Bahía Blanca: las medallas de la vergüenza y el desprecio por la niñez con discapacidad

Daniela Rodriguez

Docente y delegada Suteba | Bahía Blanca

Miércoles 14 de noviembre de 2018 | Edición del día

En el marco del cierre de ciclo lectivo de un programa de natación para personas con discapacidad financiado por la Municipalidad realizado en el Club Liniers se entregaron medallas borradas con corrector y escritas a mano a alumnes de las escuelas especiales que participaron de dicho programa.

Por un lado, el intento de mostrar una política de promoción e inclusión de las personas con discapacidad con actividades de este tipo como lo expresó en un twitt el subsecretario de deportes: “cierre de otra temporada exitosa de la Natación Municipal junto a personas con diferentes discapacidades…”. Por otro, el funcionario, que dicho sea de paso ni asomó las narices por el Club donde se premió a los chicos, niega la realidad que vive la escuela especial más allá de este hecho puntual.

Lo que el funcionario de Cambiemos no dice en ningún twitt es que las políticas de esta falsa integración de la reforma de educación especial no es más que la profundización de los recortes y precarización en la rama: se quitan subsidios, se recortan partidas de comedores, se cercenan derechos y destruyen la modalidad.

Como quedó demostrado cuando la funcionaria del PRO dijo que “los que tienen hambre de verdad comen cualquier cosa” refiriéndose a los chicos que comen en los comedores de las escuelas y jardines, el desprecio que el gobierno de Vidal y el de Héctor Gay tienen hacia la educación pública en todas sus modalidades es infinito.

Estas medallas usadas, no importan ni las excusas ni las justificaciones que dieron los responsables luego de viralizarse la noticia, son una metáfora de la “consideración” que este gobierno tiene por los hijos e hijas del pueblo trabajador que son quienes asisten a la escuela pública, en este modelo económico al que solo le sirven como mano de obra descartable para sus ganancias. Por eso, todo el desarrollo cultural, psicofísico, emocional y social de estos niñes y adolescentes les es irrelevante y se merece las "sobras" del deporte y la cultura.

Lo cierto es que así como el conjunto de la escuela pública está sufriendo un ataque brutal: cierre de los BAO y BAOT, cierre y fusiones de cursos, problemas de infraestructura que se cobraron la vida de Sandra y Rubén, un salario docente por debajo de la línea de pobreza, topes a la paritaria, vienen por la rama de Psicología y las materias extracurriculares (artística, Educación Física, inglés) y por los Equipos de Orientación Escolar, la modalidad especial es parte del mismo ajuste.

Esta modalidad que viene siendo desmantelada desde la gestión anterior bajo el gobierno provincial de Scioli, hoy ve profundizar esta política de recortes que desde el año pasado hasta hoy dejó a disponibilidad a más de 25 maestros, es decir, se quedaron sin cargo. Y no fueron más les docentes que se quedaron sin su fuente de trabajo (estaban en la lista más de 50) por la pelea que dieron el año pasado donde debió renunciar el jefe distrital Romero. A principios de este año, debido a las denuncias sobre estas cuestiones separaron del cargo a las inspectoras de especial ligadas al FPV y a la conducción de la Celeste de Baradel de Punta Alta, quedando a cargo de la jefa distrital Petris y la inspectora de especial de escuelas privadas, Sanfereiter.

A pocas horas de la votación del presupuesto 2019, está clarísimo que un blanco del plan de ajuste del gobierno nacional, de los gobiernos provinciales y del FMI, es la educación pública. Ante la responsabilidad de la oposición del PJ y FPV que garantizan que este ajuste se profundice y la complicidad de las centrales sindicales, de la CTERA y el FUD que dan una tregua escandalosa y miran para otro lado cuando están saqueando al pueblo trabajador.

Plata para educación hay, pero la utilizan para pagar la fraudulenta deuda de 600.000 millones de dólares y hacer negocios con los especuladores. El pago de la deuda equivale a 4 veces el gasto anual en salud, 2,6 veces el de educación y 21 veces el de viviendas. Tenemos que pelear todos los sectores educativos juntos y unirnos a todos los sectores de trabajadores en lucha, por la defensa de la educación pública y contra la política de ajuste y saqueo y exigir a la CTERA y que convoque a un plan de lucha nacional discutido en asamblea hasta derrotar el ajuste de Macri, los gobernadores y el FMI.







Comentarios

DEJAR COMENTARIO