculo con la producción de bienes necesarios para la industria que se realiza en otras partes del mundo.

Intentan separar el mundo que ellos mismos unieron

La economía de EEUU ha tenido un importante giro en las últimas décadas. Desde la salida de la Segunda Guerra Mundial la balanza comercial de EEUU estuvo equilibrada en importaciones y exportaciones casi en “cero”. Esta dinámica cambió en los años ochenta. A la par que EEUU exportaba capital a otras partes del mundo (fundamentalmente a las subdesarrolladas) para producir ahí con menores costos, ocurría una desindustrialización en su propio territorio y un consecuente aumento del valor de las importaciones y del déficit comercial.

Cuando en los años noventa las medidas del Consenso de Washington cobraron fuerza alrededor del mundo y con el inicio de indiscriminada apertura de mercados comerciales y financieros (en la época generalmente conocida como “neo-liberalismo”), la dinámica del comercio internacional de EEUU cambió drásticamente: durante los noventa y hasta la crisis del 2008 el déficit comercial de EEUU creció en seis veces, tanto bajo gobiernos de bandera republicana como demócratas.

La globalización capitalista unió el mercado mundial, pero sólo para los capitalistas y sus dineros, mercancías y máquinas. Los trabajadores siguen hoy sin poder cruzar el mundo con la misma libertad con la que lo hacen los frutos de su trabajo.
Imagen: Balanza comercial de Estados Unidos (1950- febrero 2018) en millones de dólares

Fuente: Trading Economics

Las medidas proteccionistas de Donald Trump

Este breve reporte de dos importantes oficinas económicas de gobierno en EEUU sale a la luz en días en los que el presidente Trump ha aumentado las tensiones de una guerra comercial con el anuncio de nuevos aranceles al comercio desde China y a días de que -pese a toda la retórica verborreica desde su campaña presidencial- posiblemente anuncie un acuerdo respecto al TLCAN con México y Canadá.
En sus previsiones desde inicios del 2017, la Organización Mundial del Comercio pronosticaba un aumento del comercio mundial, que ha estado estancado desde la crisis del 2008, tanto para 2017 como para 2018.
Si el volumen del comercio mundial se llegase a recuperar, las tendencias harían que el déficit comercial de EEUU continuase creciendo a un ritmo acelerado. Modificar el entramado de las cadenas globales de valor mundial no se hace en dos días. Nuevos planes de producción tardan incluso décadas.

¿De qué tamaño será el sisma económico del capitalismo mundial que se viene, impulsado por las políticas proteccionistas y nacionalistas?

¿Qué clase de entrega habrán negociado los representantes de Trump bajo las cláusulas de estricta confidencialidad con el sumiso y entreguista gobierno de Peña Nieto?







Temas relacionados

Balanza comercial   /    Donald Trump   /    Comercio exterior   /    Internacional   /    Economía

Comentarios

DEJAR COMENTARIO