TERCIARIOS

Bahía Blanca: Instituto Avanza, crónica de una elección plagada de irregularidades

En junio hubo elecciones del C.A.I en el Instituto Avanza. Más allá de la muy buena participación y resultado de las elecciones, la Agrupación Tesis XI denuncia las irregularidades del proceso electoral.

Sábado 9 de julio de 2016 | Edición del día

Entre el 13 y 16 de Junio en el Instituto Avanza de Bahía Blanca, se llevaron a cabo las elecciones del Consejo Académico Institucional donde se renovarían tanto el claustro estudiantil como docente. Por parte de los estudiantes se presentaron dos listas: Estudiantes al Frente (Tesis XI, FUEL y estudiantes independientes) y Avanzando (Lista que fue conformada desde la dirección del Instituto).

Hasta el día jueves 16 de junio habían votado alrededor de 700 estudiantes, una cantidad nunca antes vista en una elección para éste órgano de gobierno. Sin embargo, las elecciones presentaron graves irregularidades durante su desarrollo, como la ausencia de la Junta Electoral (que según el escueto reglamento debía conformar el Consejo Escolar) desde el inicio y durante toda la elección, incluso el mismo día jueves que fue llamada para el cierre de las elecciones. También la falta de sobres para emitir el voto (lo que vuelve ilegitimo el recuento de los mismos y deja lugar a la invalidación) y la ausencia de las autoridades a lo largo de todas las elecciones.

Párrafo aparte de todas estas irregularidades merece la actitud de la Lista “Avanzando” y los directivos del Instituto. A pesar de la gran participación estudiantil, el conteo de votos tampoco se pudo llevar a cabo. Los directivos hicieron caso omiso a las graves fallas que denunciaba la lista Estudiantes al Frente, avalaron la continuidad de la elección en esas condiciones, y sin consulta decidieron suspender el escrutinio hasta que intervenga la ya mencionada Junta Electoral que hasta ese momento no se había conformado. Como broche a este papelón, la lista Avanzando borra de su página de Facebook el llamado que hacían a los estudiantes a concurrir a votar ese Jueves como último día de elecciones.

El día martes 21 estaba prevista una reunión entre los directivos, ambas listas y un representante del Consejo Escolar. Sin embargo no se pudo concretar ya que este último no se presentó quedando así en suspenso las elecciones.

Luego de que la lista Estudiantes al Frente mandó una carta denunciando todas las irregularidades con las que se estaban desarrollando las elecciones y exigiendo su impugnación, la respuesta del consejo escolar (el 24 de Junio) fue la de seguir un día más las elecciones y poner otra urna individualizando esta vez los votos con sobres, es decir poner en funcionamiento dos urnas, y que debía haber un directivo como presidente de mesa. A la vez conformaron finalmente la junta electoral para así avalar las elecciones. El viernes 1 de Julio se llevaron la urna al Consejo Escolar para que se realice el conteo de votos luego de haber permanecido 14 días la urna en la dirección del instituto.

A pesar de esta gran cantidad de irregularidades, votaron alrededor de un total de 720 sobre 1999 estudiantes donde un 40% de los votos (280) fue para la lista Estudiantes al Frente y el 60% (420 votos) para la lista Avanzando. Con este resultado ingresarían dos consejeros estudiantiles de la lista de Estudiantes al Frente al Consejo Académico Institucional.

Más allá de la muy buena participación y resultado de las elecciones, los estudiantes que conforman Tesis XI, al finalizar el escrutinio, presentaron una nueva carta denunciando las irregularidades con las que se llevaron a cabo el proceso electoral ya que atentaron fuertemente contra la transparencia de las elecciones y de ninguna manera legitimarían una elección tan falta de transparencia y con tantos caracteres fraudulentos.

La dirección antidemocrática que saca mesas de examen y pone restricciones al cursado, dejando afuera estudiantes, sobre todo a quienes deben trabajar para costearse los estudios, es la primera en acallar los reclamos de los estudiantes. La dirección y el consejo escolar (conformado por el PRO, Integración Ciudadana y el FPV) no van a garantizar la transparencia de estas elecciones a un órgano como el CAI, atado a su vez a la agenda que le impone la dirección del instituto, donde los estudiantes somos absoluta minoría. . Pero las irregularidades no son nuevas. En las elecciones pasadas para claustro estudiantil solo hubo una lista única y votaron alrededor de 300 estudiantes sobre un total de 2000. La reglamentación plantea que para que se legitimen las elecciones es necesario que se reúna el 40% del padrón electoral. Sin embargo aun sabiendo esto, las autoridades, la junta electoral (Consejo Escolar) y la lista que se presentó legitimaron el resultado de la elección.

Para enfrentar la elitización y el ajuste en educación tenemos que organizarnos en forma independiente de estos garantes del ajuste. Para que se escuche la voz de los estudiantes, para que puedan decidir sobre sus cursadas, para que se terminen las restricciones que obligan a abandonar o retrasar sus estudios. Porque educar es un acto político, porque como futuros docentes la educación pública se defiende desde ahora.







Comentarios

DEJAR COMENTARIO