Economía

LA REFORMA IMPOSITIVA DE VIDAL

Baja de Ingresos Brutos y suba del impuesto inmobiliario bonaerense

Vidal impulsa una reforma impositiva que busca con la reducción de Ingresos Brutos y Sellos, beneficiar al sector productivo; compensada con una suba hasta 56 % del impuesto inmobiliario.

Sábado 28 de octubre | Edición del día

La gobernadora bonaerense María Eugenia Vidal, en igual sintonía que el presidente Mauricio Macri, envió ayer para su tratamiento el proyecto de Presupuesto 2018 y la Ley Impositiva. Estas medidas forman parte del avance de las reformas que plantea el Gobierno nacional, acelerados luego de los favorables resultados electorales.

Te puede interesar: Claves económicas del triunfo de Cambiemos y del ajuste poselectoral

Así mientras dentro de las últimas novedades de reformas están incluidas los llamados a audiencia pública para tratar la suba tarifaria para el gas y la luz, los indicios de reformas laboral y previsional, a esto se suma una reforma impositiva que elimina Ingresos Brutos en la provincia de Buenos Aires.

La Ley impositiva de Vidal propone una reducción de Ingresos Brutos y Sellos, bajando la presión tributaria y combinado con una suba del impuesto inmobiliario que alcanzará un 56% para el impuesto urbano y un 50 % de aumento para el impuesto inmobiliario rural.

Esta modificación sobre Ingresos Brutos está orientada para beneficiar al sector productivo, el ministro de Economía bonaerense, Hernán Lacunza sostuvo al respecto: “Son 10.000 millones de pesos que devolvemos al sector privado, para que produzca y consuma”.

Y agregó: "Lo que nos interesa es bajar los impuestos a la producción, y a la actividad, que genera inversión y empleo.”

Además, esta reforma impositiva incluye una rebaja del impuesto aduanero interno, sobre esto Lacunza sostuvo que: "también se bajan todas las aduanas interiores. Hoy le cobrábamos a un cordobés cuatro veces más que a un bonaerense".

Respecto a la suba del impuesto inmobiliario, Lacunza remarcó que "el gobierno anterior estuvo 12 años sin aumentar el valor de las propiedades. Ahora lo que hicimos fue actualizar esto y bajar las alícuotas del inmobiliario para que el impuesto no sea tan alto. El porcentaje parece muy elevado, pero es sobre un monto menor. Para la mitad de los bonaerenses el aumento promedio del inmobiliario va a ser de 27 pesos por mes".

Medidas similares en la Ciudad de Buenos Aires

El ministro de Hacienda porteño, Martín Mura, aseguró este viernes que con la reducción de Ingresos Brutos "los precios van a subir menos". Y en la misma sintonía que su par bonaerense, ayer presentó a la Legislatura el proyecto de ley de Presupuesto para 2018, que incluye, un aumento promedio del impuesto inmobiliario o ABL del 20 por ciento, con un tope del 24,4 %.

Mura defendió el aumento de ABL al compararlo con las previsiones de inflación, sosteniendo que: "La inflación entre el 1 de agosto del año pasado y el 31 de julio de este año, da un 23,4%. Estamos poniendo un tope igual a la inflación". Pero este argumento es rápidamente desechable, como hemos sostenido la pérdida del poder de compra de los trabajadores durante la gestión de Cambiemos no se sostiene, para una lectura más completa recomendamos:Informe especial: ¿cuánto perdió el salario en la era Macri?








Temas relacionados

María Eugenia Vidal   /    Ley Impositiva   /    Macrismo   /    Economía Argentina   /    Economía Internacional   /    Economía

Comentarios

DEJAR COMENTARIO