Mundo Obrero México

MUJER TRABAJADORA

Azafatas: malas condiciones laborales y machismo

Existen múltiples denuncias de las condiciones laborales y las obligaciones que tienen las azafatas en cuanto a su imagen, para acceder y mantener su empleo en las aerolíneas.

Joss Espinosa

@Joss_font

Jueves 10 de agosto | 19:46

La reciente denuncia de una azafata por un caso de violencia hizo eco en las redes sociales, pero las condiciones laborales y los estándares sexistas impuestos en las azafatas son mucho más profundas.

En abril de este año se dio a conocer un caso en el que las azafatas de American Airlines reclamaban que los nuevos uniformes que eran impuestos, les causaban daños a la salud, como urticaria, migrañas y otros malestares, a lo que la empresa contestó que los uniformes eran los correctos.

En la aerolínea irlandesa Ryanair, obligaba a las azafatas a pagar el curso y los uniformes, así como el hospedaje.

En Venezuela, las azafatas renunciaron masivamente bajo la denuncia del recorte en sus derechos laborales. El acoso laboral, los despidos indirectos y la reducción salarial fueron algunas de sus demandas.

Estos son sólo algunos ejemplos de las condiciones que tienen las azafatas, pero que se replican en distintas aerolíneas en todo el mundo. Aunado a esta situación, existe a quienes se les paga únicamente las horas efectivas de vuelo, y el trabajo que realizan al acompañar a los pasajeros en el ascenso y descenso de los vuelos, así como el trabajo de limpieza, son horas que no les son remuneradas.

Esto sin contar que muchas veces, las azafatas tienen que presentar test de embarazo negativos para su contratación, y quedar embarazadas o casarse puede ser motivo de despido.

Sexismo y cosificación del cuerpo de la mujer

Aunque existen reclamos por los estándares de talla, peso y edad, estos siguen operando en la contratación de las azafatas.

Uno de los casos se presentó cuando la aerolínea India GoAir justificó no contratar azafatas con sobrepeso para “ahorrar dinero en combustible”.

Recientemente Aeroflot, aerolínea rusa, impuso peores condiciones laborales a azafatas con sobrepeso, o mayores de 40 años, rebajando salarios, poniéndoles vuelos en horas imprevistas y dejándoles vuelos de pocas horas para así pagarles menos. Y también se argumenta que las azafatas con mejores tallas y aspecto se les promovía, pues los pasajeros querían ver a mujeres “de buen aspecto” en los vuelos.

Estas son condiciones que no son exclusivas a estas aerolíneas. Las azafatas además son obligadas a tener uniformes con minifaldas sin importar el clima, usar tacones que en muchas de las ocasiones traen problemas de salud a las azafatas, maquillarse e incluso retocarse durante el vuelo, para tener un buen aspecto ante los pasajeros.

Muchas de las azafatas son usadas para dar “una buena imagen” de las empresas en las que laboran, como lo hace en la publicidad en general, vídeos musicales etc. La cosificación del cuerpo de las mujeres, naturaliza la violencia que viven las mujeres trabajadoras en este sector.

Esto promueve, que la mujer sea utilizada únicamente como un objeto utilizado para la venta de productos, cosificando nuestros cuerpos e imponiendo estándares de cómo es que debe lucir una mujer.






Temas relacionados

mujer trabajadora   /   Mundo Obrero México   /   Acoso laboral   /   Mujeres

Comentarios

DEJAR COMENTARIO