Sociedad

CRISIS ECONÓMICA Y HABITACIONAL

Bahía Blanca: Amenazas de desalojo, organización y solidaridad en la toma de Spurr

Dos días de amenazas policiales a cientos de personas que exigen una vivienda digna y que todavía no obtienen una respuesta del municipio a su reclamo. Solidaridad de vecinos y trabajadores, y la organización de las familias de las tomas garantizan por ahora la permanencia.

Miércoles 21 de agosto | Edición del día

Hoy a la mañana se vivieron momentos de tensión en el barrio Spurr ya que la policía amenazó con desalojar con topadoras los terrenos ocupados por alrededor de 100 familias. El Municipio dio como única respuesta al reclamo los intentos de desalojo de ayer y hoy con personal de la Policía Federal. Con organización y la solidaridad de sindicatos y vecinos que se acercaron a mostrar apoyo, la toma sigue en pie. La policía federal no tiene orden oficial para desalojar, pero el intendente Héctor Gay insiste con el intento de negar a miles de personas el derecho a un espacio para vivir.

Actualmente los vecinos se dividen el tiempo para permanecer dentro de los terrenos, algunos van a la mañana y otros de tarde. Hoy al mediodía se organizó una olla popular para mantener la temperatura del cuerpo ya que son días en que hace mucho frío.

Las tierras ocupadas eran frecuentemente utilizadas por la propia municipalidad como basurales no oficiales, como se ve en la imagen a continuación, pero los mismos vecinos se encargaron de ir limpiando a medida que se sumaban familias, por lo que no se entiende la negativa a permitirles construir una vivienda. En los terrenos todavía no existen construcciones, solo están medidos y divididos.

Las familias exigen que el municipio financie un plan de cuotas para poder comprar los terrenos. Muchas y muchos son jóvenes con criaturas, que se dividen entre la organización de la toma, su trabajo, y el cuidado de sus familias. Ya no pueden alquilar más, en muchos casos tuvieron que mudarse con sus hijos a la casa de sus padres nuevamente, y la suba de precios de los últimos días les complica aún más sostener sus condiciones de vida.

Te puede interesar: Toma de tierras en Spurr: pagar un alquiler o comer, la realidad de miles de familias en Bahía Blanca

En todo el país es un problema el elevado índice de personas en situación de calle. Hay miles de viviendas desocupadas con alquileres a los que cada vez menos trabajadores pueden acceder. A medida que avanza la crisis, se profundiza esta contradicción propia del capitalismo: cada vez más gente viviendo en la calle habiendo tantos espacios vacíos, destinados a los negocios de la especulación inmobiliaria.

Es necesario mostrar el máximo apoyo a las familias que reclaman una vivienda digna y resisten la avanzada del Estado para negarles sus derechos en el marco de la crisis que ya golpea sus condiciones de vida y las de sus familias.







Temas relacionados

Emergencia habitacional   /    Juventud precarizada   /    Crisis    /    Déficit Habitacional   /    Provincia de Buenos Aires   /    Bahía Blanca   /    Sociedad

Comentarios

DEJAR COMENTARIO