Mundo Obrero

TUCUMÁN

BGH anunció el cierre definitivo de su planta en Tucumán

La firma se declaró inviable financieramente, aunque trascendió que mudara sus tareas a su planta en Buenos Aires. En las redes sociales cuestionaron duramente al intendente Jorge Noguera y a la UOM Tucumán.

Juan Lobo

@CanisLupus1917

Martes 27 de febrero | Edición del día

Tras 47 años de actividad ininterrumpida los directivos de BGH decretaron el cierre de la firma dejando en la calle a los 49 trabajadores que quedaban, ya sin tareas asignadas. Los despidos masivos y “retiros voluntarios” comenzaron en 2012. A fines del año pasado los rumores del cierre de la empresa en Tucumán ya sonaban cada vez más fuerte en los pasillos del establecimiento.

La planta tucumana abrió sus puertas en el año 1974 y llegó a emplear a casi 400 personas. BGH (Boris Garfunkel e Hijos) experimentó un crecimiento con el boom de la telefonía celular, pero ya bajo el gobierno kirchnerista comenzaron los despidos: en 2012 tenía 400 trabajadores; en 2015, 240 empleados; y ahora despidieron a los últimos 49 trabajadores.

Es la segunda planta que cierra el grupo empresario en poco más de un año: en diciembre de 2016 cerró el complejo de Positivo-BGH, localizado en Tierra del Fuego, dejando en la calle a más de 160 familias. Sólo están operativas las plantas BGH de Río Grande (Tierra del Fuego) y Buenos Aires. Aún figura en su página institucional la planta en Tucumán donde afirman que “tiene una capacidad de producción de más de 50.000 equipos celulares por mes”... tenía.

La planta en Las Talitas, Tucumán, era la primera recicladora de celulares y decodificadores de Latinoamérica. Autoridades de la empresa aducían una situación de crisis hace años, incluso se barajaron proyectos para que encamine sus actividades en convenio con la provincia orientándose a proyectos de energía solar e iluminación led, pero ninguno prosperó. Empresarios, autoridades provinciales y la UOM no levantaron un dedo para evitar este final anunciado. La fábrica era emblemática en la zona, al punto de que hay en Las Talitas un barrio que lleva su nombre.

La UOM, de brazos cruzados

La UOM apareció por TV con un discurso derrotista y centrado en “pelear” por las indemnizaciones en el marco de reuniones con la empresa en la Secretaría de Trabajo.

Esta instancia de conciliación sólo puso de manifiesto la confirmación de los empresarios de cerrar BGH y se pasó a un cuarto intermedio para el próximo lunes 3 de marzo. Marcelo Sosa –titular de la UOM y la CGT Tucumán- aseguró que la empresa pagará el 100% de las indemnizaciones y responsabilizó a las políticas del macrismo del cierre de la fábrica, omitiendo que los despidos arrancaron allá por 2012. Trascendió también que Sosa fue a Buenos Aires a "conversar" del tema con la dirección nacional de la UOM.

La voz de los trabajadores en las redes sociales

En las redes sociales familiares y ex- trabajadores cuestionaron duramente un post del intendente de Tafí Viejo, Javier Noguera, donde mostraba su “preocupación” por la situación de los trabajadores. Pronto le llovieron críticas tanto a él como a la UOM local que dejó pasar el proceso de despidos masivos durante 6 años sin llamar a una sola medida de lucha.

También se conoció, según el sitio BAE negocios, que BGH tiene planeado trasladar a Buenos Aires las actividades que realizaban en Tucumán.

Desde BGH plantearon que "se trata de una decisión compleja que la empresa tuvo que adoptar frente la imposibilidad de mantener la operación de reciclado de equipos, que resulta inviable económicamente". ¿Es inviable el negocio pero lo seguirán realizando en Buenos Aires?

Nuevamente queda de manifiesto que la defensa de la fuente de trabajo queda en manos de la organización de los trabajadores en forma independiente de los empresarios, los gobiernos (tanto de Cambiemos, como del PJ) y las direcciones sindicales que entregan las conquistas y los puestos de trabajo sin llamar a una sola medida de lucha.







Temas relacionados

Tucumán   /    Mundo Obrero

Comentarios

DEJAR COMENTARIO