Política Estado Español

Estado Español

CATALUNYA

Aznar, González y Zapatero: paladines de un régimen en apuros

Los tres expresidentes han hecho de coro de acompañamiento a las declaraciones de Mariano Rajoy en contra del referéndum catalán. El mismo día el tribunal constitucional anula partidas de los presupuestos catalanes de forma “preventiva”.

Federico Grom

Barcelona

Miércoles 5 de julio | Edición del día

Foto: EFE / Zipi

José María Aznar, Felipe Gonzales y José Luis Rodríguez Zapatero han hecho de coro de acompañamiento a las declaraciones de Mariano Rajoy en relación al referéndum catalán: "Los delirios autoritarios y frentistas no podrán vencer a la serenidad y al equilibrio de nuestro Estado democrático". Ha sido en el foro “40 años de democracia” organizado por Vocento.

Los tres ex presidentes han aprovechado este acto organizado por el grupo multimedia de información responsable del conservador ABC y asociado a la COPE para oponerse al principal movimiento democrático hoy, -tanto por extensión como por persistencia en el Estado- y se ha jaleado para que el gobierno aplique el artículo 155 de la constitución, interviniendo de este modo la autonomía.

Así cierra filas el régimen, con los tres ex presidentes vivos desde la transición del franquismo a esta democracia para ricos, alertando contra el “autoritarismo” del proceso catalán. Todos ellos han señalado que la consulta o referéndum en Catalunya sobre su relación con el Estado español y la creación de un Estado independiente como la mayor amenaza a la que se enfrentan España y el Ejecutivo que preside Mariano Rajoy.

Ayer miércoles, el mismo día que se realizaba este acto, se conocía la noticia de que el Tribunal Constitucional había anulado por unanimidad y de forma “preventiva” las partidas destinadas a la financiación de “procesos electorales, consultas populares y participación ciudadana” contempladas en los presupuestos catalanes como había pedido en un recurso el Gobierno.

Los dos socialistas y el popular son tres de los dinosaurios de la política “española”, que garantizaron la impunidad de los criminales franquistas, dirigieron los GAL y la guerra sucia, la reconversión industrial y el paro de masas, nos llevaron a la guerra de Irak, le impusieron a los trabajadores y los pueblos del Estado asumir los costes de las crisis mientras salvaban a los bancos. Los mismos que representan fielmente a esa casta política que vive vidas alejadas de las necesidades de los trabajadores y las mayorías y gobiernan para los intereses de unos pocos ¿Y estos son los que nos alertan ahora de lo “autoritario” que sería votar algo que no sea a sus partidos cada 4 años? ¿Que nos hablan de lo peligroso que puede ser hacer un Referéndum en Catalunya?

"Hay una incitación clara a la sedición. Y eso está tipificado [en el Código Penal] N. del E.", subrayó González. "No se puede aceptar que las leyes sean vulneradas sin consecuencia" ha señalado Aznar. Sin embargo, hay que recordarle a Aznar que los proyectos “autoritarios” se sirven de las “leyes” para aplastar derechos, como es en el caso del Estado español con Catalunya.

La ley y la justicia en una sociedad basada en un sistema de clases desigual, rara vez coinciden con lo que uno podría llamar “justo”. Se podrían dar cientos de ejemplos, pero solo por nombrar el más reciente está la escandalosa petición de la Fiscalía de la Audiencia Nacional de un total de 375 años de condena para los ocho procesados por delitos de terrorismo por las supuestas agresiones a dos guardias civiles y sus parejas en un bar de la localidad navarra de Alsasua, la madrugada del 15 de octubre de 2016.

Un caso más de una larga lista-y sabemos que no será el último- del uso de las leyes antiterroristas contra la juventud y los luchadores sociales.

Nos quieren hacer creer que no hay nada más allá del “con Franco esto no pasaba” de algunos nostálgicos y esta democracia para ricos tutelada por una monarquía, que niega los derechos de autodeterminación a los pueblos dentro de sus fronteras y que algunos quieren presentarnos como una conquista.

Incluso desde Bruselas, diversas fuentes se suman a la campaña contra el referéndum, señalando que “el procés” “no favorece” la candidatura de Barcelona para la Agencia del Medicamento, una institución europea que quedó sin sede después de abandonar Londres luego del “brexit”.

A pesar de que nadie quiere habar públicamente de Catalunya ya que lo consideran “un asunto interno de España”, cuando los líderes Europeos se pronuncian lo hacen indudablemente en la línea de las declaraciones del presidente Francés Emmanuel Macron: “Solo tengo un interlocutor, que es España”.

"No habrá choque de trenes", enfatizó por su parte Puigdemont. "Uno quedará en vía muerta", aseguró el President en un acto en el Teatro Nacional de Cataluña ante unas 800 personas, entre las que estuvieron presentes en primera fila algunos miembros de la CUP como Anna Gabriel y Gabriela Serra a las cuales el diputado de Junts pel Sí, Lluís Llach, agradeció el papel de la izquierda independentista de la que ha dicho que sin ellos "el camino hubiera sido imposible".

Como si el camino estuviese ya andado. Aunque está por verse a dónde lleva ese camino. El de la movilización anual y controlada y el del frente nacional de colaboración de clases. Aunque sin la movilización y la organización de la inmensa mayoría del pueblo catalán junto a los trabajadores, todo apunta a que lo que quedará en la vía muerta será el anhelo de los catalanes de decidir su futuro de forma efectiva por más Ley de transitoriedad con la que se cuente.

Sin esta fuerza, no se podrán enfrentar los ataques del régimen comandados por la derecha del PP y la “izquierda” del PSOE hacia el elemental derecho de autodeterminación.

Que las fuerzas de izquierdas como Podemos e Izquierda Unida no reconozcan que el derecho de autodeterminación de los pueblos es siempre unilateral con el Estado opresor y tomen una posición “neutral” frente al referéndum, no va a favor de esta perspectiva.

Como mínimo para todo demócrata serio y consecuente es un deber defender el derecho y la libertad de los catalanes a decidir sobre su futuro, independientemente de la opción por la que se incline. Y aunque este no sea el referéndum por el que pelearíamos, estamos dispuestos y llamamos a defenderlo en las calles frente a este régimen antiobrero, reaccionario y profundamente antidemocrático.






Temas relacionados

José Luis Rodríguez Zapatero   /    Carles Puigdemont   /    José María Aznar   /    Política Estado Español   /    Felipe González   /    Referendum en Catalunya   /    Catalunya   /    Mariano Rajoy   /    Internacional

Comentarios

DEJAR COMENTARIO