BAHÍA BLANCA: Las brigadas celestes contra la ESI en escuelas y jardines

Desde hace unas semanas grupos mal denominados “pro vida” han estado repartiendo sus panfletos antiderechos en las salidas de escuelas y jardines de infantes

Daniela Rodriguez

Docente y delegada Suteba | Bahía Blanca

Sábado 27 de octubre de 2018 | Edición del día

A pocos días del 8A donde cientos de miles nos movilizamos por el derecho al aborto legal, seguro y gratuito en todo el país y miles en Bahía Blanca, la iglesia católica (operando con los senadores que votaron en contra de la IVE) y las iglesias evangélicas arremetieron nuevamente contra nuestros derechos más elementales.

Comenzaron a aparecer en las paredes, en las calles, en las plazas afiches con la consigna #ConMisHijosNoTeMetas acompañado de “Sí a la educación sexual, no a la ideología de género".

Los "celestes" que junto a legisladores esgrimían como argumento en contra de la legalización del aborto que debía implementarse la ley de educación sexual vuelven a demostrar que no les importa ni la vida de las mujeres que se arriesgan con la clandestinidad de los abortos ni los derechos de les niñes oponiéndose a que se brinde educación sexual en las escuelas.

Estas últimas semanas, en la ciudad, han estado repartiendo sus volantes en las salidas de escuelas y jardines de infantes intimidando a las familias que van a buscar a sus niñes a esas instituciones.

Una mamá de un jardín nos cuenta que, “no fue sólo ese jardín, sé que en el de San Juan y Alem también sucedió. Y en la 74. Realmente me parece una irresponsabilidad enorme, esa gente está yendo a desinformar con total impunidad. Y las familias recibían el folleto como si fuese una publicidad. Me parece terrible.”

Por su parte, una de las maestras comenta, “me sentí enojada en principio, me sentí triste, impotente, con ganas de salir corriendo a explicar lo que uno enseña en el nivel inicial como maestra, que uno no habla de sexo en absoluto. Uno habla de igualdad, uno habla de diversidad, de igualdad en la diversidad, de igualdad de oportunidades. Uno termina simplemente aprobando conductas, juegos que deberían ser normal desde la casa como el simple hecho de que un nene juegue con una muñeca, aceptando, explicando.”
“Estoy tranquila, -agrega la mamá del jardín- porque desde el jardín se hacen charlas sobre ESI abiertas, informativas. Y me parecen importantes y muy ricas. Siempre que hablé con dirección se mostraron muy abiertas.”

Finalmente, la maestra aludiendo a la necesidad de implementar la ESI, plantea “creo que la única manera es estar asesorados porque más conozca, sepa y pueda fundamentar sobre el tema para no equivocarnos y no dar una respuesta confusa porque la verdad que hoy en día hay mucha información, mucha falta de información y mucha falsedad en la información.”

LAICA Y PARA TODES

Lo cierto es que la ley 26.150 de Educación sexual integral fue promulgada hace 12 años pero este año, el 7 de septiembre un plenario de Comisiones del Congreso realizó un dictamen para modificarla que determina el carácter "laico" de los contenidos educativos referidos a la ESI, ya sea que se brinden en instituciones de gestión estatal como de gestión privada. También, establece que la ley será de “de orden público”, de esta forma si se aprueba deberá aplicarse de forma obligatoria en todas las jurisdicciones.

Además se propone la eliminación del controvertido artículo 5 que hoy permite que los establecimientos educativos adapten la educación sexual al “ideario institucional y a las convicciones de sus miembros”.

Sin embargo, María Eugenia Vidal está dispuesta a seguir obstaculizando el ejercicio de los derechos, no solo de las mujeres sino de las niñas y niños que debieran recibir educación sexual en los colegios. Uno de los puntos de partida de este bloqueo está dado, justamente, por el fuerte lobby que están haciendo los dos cultos mayoritarios de nuestro país: la iglesia católica y las iglesias evangélicas.

A la feroz campaña de #ConMisHijosNoTeMetas la refuerza las amenazas de las jerarquías de las iglesias que plantean dejar de “contener” y destinar dinero para los sectores más vulnerables. Una contención más que necesaria en tiempos de crisis económica, inflación, ajuste y acuerdo mediante con el FMI.

Más allá de los argumentos previos al 8 A, la aplicación efectiva de la ESI no es un reclamo propio de estos sectores. La realidad es que es una demanda concreta y reclamada por el movimiento de mujeres y las y los docentes. Además, hoy, luego de la experiencia del 8 A, esta demanda debe ir con la firme exigencia de la separación de la Iglesia del Estado. Campaña cada vez más tomada por las jóvenes que fueron protagonistas de la marea verde, que llenó las calles a lo largo del debate en el Congreso por la legalización del aborto.

LAS CENTRALES SINDICALES SOLO CONVOCAN A “REZAR”

La CGT en un guiño tanto al Vaticano como a las cúpulas evangélicas presentó un libro que festeja la desaprobación de la legalización del aborto: Pasión y Vida. La caída de la Ley de Aborto en la Argentina, pero además convocaron a movilizar y rezar a la Basílica de Luján en vez de poner toda la fuerza de las y los trabajadores el pasado miércoles para frenar la aprobación del presupuesto de miseria acorde a los intereses del FMI. Un presupuesto que implica un deterioro y ajuste directo sobre la salud, la educación pública y, sobre todo, sobre la vida de las mujeres y la diversidad sexual.

Te puede interesar: ¿Presupuesto de género?: ajuste contra las mujeres y números que no cierran

Por su parte, los celestes llaman a marchar contra "la ideología de género" este 28 de octubre en todo el país.

Desde la Agrupación Marrón sostenemos que la lucha es ahora y confiamos en nuestras fuerzas. Por eso sabemos que necesitamos continuar con más fuerza que nunca la pelea por el derecho al aborto legal, seguro y gratuito, por una real implementación de la ESI y por la separación de la Iglesia del Estado para frenar la avanzada reaccionaria. En este sentido sostenemos que desde el Suteba se tienen que impulsar todas las acciones necesarias para que la ESI se implemente libremente en todas las escuelas. También, rechazamos la injerencia e incorporación de la Iglesia como agente negociador en nuestras paritarias, impulsada por el FUD (Frente de unidad gremial) porque más allá de que respetamos las creencias personales de cada persona, la Iglesia es una institución reaccionaria que atenta contra la laicicidad de la Educación y contra todos los derechos de las mujeres, la diversidad sexual, les estudiantes y docentes.







Comentarios

DEJAR COMENTARIO