Política Chile

DD.HH / CAMBIO DE MANDO

Bachelet y la promesa incumplida a Carmen Gloria Quintana

Muchos esperaban que antes de dejar el gobierno, Michelle Bachelet cerrara finalmente el penal de Punta Peuco, promesa que realizó en el año 2015 a Carmen Gloria Quintana.

Lunes 12 de marzo

Corría el año 2015 y la sobreviviente del caso quemados, Carmen Gloria Quintana, daba a conocer la decisión tomada por la entonces primera mandataria: el cierre del penal Punta Peuco. En una entrevista a El Desconcierto, señalaba "Yo estuve conversando con la Presidenta Bachelet y ella me comunicó que Punta Peuco se va a cerrar en septiembre".

Lo cierto es que llegada la fecha la acción no se llevó a cabo pero el tema volvió a salir a flote en múltiples ocasiones. Fue así como en pleno debate electoral en una entrevista para CNN, Bachelet afirmaba que cumpliría con todas las promesas asumidas, esto en directa relación al cierre de Punta Peuco.

Sin embargo, el por entonces candidato Alejandro Guillier tenía diferencias respecto a la visión que poseía la mandataria sobre un eventual cierre del penal "Yo creo que no cambia nada. Es simbolismo", diferencias que también existían al interior de la coalición gobernante lo que llevaría a una exposición innecesaria del periodista por lo que el cierre quedaba aplazado para después de las elecciones.

¿"Frenesí legislativo" o gobernar hasta el último día?

Los últimos días del Gobierno de la Nueva Mayoría estuvieron marcados por lo que la oposición denominó como "frenesí legislativo", acusaciones que fueron respondidas desde Palacio bajo el lema "gobernar hasta el último día". En ese marco es que se puso suma urgencia al Proyecto de Ley de Identidad de Género, al de Nueva Constitución y sonó con fuerza la posibilidad del cerrar definitivamente Punta Peuco, a través de la firma de un decreto presidencial .

A horas del traspaso de mando las declaraciones cruzadas en relación al cierre del penal marcaron la pauta, fue así como el diputado comunista Hugo Gutiérrez salió a celebrar el cierre del recinto señalando en twitter que era “la guinda sobre el helado”, en tanto el polémico el ex ministro de justicia, Jaime Campos, se mostraba más cauto al sostener que él no había firmado nada. Fue finalmente la ahora ex vocera de gobierno, Paula Narváez, quien en la ceremonia de cambio de mando despejara todas las dudas con un rotundo “no se pudo", acusando problemas de carácter legal que habrían escapado del ámbito de acción de la presidencia.

Piñera cerró Cordillera y la Nueva Mayoría no pudo con Punta Peuco

Corría el año 2013 y las críticas que se hacían sentir desde las organizaciones de DD.HH por los privilegios de los internos del ahora ex penal Cordillera no cesaban, estas aumentaron tras el intento de realización de un acto de homenaje hacia el ex brigadier del ejército, golpista e integrante de la DINA, Miguel Krasnoff, el cual era organizado al interior del recinto. Tras estos acontecimientos Piñera se vio empujado a cerrar el recinto.

Misma decisión esperaban las organizaciones de DD.HH que asumiera la ex presidenta en relación a Punta Peuco, más aún después de las promesas hechas a Paula Gloria Quintana, sin embargo el no cierre del mismo no hacen más que evidenciar el carácter contradictorio que tuvo la coalición durante sus 4 años de Gobierno, período en el cual el espíritu "reformista" y "transformador" que buscaba dar respuestas a las demandas de la calle se vio truncado por franjas importantes de la otrora ex Concertación que buscaron reeditar la política de “los acuerdos” junto a sus socios de la derecha, política que por años les permitió mantener intacta y profundizar la obra neoliberal de la dictadura.

Lo cierto es que se inicia un nuevo período presidencial para Piñera, el más conservador que hayamos tenido tras la vuelta a la Democracia y su vocera de gobierno, Cecilia Pérez, cuidando la relación del nuevo gobierno con el mundo militar representado en José Antonio Kast, dio señales claras en relación a Punta Peuco "nunca ha estado en nuestra voluntad poner cierre al penal".

Con esto, la Nueva Mayoría en particular su ala izquierda: PS-PC (partidos profundamente golpeados por la dictadura) dejan escapar la oportunidad de hacer un poco de justicia poniendo fin a la cárcel cinco estrellas que alberga a asesinos, torturadores y violadores de los derechos humanos.







Comentarios

DEJAR COMENTARIO